sábado, 25 de septiembre de 2021

SEPTIEMBRE, 26

 

Foto del autor 



                                 Voz: Victoria de los Ángeles 

Pie JesuFaurè Requiem 


 

26, Septiembre - 2014 

 

Aniversario de una muerte 

 sin anunciar, imprevisible, 

por ello aún más triste si cabe. 

 

Acababa otro verano más, 

regresaba el plácido otoño, 

 pero con ese se fue tu vida.  

 

Girasoles iluminados  

contemplaron tus pasos, 

 sin saber que eran los últimos. 

 

Vinieron grandes lluvias 

 para llevarse las huellas 

 de abrazos, besos, caricias. 

 

Los paseos se volvieron  

de andares solitarios 

sobre charcos lacrimosos. 

 

La muerte asépticamente, 

cortó con su fino estilete,  

ligaduras que parecían eternas. 

 

Momentos de reflexión, 

encuentros con el horizonte, 

aguas de mar en tu sepultura. 

 

Tiempo de despedida,  

con aprendizaje incluido, 

de otra forma de entenderse. 

 

Nos llega un nuevo otoño, 

en el que recordar tu partida, 

a ti que te vistió una primavera. 


Dicen que la vida continua, 

los buenos recuerdos perduran. 

Así también lo creo. 

 

 

Barcelona, 26 septiembre 2021 

 

 

 


sábado, 18 de septiembre de 2021

BAJO PALMERAS

 


Foto del autor 


Le vals à mille temps
 

Las palmeras se siguen cimbreando al albur del viento, los murmullos de las conversaciones se elevan hacia ellas, siguiendo luego hacia el exterior en busca de un cielo que las entienda.


Nadie es consciente que el silencio es un bien escaso y además necesario cuando lo que se dice carece del interés necesario para ser reproducido, aunque de ello igual surja un proyecto digno de obtener una subvención de la ventanilla de la cosa de la cultura, por poner un ejemplo.

 

Aunque quizás de los mil retazos de dichas conversaciones, se pueda hacer una buena colcha de esas tan coloridas que abriguen bien en el frío páramo de las coartadas ideológicas, esas en las que se escudan los monaguillos con aficiones cardenalicias en la cosa pública a cargo del erario ídem.

 

Ver esos cachorrillos apuntando maneras, hiela el corazón de cualquier hiena que se precie. Se les va la mirada arrebolada cuando asoma uno de los popes que pontifica desde las ondas en las diversas tertulias en las que se encuentran los que están al corriente de todas las verdades, las auténticas y las creadas exprofeso para justificarse. No digamos cuando la visita es la de uno de esos seres llamados políticos que da igual su subespecie, que levitan sin mancharse nunca de barro. Sin tener que justificar nada de lo que hacen, simplemente pontificar con vehemencia estudiada sin dejar alternativa para la respuesta, que no escuchan.

 

Un personal variopinto admirado por la fauna del lugar, en la que igual te encuentras unos jubilados haciendo su partida de cartas, grupos de jóvenes apuntados a la escuela de escritores en todas sus variantes, desarrollando miles de argumentos a cual, más brillante y divertido, algún viejo despistado esperando el impacto de una musa poeta,  como incluso un alto cargo comiendo camuflado tras un seto, intentando evitar ser reconocido ante la última pifia de su departamento, en la enésima crisis entre los socios que se han repartido el mando de la ciudad.

 

Mientras observo, se produce un acto de justicia social, un débil gorrión arrebata, en un acto de osadía con demostración de oportunidad y alta calidad de reflejos, un considerable trozo de pan sobrante de algún menú, que intentaba comerse una paloma grandullona y prepotente. Por suerte no hay gaviotas a la vista. Los peces rojos siguen a lo suyo.


 

 

Barcelona, 18 septiembre 2021