sábado, 3 de octubre de 2015

UNA TARDE EN EL MEAM


Una vuelta por el MEAM con merienda y concierto incluidos.



Tras el sorprendente concierto al que asistí en una azotea el casco antiguo de la ciudad, con copa de vino blanco servido al punto de frescura y frutos secos de acompañamiento tras su audición; os comento otra experiencia cultural, con carácter de modernidad en su presentación.





El MEAM es un centro dedicado al arte,  ubicado cerca del famoso “Museu Picasso” Zona neurálgica en Barcelona, donde se hallan varias salas dedicadas a exposiciones y eventos culturales.





Hay un sábado al mes que lo dedican a un concierto de música de cámara, a una hora muy civilizada y burguesa como es la de media tarde, con una merienda incluida, compuesta en el caso de nuestra asistencia con la posibilidad de degustar un té o café, acompañado de galletas, de esas surtidas.




Cuando más o menos todo el mundo ha sido servido y degustado el refrigerio  ofrecido, aparecen los músicos, con su porte clásico actualizado, es decir de riguroso negro, ellas con los labios pintados en tonos subidos y el escote generoso en blanco pálido, el sin corbatín y con una barba rala, propia de su juventud y una sonrisa enigmática como signo de identidad, que no abandonaría en todo el concierto en plan mueca de concentración.





En una sala situada en la planta principal del palacete donde se halla el museo, un espacio noble con techos súper altos, balconadas esplendidas y decoración pictórica en los artesonados. Llena de sillas tijera, de esas tan cómodas para estar en tiempos prolongados de concentración, en un acto que requiere silencio y comportamiento postural adecuado a las normas de educación consensuada.




Con los músicos situados en sus puestos,  unos atriles prestos  donde las partituras agarradas con pinzas esperaban ser interpretadas, en la zona con mejor luz natural, rodeados por un público atento y numeroso para la capacidad del espacio dedicado a tal evento.

Se inicia el concierto con la interpretación de las Variaciones Goldberg  BWV 988 de J.S. Bach, compuesta inicialmente para ser tocada con el clave, está  audición será ofrecida con instrumentos de cuerda, una violinista, una chelista y un viola. Gente joven y como se dice coloquialmente, sobradamente preparada.







Siguiendo las pautas de la violinista, sus acompañantes entran en situación con prestancia y ejecutando con brío los diversos movimientos musicales. A veces se oye algún tintineo descompasado de algún rezagado que se acabó su taza de té y es amonestado severamente con las miradas reprobatorias  de los más cercanos a su sitio.

Sentados justo al lado de los concertistas, apreciamos en primer plano sus distintos posicionamientos en la ejecución de la obra, menos la violoncelista, que no ofrece una buena y generosa muestra de su espalda , rica en unas salteadas pecas de muy variada coloración y tamaño. 





A medida que transcurre la ejecución de la excelente obra escogida para su presentación en el ámbito de una exposición dedicada a la escuela de Odd Nerdrum  y su peculiar pintura, acompañado por una muestra de la ejecutada por discípulos suyos.





De la exposición poco me atrevo a decir, cuando algo no me sugiere algo positivo, mejor callar, no  así de la muestra de la generación más joven formada bajo su tutela y ofrece muestras algo más optimistas.









Lo mejor de toda la velada, fue sin duda el concierto, por la obra y la ejecución, que fue impecable.




Fotos del autor.

14 comentarios:

  1. Gracias por compartirlo.
    Mi sábado por la tarde naufragó en Sevilla y ya no levanté cabeza.
    Ni los coros del ejército ruso hubieran podido resucitarme.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sevilla, bonito sitio para perderse, otra vez será.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Gracias por llevarnos allí de la mano de tus letras.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue agradable estar, oír y ver, para poder contar.
      Gracias a ti.
      Beso !

      Eliminar
  3. Me parecen muy bien el concierto y los cuadros. Es una agradable manera de pasar el tiempo, tanto si vas sólo como acompañado y sobre todo es una buena idea para que la cultura vaya entrando.

    Un saludo, imaginándome sentado en el concierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea está genial, lo pase la mar de bien, por el concierto y la compañía, lo único es la precariedad de las sillas, en cuanto a comodidad para veteranas posaderas como las mías, lo de la pintura va a gusto de cada uno, supongo que loa participantes en el evento la miraron con el debido interés.
      Un saludo tras sentirme lleno con la música de Bach.

      Eliminar
  4. Es un hilo conductor que une y envuelve en su esencia.
    Tú lo viviste y lo trasladas, lo compartes, y con ello nos llevas por cada pincelada y nota.

    Me gustan iniciativas así, gracias!

    Mi abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son iniciativas que nos enriquecen y hacen la ciudad más habitable culturalmente hablando.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Interesante tu sábado..Arte, música y vino...
    Tú sabes disfrutar bien de los pequeños placeres de la vida ¡eh!...Desde luego hay iniciativas muy atractivas.

    Un beso Alfred! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices, me gusta disfrutar de los pequeños placeres que nos ofrece la vida en una gran ciudad, que por suerte se mantiene bien viva gracias a iniciativas de este estilo.
      Un beso Sofya.

      Eliminar
  6. Hola, Alfred
    Ir a un excelente concierto y encima recibir vino blanco con frutos secos mientras se conversa de los entretelones, no está nada mal. Ciertamente una hora muy civilizada es la media tarde; un relato excelente, parecería que yo también hubiese estado allí.
    Alguna vez he de volver a ver a la bella Barcelona, sería de programar que en esos días haya un evento cultural como el que has descrito.
    Cordiales saludos, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay muchas actividades de este tipo, conciertos, recitales, lecturas de poesía y sobre todo conciertos, a si en pequeño comité, seguro que puedes coincidir con alguno si nos visitas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. me encantan esas salidas, donde uno realmente va porque sabe que lo va a pasar muy bien.
    mi querida Buenos Aires está llena de esas ofertas hoy día y, en lo personal, trato de aprovecharlas lo más que puedo

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que te lo pasas bien, en un ambiente más distendido y en un entorno agradable, rodeado de expresiones del arte y de gente con inquietudes parecidas.
      Un beso.

      Eliminar