lunes, 21 de septiembre de 2020

CALMA FICTICIA

 

Foto gentileza de M.P. G. C.



                            Una canción clásica



Calma Ficticia


 

Un mar tranquilo de septiembre se muestra seductor ante nuestra vista.


Nos recuerda que también se puede estar en calma antes de las tormentas.

 

La mayoría de veces éstas se suceden en nosotros mismos. Es cuestión de querer atizarlas convenientemente.

 

  • Está linda la mar y los peces nos saludan. 

  • ¿Qué te pasa? 

  • ¿Por qué lo dices? 

  • No tienes otra cursilada a mano. 

  • ¡Sí! 

  • Cuando me acompañas, te siento un tiburón satisfecho. 

  • ¡Dios! Sí tienes. 

  • ¡Pues claro!

  •  

El mar todavía está plácido, el sol empieza a asomarse y todo el mundo (tres palistas y una fotógrafa) lo contempla con veneración.

  

Al menos el silencio reinante así lo hace entrever.

 

El murmullo del mar no rompe, sino que subraya la importancia del momento.

 

  • Hace tiempo que quería decirte que lo nuestro no va a ninguna parte. Lo jodido es que deseaba hacer ese viaje juntos.

  •  

  • Por mí no hay ningún problema, pero cuando lleguemos: ¿Qué hacemos? 

  • Improvisamos. 

  • ¿Sobre la marcha? 

  • ¡Sí!  ¡Eso! 

  • Ok. ¡Vayamos pues! 


Las palmeras sonríen por lo bajini a lo lejos. Algún pez  se   atreve a saltar fuera del agua, en una breve burla al     pescador inquieto.

 

 El sol sigue su ascenso y alguna nube se queda   contemplando la escena junto al personal.

 

 

 Barcelona, 21 septiembre 2020 

76 comentarios:

  1. Es la calma que precede al desastre. Se avecinan malos tiempos, pero disfrutemos el momento.
    La foto es preciosa. Felicidades a su autor/a
    Un abrazo, Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se avecinan tiempos difíciles, pero ello no es el tema que me ocupa aquí.
      Como bien digo es mérito de una autora.
      Un abrazo Rita.

      Eliminar
  2. La evolución es una lucha constante, la calma no existe, hasta debajo del mar la lucha por sobrevivir es a muerte. Y no hay grandes ni chicos, miremos como un bicho microscópico nos está matando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, los momentos de calma aparente, son descansos robados a la lucha constante por mantenerse vivos.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. También puede estar el mar en calma. Es cierto. El mar es dual. En calma a veces, y otras en tempestad. Agitado. Y de todas las maneras es bello.

    Un placer leerte. Y como siempre, foto preciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar es calma y tormenta, como todo en este planeta. Siempre bello.
      Muy agradecido.

      Besos.

      Eliminar
  4. Cuando se sabe que no se va a ninguna parte ¿para qué ir?
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ese mar en calma que esconde a veces su potencia, me encanta la foto del sol que parece mecido por las olas para sumergirse en ellas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese mar que nos invita al paseo, a introducirnos en él, pero que puede revolverse en cualquier momento.
      En este caso empieza a asomarse ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. El mar hoy te inspiraba a ti, como a mí. Pues oye, el pescador paciente, de charla con los peces, qué mejor manera de atardecer, ¿no?

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar es fuente de inspiración eterna.
      Un brillante amanecer.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Espero disfrutarlo pronto.
    Sin agobios, sin calor... aunque probablemente con peor tiempo.
    Me relaja.
    Tormentas vendrán... pero bueno... al mal tiempo buena cara.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena por ello.
      Es el precio por estar tranquilo, aunque parece que en estos tiempos ha estado más desocupado.
      Aprovechemos el tiempo mientras podamos.

      Saludos.

      Eliminar
  8. El orden de los factores no altera el producto... da igual esa calma si la tormenta está por llegar. Y llegará a la vuelta.
    Bonita foto.
    La canción de Barbra, sin comentarios y con sonrisa :)

    Mil besitos y feliz semana, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Auroratris, así es.
      Muchas gracias. ;)
      Mil besitos para ti.

      Eliminar
  9. Transmites esa calma. Bello homenaje al mar y preciosa foto. Felicidades.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nani. El mar siempre es una fuente de inspiración.
      Muchos besitos.

      Eliminar
  10. Qué foto impresionante, sin duda es la calma total y me han entrado ganas de estar ahi. La tormenta llegará, pero que eso no nos quite disfrutar de la calma. Y algunas tormentas también se pueden disfrutar.

    Y cuando lleguemos, ¿qué hacemos? Improvisamos :)

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena foto que me ha forzado a dedicarle unas palabrejas para su desgracia terrenal. ;)
      Bien puestos todo se puede disfrutar.
      ¡Por supuesto!

      Besines.

      Eliminar
  11. Una foto magnífica para un diálogo con una miajita de sorna, jejejej

    ResponderEliminar
  12. Bonita foto de un lindo atardecer de los últimos días de verano...¡ Calma chicha! A llovido mucho por ahí.... Besos de V... Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un amanecer, un canto al despertar, a un nuevo día, a un nueva relación...
      Besos Flor.

      Eliminar
  13. Esa calma que precede a la tormenta,y esa imagen que es el reflejo del ocaso del día.
    Bonitos versos de una tarde bien lograda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tormentas y las calmas se van intercalando para distracción nuestra, así nos mantienen ocupados.
      Un despertar que augura una buena escapada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Calma, tormenta...en la mar y en tierra también, sobrevivir...

    Preciosa y relajante fotaza, la música de 10.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calmas y tormentas, en la naturaleza, en el mar y en las personas.
      Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Disfrutemos de esa calma momentánea, del mar. Reflexivas letras amigo Alfred. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra. Hay muchos tipos de tormentas, incluso caseras ;)
      Saludos amiga.

      Eliminar
  16. La calma y la tormenta forman parte de la vida, aprovechemos cada cual, y si es en compañía mejor para que el barco llegue a buen puerto.
    Un abrazo Alfred.

    ResponderEliminar
  17. Dicen que después de la calma llega la tempestad, así que el momento de calma se debe disfrutar intensamente, cuando llegue la tempestad habrá que improvisar.
    Preciosa foto y buena música para acompañar.
    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Normalmente se dice al revés, para consolarnos esperando que pase la tormenta, la que sea. En cualquier caso luego hay que
      plantearse una improvisación vital.
      Muchas gracias.
      Un abrazo y buena semana.

      Eliminar
  18. ¿Tu crees que la calma es un pequeño paréntesis en medio de una eterna batalla (incluso imaginaria)?

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia eso nos dice. La calma es un paréntesis habitualmente en todo tipo de comportamientos o acciones. Incluidas estas últimas.
      Un abrazo Julio.

      Eliminar
  19. La tormenta y la calma se suceden, porque la una le da razón de ser a la otra, sucesivamente.

    Ese viaje podría traer una calma perdida o desatar la tormenta...

    La foto es preciosa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es aquello de las dos caras de una moneda o lo del Yin y Yang.
      El viaje hace disfrutar antes del desenlace de la llegada.
      Muchas gracias.

      Besos.

      Eliminar
  20. Sin entrar en otras divagaciones de calado, dejame decirte, que me ha gustado mucho la fotografía y que tu has sabido encontrar la prosa perfecta plena de un sutil humor literario, para enmarcarla.
    Un abrazo.
    P/S.- Se me olvidaba: y por si faltaba algo, Barbra Streisand.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin entrar en ellas, te comento que la foto es mérito de una amiga bien situada en una barca esperando que asomara el Sol.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.
      Sí, ella es un valor seguro.

      Eliminar
    2. Esta canción me ha puesto la piel de gallina, hermosa, en sonido y letra, que aunque en ingles no lo cojo todo le saco el sentido. La foto es una pasada, y lo que has escrito me gusta mucho. Me quedo con la calma, ya se verá, cuando sea, lo que viene detrás.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    3. No sé como me arreglé pero metí mi comentario dentro de otro, vaya, no lo borro, son cosas que pasan, ja, ja

      Eliminar
    4. Es una canción romántica muy bella y emotiva.
      Estupendamente interpretada.
      El futuro ya nos atrapará.
      ¡Un abrazo Ana!

      Eliminar
  21. El mar siempre nos brinda momentos para la tranquilidad y la charla en este caso entre el pescador y los peces. La tormenta puede esperar .
    Fantástica la foto ,mi enhorabuena al autor/a.
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar es un espectáculo en sí mismo, siempre sugerente y cautivador. El Sol asomándose es otro y sobre el mar aun más.
      Foto hecha por una amiga.
      Besos Puri.

      Eliminar
  22. El ojo del huracán nos hace sentirnos por un instante seguros, pero el que no vigila se lo lleva, porque la tempestad no perdona.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tempestades se forman en un momento y vienen muchas veces sin avisar.
      Un saludo.

      Eliminar
  23. Hola Alfred!
    La mentalidad humana es compleja. Cierto que provocamos o nos provocan tempestades pero es que nuestro temple, o destemple, depende de reacciones a veces, difíciles de controlar. Pero las tempestades, se van igual que se provocan. Por suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Bastante, llevamos años sin saber qué es lo que realmente queremos.
      Las tempestades duran menos y sus efectos un poco más, pero todo pasa, incluso las personales.

      Eliminar
  24. Destaco de tu escrito el mensaje de improvisación. A este paso es lo que nos va a quedar. De momento con la imaginación, a largo plazo, acaso sigamos con la imaginación y la fantasía. Y encima, más vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final hay que ser resilientes, palabra de moda ante situaciones perturbadoras. A imaginación e improvisación, no nos gana nadie. ;)

      Eliminar
  25. Algo tendrá el mar, cuando la mitad de los escritos que he leído hoy lo tiene como protagonista. Hasta yo escribo a veces con él de fondo, siendo que lo más parecido al mar que conozco es el Ebro.
    Un abrazo, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ver esa masa de agua bailar acompasada, ahora quieta, ahora enérgica, luego con furia desatada, es un espectáculo imprescindible. Y además da siempre en que pensar.
      Buen río y caudaloso. Por la parte baja lo había cruzado, tiempo ha, poniendo el coche en una balsa.
      Un abrazo Chema.

      Eliminar
  26. Entre la canción de fondo y la imagen casi me echo un sueñecito.
    Disfrutemos las calmas para afrontar esas tormentas, las de fuera y las de dentro.
    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has dejado mecer por las tranquilas olas.
      Dejemos las tormentas para otra ocasión.
      Besitos.

      Eliminar
  27. Amigo Alfred, con las canciones tan bonitas que pones he tenido que leer el texto tres veces, cosa que no me ha causado ninguna pena, pues es un placer leer tus relatos.
    Un fuerte abrazo desde este Madrid que ya tiene una estupenda temperatura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María De Los Ángeles, es una canción preciosa.
      Ahora solo falta que os mejore la cosa del bicho.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  28. Siempre se ha dicho que detrás de la tempestad viene la calma, y si siempre fue así, porque no lo va a ser ahora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero antes de la calma ha habido una tormenta ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. el texto, el tema elegido de Barbra( supremo!) nos llevan a pensar que realmente hay que tener en cuenta este instante presente, valorarlo y sobre todo disfrutarlo.. tormenta y calma siempre van unidas y vamos a pasar por esos estados a lo largo de nuestra vida muchas veces, solo hay que comprender que es parte del vivir y dejar de lamentarnos por eso.. Cada quien busca (a veces )en su vida personal la calma o la tormenta , se trata de elecciones( en otros casos las cosas suceden y no tenemos mucho que ver con lo acontecido) , pero igual hay que aprender a "caminar" ... Abrazo grande y bonita semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en todos los viajes, hay que disfrutar del camino, form aparte de la experiencia y una vez en destino...¡Ya se verá!
      Un abrazo eli, feliz semana.

      Eliminar
  30. ¡Ah, el mar! Es útero y puerto, promesa y misterio, despertar y adormecer de tormentas, muchas, aunque las peores solo tienen lugar en nuestra mente. Un poema para el disfrute, con imágenes deliciosas y sentires en alerta. La foto y la canción, diez puntos.

    ResponderEliminar
  31. Mi amigo Alfred, buenísima
    canción acompañan tus grandiosas
    letras, con el mar hay que tener
    mucho respeto.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, hay que tenerle respeto y admiración.
      Dulces besos Siby.

      Eliminar
  32. Habiendo entrado en el otoño es cuando uno aprecia los paseos por este mar tranquilo y buenos días de sol.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paseos de agradecer ante un mar siempre receptivo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Bonita canción y texto
    Me asusta la inmensidad del mar. Y a la vez me admira su hermosura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Josefa.
      Es ese temor ante su poder.
      Un abrazo.

      Eliminar
  34. Toda la belleza alumbra una despedida. Qué tristes son las despedidas... un beso grande

    ResponderEliminar
  35. Soy pez...y este año lo he sido más aún.
    Ya me volvería...huyendo de la que se nos viene encima por aquí...

    Besos.

    ResponderEliminar