domingo, 4 de julio de 2021

ANTE UN DESIERTO (Atacama)

 

                                           Foto de C.C.G. 



                                      El Desierto Pintado


Ante mí, tal como se me ve en la foto, se abre un paisaje inusual como lo es un desierto, es decir una especie de nada ocre cubierta de azul celeste. Resumiendo: cielo, tierra y mucho sol. 


Nos hemos levantado a oscuras y hemos salido cuando aún no clareaba el día. Abrigados lo inimaginable en pleno verano austral salimos hacia lo desconocido.


Hemos visto las fumatas saliendo del suelo por algunos sitios y por otros, agua a borbotones por todos los orificios posibles, ni que decir tiene que era un líquido insalubre del todo.

 

Lo cual indica que hemos ido pasando de un frío pelón a este calor agobiante que ahora me embarga, en una especie de solución de continuidad bastante rápida.

 

Aunque la visión no invita a una buena acogida pues una sombra sería muy de agradecer y sentarte sobre una piedra no tendría que ser como sentirse un trozo de carne asada a la pizarra, te adentras en el lugar confiando en el guía. 


Pero a pesar de ello el entorno tiene un no sé qué subyugante, algo que atrapa, aunque parezca que todo el rato tengamos a nuestro alrededor el mismo paisaje, no es así. Está lleno de matices.

 

Y eso que no hemos tenido la suerte de poder ver ese fenómeno que ocurre cada cierto tiempo, diría que años, cuando las condiciones climatológicas de humedad y temperatura lo propician. Entonces surgen esas explanadas llenas de florecillas rosas que, por lo inusual llenan de satisfacción a los elegidos visitantes que pueden disfrutar de tal maravilla en directo.

 

Digamos que no hemos tenido esa oportunidad, lo cual no resta importancia y calidad a la exploración que teníamos en curso. 


Pues quién más quién menos, ante un paisaje así se siente protagonista de un documental del National o de una novela 

de Julio Verne, por lo tanto, un explorador y no un viajero, menos aún un turista.

 

De todas formas ahora no me molestarían muchas salpicaduras, de una buena ducha por el suelo, en eso no me importaría ser un simple turista. 


Recordado mientras me horneo al calor de un verano mediterráneo.


 

Barcelona, cuatro de julio 2021 

78 comentarios:

  1. También en los desiertos florece la vida.

    Besos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ínfima que parezca, vida hay en todas partes, ya sea en simas oceanográficas o en desiertos imposibles.

      Un abrazo con besos.

      Eliminar
  2. Una imagen que como bien dices está llena de matices no solo de tierra, cielo y sol, hay vida bajo ese calor axfisiante animalillos que apenas se ven y hierbas que crecen sin lugar a duda bajo ese calor infernal. Muy bueno tu reportaje y no solo eres un turista eres un explorador. Un abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un grato recuerdo de la experiencia de visitar un lugar tan inhóspito. Muchas gracias Campirela.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué envidia, como me gustaría un paseo por esos andurriales!! Se ve que lo has disfrutado y me alegro.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un esfuerzo pero vale la pena pasar alguna incomodidad para poder verlo. Pero luego nos volvemos a nuestra alegre comodidad.
      Pero ver los restos de los asentamientos mineros abandonados o pequeñas construcciones que aún duran, mientras se las va comiendo el desierto, te hace pensar lo duro que tenía que ser estar ahí trabajando.
      Muchos besitos.

      Eliminar
  4. La música acompaña con sus compases cansinos el paisaje que te rodea, despojado pero atractivo en sus matices, gracias por compartir tus sensaciones, Alfred, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la música que me ha parecido más oportuna para subrayar la dureza de este desierto.
      Gracias a ti maría cristina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Jo he pensat en veure la foto, aquest noi se n'ha anat a Mart. I no, amb aquesta xafogor que fa, se'n va a un desert!. Quin coratge que tens!. I penso jo, no seria més fàcil que (sent un lloc turístic) posessin unes quantes carpes de tant en tant o és això precisament el que ho fa més atractiu, passar calor i més calor fins a dir prou?.
    Sigui com sigui, a tu t'ha agradat i jo n'estic contenta de que sigui així i ens ho expliquis.

    Aferradetes refrescants, Alfred. 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no m'he anat a Mart. Tampoc és una cosa actual, és el record d'una grata experiència no molt llunyana en el temps i menys al meu cap.

      Merci per les aferradetes refrescants.
      Petonets!!!

      Eliminar
  6. No he estado en ningún desierto.
    Este dicen que es el más seco del mundo... yo necesito todo lo contario, necesito agua hasta en los sueños.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una experiencia muy especial.
      Aquí una gota es un milagro y como tal la su naturaleza lo agradece.

      saludos.

      Eliminar
  7. Recuerdo que cuando estuve en Túnez nos llevaron a lo que el guía denominó "un paisaje lunar" pensando que íbamos a alucinar. Los que conocíamos Los Monegros no alucinamos nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para paisaje lunar, paseate por Almería, alucinarás pepinillos en colores ;)
      Los Monegros los recuerdo de cuando era paso obligado con parada y fonda en el Hostal del Ciervo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un paisaje abrasador, pero como bien dices, hay que mirar bien para disfrutar de los matices. Disfruta, Alfred.

    Mil besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una bofetada de una especie de apertura de un horno cuando aún tienes la espada fría de haber salido de la nevera.
      Fue disfrutado y ahora lo recuerdo emocionado.

      Mil besos y feliz semana.

      Eliminar
  9. Impresionante! La imagen puede provocar una especie de maravillada desolación. Inmensidad!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una foto civilizada, sale una carretera pedregosa y polvorienta, pero una carretera al fin y al cabo. Lo cual implica comunicación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Disfruta del paisaje y de la amplitud del horizonte. Del calor mejor no pensarlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calor lo olvidas, el paisaje lo disfrutas al verlo y al recordarlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. "Aunque parezca que todo el rato tengamos a nuestro alrededor el mismo paisaje, no es así. Está lleno de matices..." Nítido, certero... Esa clase de paisajes suelen ser como esponjas que absorben las sensaciones y visiones que en nosotros provocan. En otras palabras, los desiertos son inspiradores. En ellos ponemos bastante de nosotros.

    Abrazo agradecido, Alfred. Me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te obligan a poner algo de ti, buscar en esa especie de nada existencial que es nuestra vacía mente, obligada a suplir las carencias visuales con experiencias propias o ajenas, en las que encuadrar lo visto.
      Gracias a ti, siempre grata tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Lo disfrutaste, admiraste la belleza que tiene un desierto... Saludos amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo disfruté en su momento y lo disfruto cada vez que lo recuerdo.
      Saludos amiga Sandra.

      Eliminar
  13. Paisajes de ensueño, o de pesadilla. Muy bien eso de recordar.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí pudiera ser una pesadilla, en caso de estar perdido ahí, pero por suerte para mí, es un bello recuerdo.

      Un beso.

      Eliminar
  14. Aunque la mayor superficie de este desierto es Chileno, una pequeña parte cubre también Perú y también he pasado por el.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pudiera ser antes de la Guerra del Pacífico, pero tras ganarla Chile, Bolivia perdió su salida al mar y Perú también perdió territorio. Ahora Atacama es plenamente chileno, en Bolivia existe el salar de Uyuni pero es otra zona geográfica.

      Saludos.

      Eliminar
  15. Un desierto también tiene sus matices de belleza, simplemente tenemos que descubrirlos.
    Un abrazo y buena semana Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza está en todo cuanto nos rodea, es cuestión de observarla.
      Un abrazo y feliz semana Juan.

      Eliminar
  16. Esa carretera le da un cierto tinte a "civilización".

    Y por otro lado reconozco que estar metido entre arena por todos los lados, en su mejor acepción, debe ser una experiencia interesante.

    Y sin llegar a la figura del explorador Livingstone, tu imagen la asemeja... :))))))

    Abrazos Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de conexión con el mundo, por eso pude estar allí.
      Bueno es una broma fotográfica ;))))
      Abrazos Ernesto.

      Eliminar
  17. La belleza la encontramos en cualquier paisaje, en la selva, en el desierto, en el asfalto, en la basura ...... porque en realidad la belleza está en nuestra cabaza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo, la belleza nos rodea por más sitios de lo que nos pensamos.

      Eliminar
  18. Aunque desolador sea el paisaje la experiencia de verlo y recorrerlo es un maravilloso regalo natural. No lo conozco, pero por aquí tenemos uno pequeñito que se llama es "Infiernito", muy similar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de suponer que más o menos famosos y más o menos conocidos por ello, hay lugares de similares características por todo el planeta. Aunque de este se dice que tiene el índice más elevado de sequía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Hola Alfred!
    A mi modo de ver, un desierto es sinónimo de desastre natural. Ausencia de vida, animal y vegetal. Puede ser bonito por unos momentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Un desierto puede ser un desastre ecológico, pero esa nada te llega a causar una extraña sensación de vacío existencial y entonces lo llenas con tus experiencias personales. Es como un importante lío en la cabeza. Una especie de borrachera, es un lugar inhóspito pero a la vez te acoge.

      Eliminar
  20. Un paisaje desnudo... que mira, que refleja...

    Besos

    ResponderEliminar
  21. So nice photo of you and the travel trough the desert

    Beautiful music as well.I like it very much.Thank you for sharing!

    ResponderEliminar
  22. Una experiencia para no olvidar.
    Tiene que ser impresionante.
    Te deseo un feliz verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que lo fue, de ahí mi post actual ;)
      Impresiona e invita por ello a la reflexión.
      Igualmente Amalia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Por lo que cuentas fue una experiencia para no olvidar y te lo creo, ese lugar no se olvida.
    Un abrazo Alfred
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Puri, una experiencia inolvidable ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Hola Alfred!!
    Que bueno que pudiste hacer ese viaje, antes de la pandemia, un lugar impresionante, como es Atacama, me imagino el espectáculo de estrellas por las noches, que es mas dificil de capturar en fotos, pero quedan guardados en la memoria.
    Gracias por compartir
    esa belleza.

    Un abrazo muy fuerte
    !!




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gra!!!
      La verdad es que lo hice hace unos pocos años y, fue tan admirable que aun conservo muchas sensaciones en la cabeza del mismo. Vimos un amanecer y una puesta de sol, pura maravilla sin lluvia.
      Gracias a ti por venir a leerlo.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  25. Imagino que a pesar del calor y la desolación visual habrá merecido la pena el madrugón, el calor y el desierto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que vale la pena, hay un cambio de sensaciones térmicas importante, pero ver despertar y adormecer ese lugar es increíble.

      Un saludo.

      Eliminar
  26. Nunca he ido a uno y debe ser impresionamte... quiza no sería buena describiendolo como tu eres de bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo recomiendo, es un espectáculo increíble, digno de admirar.
      Lo harías estupendamente.

      Eliminar
  27. Un paisaje para verlo en fotografía o en documentales, pero es que yo necesito verde, mucho verde, agua en horizontal y en vertical.
    Con los desiertos me pasa algo parecido a lo que me pasa con lugares donde solo hay nieve (cada vez que cojo el teleférico en Fuente Dé y accedo al Macizo Central de los Picos de Europa) y empiezo a caminar sobre ella, siento una sensación de mareo de una infinita nada.

    Aunque creo que al menos una vez hay que visitar uno. Pero yo prefiero perderme por otros andurriales con más verdor ;)

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay que verlo y pisarlo para sentir lo que representa estar ahí.
      Ningún documental te lo transmite, como tampoco esa sensación de ir abriendo camino sobre la nieve, sin mareos. ;)
      Pertenecemos a zonas geográficas con agua y por tanto verdor, tú más, por eso se hace tan sorpresivo descubrir otro tipo de geografía.
      Me parece que tú no te pierdes en ningún andurrial.

      Besines.

      Eliminar
    2. Sí que me pierdo lo que pasa que me encuentro rápido, no puedo vivir sin mi :)))

      +Besines

      Eliminar
    3. Entonces es que te reencuentras muy rápidamente pues una alta vida esperas. ;))))

      +Besines.

      Eliminar
  28. Si me pierdo, que no me busquen por esos lares. Prefiero hacerles una visita virtual desde casa, viendo un documental, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cuando estás de visita es una cosa y sufrirlo a diario tiene que ser algo muy distinto. Pero de momento me siento muy satisfecho de haberlo podido pisar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Que interesante mi querido Alfred,
    una experiencia imborrable y por
    segunda vez, te felicito.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante y sugerente ;)
      Aún recuerdo la visita con toda su plenitud.
      Muchas gracias Siby.
      Dulces besos.

      Eliminar
  30. la fotografía es muy bonita y me dan ganas de caminar por este camino, me gustan mucho los lugares desiertos, los caminos desiertos, transmiten fuerza y ​​al mismo tiempo una sensación de paz. un abrazo, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ulisses. Son caminos que llaman a ser recorridos, el desierto tiene un poder de seducción, difícil de explicar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  31. Lo entiendo. Entiendo esa admiración ante el vacío y los colores del desierto. A mí me ocurre algo similar cuando viajo por el desierto de Tabernas, cuando viajo hacia Cabo de Gata. Es un paisaje tan sublime, tan fantástico, que nunca podría cansarme de él.
    Hermosa descripción de tu viaje. Una experiencia única.
    Saludos y buen viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito y fantasmagórico lugar. Lo recuerdo de hace muchos más años que éste recordado aquí. En Almería tienes visiones de carácter casi lunar.
      Un saludo y feliz finde.

      Eliminar
  32. sin duda el desieto tiene algo atrayente. se escuchan cosas que apenas te alcanza la vista a ver. cosa que ni por asomo, pensariamos escuchar desde tan lejos los que somos de ciudad. y cuando escuchas el silencia, te das cuenta de lo lejos que estas de todo.
    me ha gustado tu empatia con los que habian trabajado en él cuando los trabajos eran mas penosos, y me habria gustado ver com reconquistaba construcciones abandonadas
    saludos alfred.
    creia que ya lo habia comentado. leido seguro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su silencio te atrapa. Para los que somos urbanitas con escarceos por zonas rurales, es una sorpresa total.
      Cuando ves pequeños campamentos de explotaciones mineras abandonadas, elementos de maquinaria comidos por el óxido y demás vestigios de intentos de sacar algo de provecho, ves el sacrificio que han tenido que hacer los que lo intentaron.
      Saludos Gabiliante.
      Se te agradece el comentario.

      Eliminar
  33. Interesante recorrido por tus letras y por el desierto donde llueven las estrellas.
    Saludos desde Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desierto me ha permitido poder expresar algo de lo visto con esas modestas letras.
      Saludos desde Barcelona.

      Eliminar
  34. Hay que saber dsfrutar los matices de un lugar que parece siempre igual para guardarlo en memoria. Impresiona esa llanura.
    Buen fin de semana Alfred. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Hola Laura M. Lo parece pero no lo es en absoluto, cada mirada es diferente.
    Feliz finde.
    Gracias, igualmente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Adoro el agua
    poco
    puedo hablar de un desierto
    Linda la foto me da sed...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los que estamos en climas más apacibles el agua lo es todo, pero ahí es un milagro.
      Gracias Mucha.

      Eliminar
  37. Has dado con la palabra acertada: SUBYUGANTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Alí!
      Muchas gracias, creo que era la más adecuada ;)

      Eliminar
  38. Alfred, aquí en Colombia, cercano a donde vivo está el gran Cañón del Chicamocha, en cuyo lecho se desgrana el río del mismo nombre. Paraje desértico. Sólo se da el espino y las cabras, aun que hay especies endémicas. Pasearse por su topografía cercana o lejana a los pueblos, es una aventura, tan especial como la que dejas ver en tu texto, con expectativa de avezada aventura, que nos dejas siempre ver en tus entradas épicas. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lugares en los que el hombre tiene difícil su supervivencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  39. Debió de ser alucinante. Yo necesito agua, pero reconozco que es una experiencia.
    Un abrazo, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, aun me dura la sorpresa. ;)
      Una experiencia inolvidable.
      Un abrazo Carmela.

      Eliminar