POEMA IN BLUE

 

Foto de A.C.P.

 

Tiersen: Island


Poema in Blue


Aquí, frente el mar, 

con la camisa azul 

que nadie me bordó 

con color alguno, 

 puesta para el acto 

 ante toda esa inmensa   

inabarcable cantidad 

 de agua azulada, 

limitada en la lejanía 

 donde cielo, mar, nube, 

se funden en esa finísima 

 línea nombrada horizonte, 

en el cual todo es posible 

 por qué nunca se llega, 

cayendo en ese precipicio 

 que la ignorancia impone, 

dándose la importancia 

 del ¡Ya lo sabía!  

que es fácil de soltar, 

y así recorrer mundo 

 con la sonrisa puesta 

salpicado de olas, 

más salado que antes. 

 

 

Terrassa, 22 septiembre 2023 

 

58 comentarios:

  1. Qué belleza Alfred! Precioso,compacto, emocionante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Cómo se nota a quien le gusta el mar, lo vive y las letras lo traspasa a quien tenemos la suerte de leerlas y sentirlas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo una persona, fundamental en mi vida, que me hizo conocerlo y disfrutarlo.
      Un abrazo, Campirela.

      Eliminar
  3. Me estás empezando a preocupar, en la entrada anterior emulando a Borja Semper, en esta haciendo referencia, de manera subliminal, al cara al sol...me preocupas jajajajajaajjaajaj

    Pero eso sí, hay que reconocer que nada como la inmensidad del mar que tan bien reflejas en el poema.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, no!!!
      Será que me estoy impregnando de cierto aire revival, que se vive por el país. ;))))
      Es que ante el mar, nos sentimos chiquitos.
      Entonces le mostramos el respeto debido´.

      Besines.

      Eliminar
  4. El mar nos inspira y nos moja con sus verdades unido a ese horizonte se asemeja a los sueños más idílicos, siempre visible, siempre hermoso, pero nunca alcanzable.

    Gracias por tus letras Alfred, un abrazo, que pases bello fin de semana amigo.

    Paty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el mar, contemplando su inmensidad, acunados por sus olas, surgen solas las palabras que lo hacen hermoso.

      Gracias a ti Paty, un abrazo con mis mejores deseos para esta semana.

      Eliminar
  5. Ese horizonte que nos ilusiona porque sabemos que ni existe, es una línea a imaginar como la línea Maginot pero que nos, que te, inspira como el mar a escribir una bonita poesía. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El horizonte está ahí como un desafío, llenaremos tropecientas hojas con todos los poemas dedicados y nunca llenaremos sus aguas.
      Un abrazo, Ester.

      Eliminar
  6. Puedo imaginar perfectamente tu paisaje porque lo veo a diario , y tambien sentir lo que expresas con este bello poema! Sensaciones tan inmensas que deseamos compartir ! Un abrazo enorme y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una gran suerte, tener tamaña vista. Sentimos cosas parecidas, todos aquellos que lo admiramos.
      Un enorme abrazo, eli y feliz semana.

      Eliminar
  7. Profundo poema . Adoro el mar. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante algo inabarcable, la humildad es obligada.
      Un beso, Citu.

      Eliminar
  8. Me encantó el juego de la camisa azul. Un precioso poema de horizontes marinos, inalcanzables.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se dio el caso, pero puesto de luces con ese color, espere decirlo en voz bien alta, para que se supiera el respeto que le tengo.

      Un beso.

      Eliminar
  9. Las camisas azules mucho mejor sin bordar.
    De hecho quienes las llevan bordadas suelen ser unos bordes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, a mí me gustaban con un sencillo bordado blanco, en el que simplemente estaban mis iniciales, pero eran otros tiempos.
      Entiendo a qué te refieres.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Ha sido leer lo de la camiza azul y me ha recordado otra cosa, ¡¡uff que susto!!.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Líbrenme los dioses, ateos y mediterráneos, de semejante desliz.
      Llevar una camisa azul y estar frente algo, predispone a salir corriendo o a sentirse algo desagradable.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Los de tierra adentro admiramos esa fascinación vuestra a la mar. Me encanta!!
    Besicos muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no lo tienes cerca, se le nota a faltar, el mar es vida.
      Muchos besitos, Nani.

      Eliminar
  12. Con la camisa azul, ¿no era cara al sol?
    Y mucho ojo que con tanta sal, te va a subir la presión arterial.
    Buen fin de semana Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes estar cara al sol, al mar o al cementerio.
      Ya dicen que mejor todo sin sal. ¿Pero y la soldada?
      Buena semana, Ricard!!!

      Eliminar
  13. Tu poema agitado me hace reflexionar: navegar, cada día. Naufragar, evitarlo. Salir a flote, si las circunstancias y nuestro amor propio lo permiten.

    Los colores no deberían ser manipulados por nadie, y menos impuestos, como ya lo tuvimos durante tanto tiempo. Reivindico la camisa azul de los marineros o mineros, aunque las usaran de otros colores, y sobre todo del color sudor y esfuerzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pueden pasar tantas cosas, como el hecho de vivir conlleve.
      De hecho, pertenecemos a la generación de los tejanos, pero no parece importar mucho.

      Eliminar
  14. Azul el mar, azul el cielo, azul tu camisa, azul tu poema y la música, qué más se puede pedir? Un abrazo Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El azul es un color hermoso y no cabe manipularlo con ideas nefastas.
      Un abrazo, cristina.

      Eliminar
  15. Ese azul en concreto para mi es sanador, el agua que disuelve todas mis preocupaciones. Y más allá del horizonte todas las posibilidades, todos los amaneceres y atardeceres que nos restan con sus aciertos y su errores. Enjuiciar es fácil como dices pero la vida es prueba y error, y en ello andamos, mejor con la sonrisa puesta ji,ji. Por cierto, qué agradable la música que nos pones.

    Besos Alfred!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un color lo suficientemente bonito, como para hacernos pensar en cosas agradables, si no nos metemos en connotaciones de obligado olvido.
      Haciendo todas pruebas y correcciones, iremos mejor por la vida.
      Mira, no la conocía y la encontré perfecta para poner aquí.

      Besos, Ana!!!

      Eliminar
  16. Nomès anomenar la camisa blava he tingut un ensurt ! Sé que no estava brodada i que aixó forma part de la teva ironía.... Avui ens mostres un mar llunyá , tal vegada representa desitjos difícils de complir ! Ves a saber ! Es al.mar on hi dipositem totes les confidències , i com a lectora dels teus poemes , desitjo que amb tú sigui ben generós.. Una abraçada... ....Pepi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Per a nosaltres, no és cap cosa d'agradable record, però sí més no, és un color dels més bonics, i associat al mar, el que més.
      Gràcies pels teus desitjos. Una abraçada, Pepi!

      Eliminar
  17. Con tu camisa azul, cara al mar y a las nubes del mismo color, has pergeñado un bello poema que nos lleva a la belleza de un horizonte, donde todo es posible, si la música es la apropiada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mi camisa azul, melena al viento, mirando de frente al mar, le declamo el poema, en reconocimiento a su poder sobre nosotros.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Sin mar aquí, que me encanta, disfruto más con tus poemas marinos.
    Gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no tienes mar, tendré que poner más fotos y poemas de él ;)
      Besos, Sara!

      Eliminar
  19. Un horitzó on pot passar de tot, precisament perquè mai hi arribes... i què bé ho descrius, amb un poema que m'ha tret un somriure, no sé si salat o dolç.

    Aferradetes, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amb l'intent d'assolir-lo, dediquem la vida.
      Un somriure té tots els bons sabors del món.

      Petons, sa lluna!

      Eliminar
  20. La belleza del precioso azul de mar envuelve tu poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa descripción, me gusta que se vea así.
      Un abrazo, Amalia.

      Eliminar
  21. La soledad y la inmensidad de ese azul yodado, no sólo es solaz, sino acicate para pensar en los saberes, y la vida a través del verso. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante el mar, hemos de reconocer nuestra insignificancia, pero siendo respetuosos, nos permitirá que juguemos un poco con él.
      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar
  22. Un texto precioso, Alfred.
    El mar es inspirador pero hay que saber trenzar los versos como tú lo has hecho.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel.
      Ayuda bastante, dejarse llevar por el ritmo que marcan sus olas.
      Abrazos.

      Eliminar
  23. Yo al mar no le escribo. Primero porque no soy poeta y en segundo lugar porque no he llegado a tenerle confianza. Como lo veo solo de vez en cuando, no me atrevo a tutearlo. Por eso disfruto leyendo lo que decís de él quienes lo disfrutáis todos los días y lo tratáis de tú a tú.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar exige respeto, se le puede tutear en contadas ocasiones, tiene ramalazos extraños, para nosotros los terrestres. Pero permite soñar muchas cosas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Me encantó tu poema y dedicado al azul del mar mucho más. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teresa, un placer oírlo.
      Su azul nos llena los sentidos.
      Besos.

      Eliminar
  25. Todos vivimos bajo el mismo cielo, todos vemos el color azul del mar, pero no todos tenemos el mismo horizonte.
    Hermoso poema Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual tiene el suyo y con él se pelea.
      Muchas gracias, Airblue.

      Eliminar
  26. Quién no quisiera poder volverse uno con el mar...

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar
  27. Yo al mar lo aprecio más en textos, como estos, que cuando muy rara vez estamos frente a frente. Por eso soy de tenerle mucho respeto: porque no lo conozco.
    Va un abrazo, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un texto, parece algo doméstico a nuestro alcance de comprensión, frente a él, vemos nuestra pequeñez.
      Un abrazo Julio David.

      Eliminar
  28. Bellos versos, azul... no me puede gustar más. Abrazos

    ResponderEliminar