sábado, 5 de agosto de 2017

LA NOTA



Fotografías del autor

La Nota

Estaba ahí, tirada en el suelo, recién huida de algún bolsillo distraído, o bien dejada caer para forzar una ignorancia del contenido no compartido.

El hombre recién levantado a quién en principio pertenecía, salió presto hacia la puerta.

En cualquier caso, llegó a mis manos,  la cogí justo cuando las puertas del tren se cerraban y el propietario y yo, nos alejábamos en sendas opuestas.

Mi intención, de devolver aquella nota perdida a su propietario, se quedó en eso, en un noble gesto.

La retuve en la mano y por alguna razón, qué no sé cuál es, me la guardé en el bolsillo.

Más tarde, en la fresca tranquilidad forzada de la biblioteca, al lado de un señor que dormía entre libros de botánica. ¿Quién no se duerme leyendo libros de botánica, cuyo grosor dejan en ridículo, mis recias pantorrillas? Me he acordado de la nota y la he leído, luego vistos sus múltiples pliegues, he intentado imaginar su formato primigenio.

Y he pensado que un barquito de papel era lo más adecuado o lo que se ajustaría más a la imaginación de un maquinador de las letras, sin pudor alguno por las de los demás.

Así con esta forma, ves la nota navegando e imaginando la historia que tras ella se esconde, unos ánimos no pedidos, un rechazo amoroso, un agradecimiento por animar una fiesta, un reconocimiento por las virtudes en el arte musical.

¿A saber? Es cuestión de dejar volar la imaginación, y esperar, a ver qué sucede, que me trae esa neurona loca que revolotea por mi cabeza, harta de darse porrazos en un cráneo vacío.

Al hombre de la nota, se le promete que con un espíritu fuerte, los deseos se consiguen. Ahora se me ocurre un símil, que por no herir suspicacias, socio-político-sentimentales e identitarias, no mencionaré.

Espero que lo logre, que consiga aquello que se proponga, que disfrute de lo que la firmante de la nota le promete, que ya veo que no va  a ser con ella, que con bailar y cantar ya tiene bastante y él a lo mejor tiene un corazón roto, por dedicar una canción, a quién sólo quería una tarde de diversión playera.

Sara, sólo decirte, que tu nota cayó a mis pies. Sin ánimo de inmiscuirme y tras un intento, vano de hacerla llegar otra vez a su destinatario, se me ocurrieron estas palabrejas, por haberla leído, que os pido perdón por ello, bueno tan sólo es una nota, no una carta certificada, pero ya ves que una simple nota puede dar pie a cambiar una vida.

Vino hasta mí, convertida en una vela desplegada, sin ser ya un barquito con ganas de conquistar un mar conocido.

Pues Christian, se fue, sólo, sin tu nota, sin yo saber si se le cayó, o la perdió mientras le temblaban los dedos, mientras lloraba apenado, o sí la tiró voluntariamente, herido en sus sentimientos tras sufrir el rechazo.

Está claro que la leyó, a lo mejor muchas veces, tantas como pliegues tenía al llegar a mis manos, sin llegar a entenderla.

Buscando una salida para la pobre nota, aterrizó en el suelo de un vagón de tren.

La vida es caprichosa, es efímera, nos trae y nos lleva, pero al final se nos acaba.

Todo lo que pudo ser no está en la nota, en ella sólo cabe un presente incierto y un  futuro de buenas intenciones.





Barcelona,  2 Agosto 2017

46 comentarios:

  1. Bueno, de la nota se sonsaca que antes de la despedida se lo pasaron requetebien :) El mejor final ha sido ese barquito, sin duda.
    Besitos Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece, pero me da que ha quedado un regusto amargo.
      Besitos lopillas!

      Eliminar
  2. Oh!!!

    Y si en realidad fue él el que no quiso nada más que una noche de playa,canciones y baile compartidos? Y esa nota de ella era una manera de darle las gracias por esos momentos y desearle lo mejor porque no hay rencor alguno....o quizás...o tal vez....o

    Me encanta ese barquito de papel, conlleva todo un mar por atravesar :)

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh!!!
      No parece por la nota, que la firmante estuviera interesada en el día después ;)
      No creas, estaba tan doblado que a saber como se podía recomponer.
      Era lo más indicado literariamente hablando. :)
      Besines.

      Eliminar
    2. Si la nota es la que aparece en la foto, yo no veo tan claramente que ella no quisiera nada más, puedo ver una respuesta a la partida de él...pero si hay algo más que no has mostrado entonces no sé.
      Pero por esa nota solo, no podría asegurar que ella es la que no quiere más.
      Eso sí, como dice Carmen, imagínate que leen esta entrada, pueden alucinar, jajajaj

      +besines

      Eliminar
    3. La nota es tal aparece fotografiada, en el reverso pone Cristian. Los dobleces también son originales. La cogí del suelo desplegada, el tipo se fue y la guardé doblada por la mitad en el bolsillo superior izquierdo de la camisa. Una de cuadros muy de moda, comprada en las rebajas en una tienda de mi antiguo barrio que me tratan muy bien. La dependienta es una morena de buen ver, a pesar de haber entrado en años, como a todos por otra parte nos suele suceder. Dicho esto, por decir algo, espero la lean y se aclaren entre ellos, cosa qué sólo con la nota no veo que pueda ocurrir, pues a mi, me trae mán incertidumbre que otra cosa. No crees?
      :)))
      +Besines.

      Eliminar
  3. El barquito es un buen lugar para esas letras de playa,para que sigan navegando y quién sabe...(y si alguno de los protagonistas te leyera?)
    Me encanta Sara,agradecida y generosa.

    Besos.
    Me has hecho recordar una nota que dejé en un ascensor...aysss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te imaginas? Igual me llega un comentario reclamando la autoría de la nota, desmintiendo además todas mis confabulaciones. :)
      Besos.
      Cuenta...cuenta...

      Eliminar
  4. Una nota, manuscrita, imagino, para tender una frontera entre deseos y realidades.

    Hacer con ella un barquito de papel para Sara, qué mejor destino. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien se ve en la foto, la nota existe, con unos protagonistas y un texto que no engañan. Lo que pueda suceder después...qui lo sà! :)
      Un beso.

      Eliminar
  5. Sería mucha suerte que a quien se le cayó o lo que sea, la nota fuese tu lector.
    ¿Te imaginas ser muso de algo tan inspirador como tu texto? Bello.


    Cuando vuelvo y leo algo tan bonito como esto me pregunto ¿Qué demonios hace que me los pierda? La vida son pequeños milagros que ocurren de casualidad.

    Un abrazo Alfred (y si, mi gato está bien)


    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería la releche, pero con la escasa pero selecta audiencia que tengo, no creo que eso vaya a ocurrir. Pero nunca se sabe.
      Muchas gracias!
      La vida está llena de pequeñas cosas que la hacen impredecible.
      Un abrazo Malque y me alegro por tu gato.

      Eliminar
  6. Hola Alfred!
    Una nota perdida o rechazada siempre es un enigma para un tercero que lo lee, lo que no cabe duda es que es un caso enigmático y hasta puede llegar a gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Enigmático para nosotros si qué es, sólo los implicados en la nota saben el quid de la cuestión, como se suele decir :)

      Eliminar
  7. Si el deseo de Christian es Sara y la misma le dice que con su espíritu fuerte conseguirá todo lo que se proponga, quizá le esté dando una pista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás, o una recomendación...espabila nene que así no me conseguirás ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Ay que ver que fantástico relato has realizado por la nota; un papelito tan pequeño del que te han surgido unas cuantas interpretaciones.
    Encantador leerte Alfred.
    Un abrazo y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elda. Una simple nota da pie a un sin fin de conjeturas.
      :)
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  9. Buenísimo relato, ingenioso, divertido... Bueno, para el que la perdió, no fue tanto; pero tú lo has bordado. ¡Feliz domingo, Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María pilar, eres un sol para animar :)
      El prota no me parecía que saliera tan airoso.
      Feliz semana!

      Eliminar
  10. Bueno, la nota parece de una chica joven y fuera cual fuera la intención ,el mundo estará lleno de posibilidades para ella.
    Alfred me ha gustado mucho el relato.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que eran jóvenes y con toda una vida llena de posibilidades, en las que sólo unas pocas, quizás compartan.
      Muchas gracias Marijose
      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola Alfred , yo creo que es una nota de despedida como si fuese el final de una noche de verano que cupido no supo enderezar , y en ella Sara le da ánimos de que todo lo que el desea si lucha por ello a larga lo conseguira , pero Sara no era su media naranja o eso interpreto yo , muy buen relato que da pie , a muchas suposiciones , te deseo una feliz noche , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor. Esa fue mi visión, parecía un hasta aquí hemos llegado y no hay más.
      Da pie a todo lo que queramos ver.
      Feliz semana.
      Besos.

      Eliminar
  12. "Una simple nota puede dar pie a cambiar la vida"... solo que para ellos dos podría ser algo intrascendente. Pero quizá podría cambiar la vida al último que la encontró, o sea tú. Aunque no creo que andes queriendo cambiar tu vida, noto que estás muy pleno.
    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una simple nota, puede cambiar la vida de los protagonistas, pero la mía, estaría en función, quizás, por decir algo, en la difusión de este texto, con la respuesta de alguno de ellos, o los dos cerrando el círculo de la incógnita planteada.
      Un gran abrazo!

      Eliminar
  13. ¡La que puede liar una notita!
    ¡Qué peligro poede tener eso!
    Buena e ingeniosa entrada, chaval.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No te digo!
      Cómo decía antes, imagina que esto llega a los implicados y contestan nuestras incógnitas y las suyas. No veas.
      ¡Muchas gracias!
      Un beso.

      Eliminar
  14. Entre unas líneas siempre se esconden, promesa incumplidas, sueños que no llegan, sensaciones que se terminan etc. Tú si que sabes Alfred ya estás de vuelta de tantas cosas....Besos llenos de esperanza!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre lineas, están los pensamientos reales de quién escribe y las suposiciones de quién lee.
      Eso es lo malo, de alguna manera, con la edad, ya vas volviendo ;)
      Besos agradecidos!!

      Eliminar
  15. Le quedo muy bien el barquito. Yo lo colocaria en una corriente fuerte y a ver si se cumplen los buenos deseos. :) Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Una corriente potente que le hiciera viajar hasta muy lejos, tanto cómo para poder llegar a las auténticas intenciones de los protagonistas.
      :)
      Saludos.

      Eliminar
  16. Por más que he querido leer la nota no me he enterado de nada, no se si voy a poder dormir esta noche, pero por lo que se dices, tu si. Bueno, mejor que el barquito llegue a buen puerto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que podrás dormir. Llegará a su destino, si será buen puerto o no...Qui lo sâ!
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Un gobierno, manuscrita, para tender una frontera entre deseos y realidades y entre los hombres.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una nota que es un desacuerdo a un acuerdo pedido.
      Besos.

      Eliminar
  18. Una nota da para mucho, no solo para escribir unas lineas, también para hacer barquitos, y a ver si hay suerte y los sueños se hacen realidad.

    Me ha encantado esta entrada, amigo Alfred.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un barquito cargado con estas letras, puede dar mucho juego, por poco que quieran. ;)
      Muchas gracias, amiga María!
      Besos.

      Eliminar
  19. Hola Alfred, fíjate una simple nota lo que puede dar de si, todo lo que con unas letras nos podemos imaginar y vete a saber si alguna de esas imaginaciones se hace o ha sido realidad, y de cráneo vacío nada que ya ves lo que nos dejas en cada una de tus magnificas entradas:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruja! Con una simple nota se pueden hacer maravillas :)
      Muchas gracias, eres muy amable.
      Besos.

      Eliminar
  20. Bueno, pero de todas maneras la nota tenía su mensaje positivo que hasta a ti te puede servir de algo... todo es posible.

    Abrazos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si claro! Siempre se saca algo positivo.
      Abrazos.

      Eliminar
  21. Hoy me gustaría llamarme Christian, pues leyendo y releyendo la nota, me da la impresión de que el hombre en cuestión tiene todas las de ganar. No solo Sara tuvo la delicadeza y la deferencia de escribirle una nota lo que de por sí tiene su toque de romanticismo (quien hace eso hoy en día) sino que, además, le da una pista: le dice que siga con ese espíritu que todos los deseos se le van a cumplir. O sea, vamos, tiene que ser más directa?! Jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma de verlo en positivo, tanta atención es por un interés por él, claro, que Sara manifiesta en una nota manuscrita.
      Pero a mi, me quedan dudas ;)

      Eliminar