domingo, 6 de septiembre de 2020

ATARDECER

 

Atardecer en Oxford  

Foto de J.Q.C. 



Variaciones Goldberg  

J.S.Bach por Glenn Gould 




ATARDECER 


 

El sol declina su presencia. 

Lentamente desaparece 

de su diario reinado. 

 

Miles de ojos lo despiden 

sin manifestar tristeza, 

sabiendo su pronto regreso. 

 

Admiramos su belleza al partir, 

esa que nos deja siempre  

boquiabiertos y esperanzados 

con nuestros deseos puestos. 

 

Igual de hermoso es al amanecer, 

mas exige un sacrificio: madrugar.

  

Como no son horas de copas, 

miradas dulces, besos apasionados. 

el quórum es mucho menor. 

 

Son más bien cariñosas, 

de cogerse las manos, 

abrazarse entre sábanas, 

recordar el sueño conjunto. 

 

Pero esa partida tan suya 

nos conmueve el alma siempre,

por innumerables veces 

 que nos hayamos quedado,   

absortos en su contemplación. 

 

De esas largas despedidas  

con regreso asegurado, 

 si alguien faltará algún día 

sería yo, pues él tiene muchos, 

amaneceres pendientes. 

 

Barcelona, seis de agosto 2020 

 

 

 

76 comentarios:

  1. El sol nunca falta a la cita... nosotros lo llegaremos a hacer. Precioso homenaje a ese atardecer tan bello que nos ilustras. La música invita a soñar-Lo.

    Mil besitos, Alfred y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento no y que dure ;)
      Mil besitos y buena semana.

      Eliminar
  2. Woooooow el atardecer es de esos momentos en que se nos abre el pecho y nos sentimos enormemente pequeños. Estas vacaciones estuve en la costa oeste y teníamos cita cada tarde en primera línea, una gozada. Y en cuanto al amanecer como tú dices y leí por ahí, es un gran espectáculo pero lo ponen muy pronto jaja
    Besitos Alfred, que nos conmuevan muchos más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un momento ante el cual todos inclinamos la cerviz.
      Lo ponen muy pronto y no tenemos la neurona igual de despierta.
      Gracias lopillas, que sigan.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Tienes razón, para poder contemplar el bello amanecer no queda más remedio que madrugar, un pequeño sacrificio que merece la pena.

    Me ha gustado mucho la imagen.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena pero no es tan seguido ni estamos tan atentos.
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  4. Son bellos ambos, pero como bien dices los atardeceres son más cómodos de contemplar, pero un amanecer... te regala con creces la madrugá que has tenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son bellos pero el estado de ánimo en nosotros no suele ser tan perceptivo.

      Eliminar
  5. La vida nos regala verdaderas bellezas, solo tenemos que poner un poquito de nuestra parte para poder contemplarlas, además de cuidarlas…

    Un placer leerte, Alfred.

    Abrazos, y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos las cosas más maravillosas a nuestro alcance, es cuestión de no estropearlas.
      Muchas gracias Ginebra.
      Abrazos y buena semana.

      Eliminar
  6. Porque todavia podamos disfutar de amaneceres

    ResponderEliminar
  7. No por ser siempre esperada es menos bella la puesta de sol, y las Variaciones Goldberg me traen muchos recuerdos de cuando mi hijo las ensayaba en casa. Buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no lo esperamos y siempre nos sorprende.
      Son una de las muchas maravillas con las que nos obsequió el maestro Bach.
      Bien por esos recuerdos.
      Buenos días.

      Eliminar
  8. Tus letras van acompañadas de una imagen preciosa para deleitarse con ambas. Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Campirela, me place que te hayan gustado.
      Un abrazo y buena semana.

      Eliminar
  9. Amo madrugar por lo que hasta el momento puedo disfrutar de tantos amaneceres ..y que bendición poder hacerlo...hermosas letras homenajeando al Sol, fuente de nuestra vida y de tantos sentimientos que nacen bajo su cobijo... Cariños...una entrada estupenda con música excelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien por ti, ahora lo hago menos pero lo aprecio igualmente.
      El Sol lo es todo para nosotros.
      Muchas gracias Eli.
      Cariños.

      Eliminar
  10. Al encanto de la belleza se une la felicidad por saber que es una despedida por poco tiempo. Tienes razón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso qué tiene de tan cercano y habitual, no le resta ningún mérito a la admiración.
      Muchas gracias Chema.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. El sol tiene sus puestas y amanecidas, que transiden el alma. Bien lo has mirado en todos sus costados, y en la belleza de sus amanecidas y sus ocasos. Cuando laboraba de Bibliotecario en eso de las cinco de la tarde, salía a la calle, para verlo rodar inyectado de rojo, por los lados de la Cantera. Era el bello sol de los venados. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es esa atracción que tiene, que ante el hecho, paras cualquier actividad y disfrutas del momento.
      Buenos recuerdos los tuyos.
      Un abrazo Carlos.

      Eliminar
  12. Me encantan los atardeceres, un poema precioso. Saludos amigo Alfred.

    ResponderEliminar
  13. A mí me cuesta poco madrugar.... pero me gustan los atardeceres.
    Más que ver amanecer.
    Muy buen poema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Como bien dices nuestro atardecer será el último, mientras que el Sol tiene muchos más.
    Me ha gustado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros faltaremos a la cita, pero él no.
      Muchas gracias Jesús.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Que bello lo que escribiste, aunque sinceramente,
    muy pocas veces he disfrutado de algún amanecer,
    pero si me fascinan los atardeceres.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Siby.
      Pues sí lo había hecho, e incluso en días vacacionales. ;)
      Dulces besos.

      Eliminar
  16. Ambos tienen su belleza amigo Alfred, pero casi prefiero más la belleza de los amaneceres con un buen desayuno.
    Un abrazo amigo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual tiene su momento álgido.
      Desayuno un poco más tarde ;)
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  17. Soy de madrugar mucho, así que los amaneceres están presentes en mi día a día, pero hay algo de mágico y ensoñador en un atardecer.

    El final del poema me parece sublime.

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya decía yo que algo tenías de rarita ;))))

      ¡Muchas gracias!

      Besines.

      Eliminar
    2. jajajajajaja, yo también te quiero mameluco.

      +Besines

      Eliminar
    3. ;)))) Et moi aussi!

      ¿En qué acepción?

      1. m. Soldado de una milicia privilegiada de los sultanes de Egipto.

      2. m. coloq. Hombre necio y bobo.

      3. m. Arg., Cuba y Ur. mono (‖ prenda de vestir).

      4. m. Cuba, Hond., Méx., Nic. y R. Dom. pelele (‖ traje de una pieza que se pone a los niños).

      +Besines.

      Eliminar
  18. Siempre habrá un amanecer que podamos disfrutar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Tranquilo, que te quedan muchos atardeceres para disfrutarlo. Buen poema y buena música.
    Siempre he creído que si dios existiera, (cosa que dudo), y tuviera que hacer una entrada apoteósica, la haría con música de Bach.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Juan!
      Por supuesto, Bach es lo quién más cerca está de ese concepto.
      Sí que existe, está en cada uno de nosotros, por eso nos peleamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Son muchos los que quedan por disfrutar, Hermoso y preciosa foto.
    Besicos muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que sea así para todos.
      ¡Muchas gracias Nani!
      Muchos besicos.

      Eliminar
  21. Siempre me han encantado las puestas de sol y los amaneceres. Últimamente los veo todos los días, pues antes de que salga el sol ya estoy en la calle y me gusta muchísimo verlo aparecer por los montes que tengo frente a mí. Muy bonito tu relato.
    Un abrazo, Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es fidelidad y disfrutar de todas las horas del día.
      Muchas gracias Rita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Hay puestas de sol que nos dejan las retinas llenas de promesas, y de esos colores rojizos que nos demuestran qué tan vivos estamos.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las puestas, como la contemplación del mar o el fuego, nos trae mil nostalgias de cosas por hacer.
      El polvo del ambiente nos traslada el fulgor de lo rayos del sol.

      Un beso.

      Eliminar
  23. Un precioso atardecer. Y con la dulce compañía de tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amalia.
      Es bueno y un placer compartirlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Bellísimo tu atardecer y todas las cosas bonitas que trae, y que sigue trayendo. Esa ternura con la que has escrito. Precioso!! Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adelina, la ternura es lo que inspira esa muestra de las cosas bellas que nuestros ojos pueden contemplar.
      Un gran beso.

      Eliminar
  25. Olá!

    ... e que belo entardecer!

    Saudações poéticas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Bienvenido a este rincón de unas palabrejas.
      Saludos poéticos.

      Eliminar
  26. Preciosa experiencia! Siempre diferente sean los amaneceres que sean!
    Muy bellos versos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una experiencia repetida día tras día que no decepciona.
      Muchas gracias lunaroja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Menos mal que hay más amaneceres querido Alfred.
    Bello atardecer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos cuántos más tendremos.
      Gracias Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Por cada atardecer hay un amanecer. Nunca falla.


    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuestión de disfrutar de los máximos posibles.

      Beso

      Eliminar
  29. Al planeta Tierra le debe doler amanecer los días lunes. Tantas miradas que abren sus ojos para ver el cielo clarear con desprecio/apatía/miedo etc. Pero llega el atardecer, de ese mismo día, y ya muchos hacen las paces con la naturaleza.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible, el sol se asoma y lo que ve es para asustar a cualquiera, por suerte no nos lo tiene en cuenta.
      Un abrazo de vuelta.

      Eliminar
  30. Nuestra vida y nuestros amaneceres no son nada comparados con la inmensidad y la continuidad de la Naturaleza. Gozamos de unos instantes pero no podemos gozar de la eternidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos como esas motas de polvo que nos permiten deleitarnos con los colores que los rayos de sol emiten al atravesarlas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  31. Beautiful poem Alfred!Also like the classical music and the photo.Great!

    ResponderEliminar
  32. Hola Alfred!
    Es muy bonito ver como el sol nace y muere. Te quedas extasiado y es una belleza que podemos contemplar a diario. Como tu dices, falta madrugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Es un placer disfrutar de ello y que no cansa nunca.

      Eliminar
  33. Suerte tenemos de que el sol salga todos los días y para todos. Los atardeceres son preciosos, mucho mejor que el amanecer, sobre todo para los que no nos gusta madrugar.
    Muy bien elegida la música de ese piano.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos un espectáculo precioso y bien barato ;)
      Mucho mejor el atardecer, tiene más colorido.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  34. Un bello y melancólico poema a ese sol que tantos hermosos atardeceres y tantos radiantes amaneceres nos regala.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es justo reconocerle todo lo que hace por nosotros, a parte de la belleza que sus entradas y salidas nos proporcionan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  35. Aún en las peores tormentas, personales o colectivas, el espectáculo del sol brindándose o despidiéndose es un regalo para los sentidos. Me ha gustado mucho este poema en el que el atardecer encierra la promesa de volver e incluso, de ser nuestro amanecer aunque atardezca. "Largas despedidas con regreso asegurado". Es tal cual dices, y dice mucho. Gracias, Alfred, por compartirlo.

    ResponderEliminar
  36. Totalmente de acuerdo en que el amanecer es tan hermoso o más que el atardecer, el único inconveniente, salir de entre las sábanas para admirarlo, ji,ji, lo digo como noctámbula incorregible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Espero que tardes mucho, mucho en faltar.

    Uno de los mejores regalos de mi nueva vida, en mi nuevo hogar, es poder ver cada día el atardecer. Creo que no había hecho tantas fotos ni siquiera a mis hijas. Cualquier día de éstos el sol me protestará.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras sea en buenas condiciones...

      ¡Qué bien! ¡Cuantas cosas nuevas! Tenemos la suerte que nunca se queja, las hijas puede que sí ;)
      Nota: Una de las mejores puestas que recuerdo fue en Atacama.
      Besos.

      Eliminar