viernes, 2 de octubre de 2020

LA ROSA

Foto del autor



Claro de Luna



LA ROSA


Tenía tres años y medio
cuando el vecino loco
se fijó en mí.


Puso su mirada perdida
en mi fino talle,
esa ojeada que asustaba
 a las jóvenes vecinas,
cautivando la Luna.


A la que él cantaba 
tiernos poemas
cuando estaba llena,
desde su balcón iluminado 
en plena noche estrellada.


Todos le hacían callar
con improperios varios,
él cantaba más alto
subiéndose a la azotea.


Tenía tres años y medio
cuando el vecino loco
se fijó en mí.


Yo estaba en un patio florido,
con una fuente cantarina,
siempre alegre y vistosa
para las miradas amigas.


De puro contento
abrí mis pétalos con ilusión,
la anunciada primavera
alegraba mi despertar.

Tenía tres años y medio
cuando el vecino loco
se fijó en mí.


Con esa mirada perdida
dudosa y alocada,
por buscar cosas bellas
que en su entorno no hallaba.


Mientras cantaba desesperado
al no entender ese juego lunar,
de ahora estar y luego no
declinando en pleno esplendor.

Tenía tres años y medio
cuando el vecino loco
se fijó en mí.

En una noche oscura
me depositó su mirada,
sonriendo al tener algo hermoso
donde posar la vista.


Las vecinas exultantes, 
con trajes de lunares
bailando sus colas,
se reían de su desespero.


De ese vecino poeta
que ahora se fijaba en mí,
le ponían caras feas
haciendo pases con garbo.


Él seguía, ajeno a ellas,
 tocando su guitarra,
cantando solo para mí,
ausente su Luna llena.


Entonaba triste, con ansia, 
con desespero, hasta que me vio,
entonces se le alegró la guitarra,
volvió a cantar como loco que era.


Tenía tres años y medio,
cuando el vecino loco,
se fijó en mí.


Pero era corta la edad,
para que un rosal
eclipsara la Luna.

Foto de I.C.C.



Sarrià, 22 febrero 2017.


72 comentarios:

  1. Cada vez que una estrofa me anima llega el horror con:

    Tenía tres años y medio,
    cuando el vecino loco,
    se fijó en mí.

    Desasosiego total.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es esa dualidad siempre presente en nuestras vidas, no podemos sustraernos a lo que ocurre a nuestro alrededor.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Esa estrofa que se repite una y otra vez, a modo de estribillo, causa en mi una mezcla de náuseas, indignación, cabreo mayúsculo, vuelta a las naúseas.

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese machaconeo, es como un estribillo cogido de un noticiario.
      Esto tiene sus años y por está razón se debió quedar en la nevera.

      Besines.

      Eliminar
  3. Esta vez me quito el sombrero, Alfred. Esto es poesía, de altísima calidad, se fije o no en ti, tan chico, el loco vecino que aullaba a la luna, a su peculiar manera.

    Por la rosa, abriéndose bajo la luna, a cualquier edad. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Albada Dos.
      De un loco nunca sabes lo que se puede esperar.
      Un beso.

      Eliminar
  4. El vecino se obsesionó bien.
    Buen fin de semana Alfred. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un marginado, quizás con razón.
      Muchas gracias, igualmente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. La poesía es buena, leerla cuesta cuando el "estrillo" asusta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ester.
      Lo que nos rodea no siempre es de nuestro agrado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Esa reiteración, que desasosiega, no es capaz de restarle belleza al poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan.
      A veces decimos cosas que no son agradables.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Un poema donde esa rosa de tres años y medio volvió loco al poeta acompañado de esa luna y su guitarra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una rosa, la luna y una guitarra de fondo.
      El poeta loco está confundido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Alfred!
    La poesía es exquisita. Una niña, un poeta. El poeta tiene una fijación, quiero creer, platónica y esta belleza le llena su alma. Es un caso un poco raro, original, con toques de locura, pero es que los poetas, no están exentos de síntomas de locura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Enric!
      Los poetas quieren ver más allá de lo racional.
      Los aprendices también.

      Eliminar
  9. Estupenda poesía, su estribillo machacón te da un respiro para continuar .
    Poesía digna de llamarse de esa manera pues la lectura entre versos da mucho que hablar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, un estribillo para recordar lo que no debemos ignorar. Y de paso pensar un poco.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. No me acuerdo de nada de cuanto aconteció a la tierna edad de tres años y medio. Magnífico acompañamiento mientras leía tu poema.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo puede ser una ventaja.
      Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola Alfred, y el vecino seguía mirando,esa rosa de tres años y medio entre sombras y desesperando en su espera, entre dudas y lleno de ansias la mirada. Feliz dia, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina. El vecino loco se queda ensimismado con su luna y cuando le falta...busca.
      Buen finde.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Desazón que machaca una y otra vez.
    Pobre rosa...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, era un poema que se quedó perdido por alguna razón.
      Sí, pobrecilla.

      Besos.

      Eliminar
  13. Un poema en el que no falta ningún componente para hacerlo hermoso, la Luna, la rosa, la guitarra, la noche...Me ha gustado mucho.
    Un abrazo, Alfred

    ResponderEliminar
  14. Siempre con cariño a tu lado ....
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  15. Un bonito poema que tiene todo los complementos para pensar en ese conjunto de palabras de líneas perfectas.
    Buen fin de semana Alfred
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen detalle leer eso de tu pluma.
      Buen fin de semana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. leer el poema escuchando esta hermosa canción hizo que ambos parecieran aún más interesantes. un abrazo, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras amigo Ulisses.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Qué buena tu poesía del loco que cantaba a la luna hasta que se fijó en el rosal. Hay que alternar los gustos, ni no se pierde buena parte de la gracia de la vida, creo yo.
    Abrazos, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los locos hacen cosas impensables.
      Buena creencia la tuya ;)
      Abrazos, Ana.

      Eliminar
  18. Bella música acompañando y acompasando la lectura de un bello poema, aunque ese vecino loco se fijó en mí.
    Un abrazo amigo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mantente un tanto alejada del vecino y vigilante de tu rosal.
      Un abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  19. Estupendo poema con ese estribillo loco que va machacando la sien, suerte no tener esa clase de vecinos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Neuriwoman, ese estribillo machacón nos recuerda lo efímero de todo.
      Besos.

      Eliminar
  20. preciosa la canción con la que acompañas el poema :)

    saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Karol por la visita.
      Es una buena canción.

      Saludos.

      Eliminar
  21. Como un cantar, Alfred, precioso conjunto el que hoy nos regalas.

    Mil besitos y muy feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Auroratris, un placer que te guste.
      Mil besos y feliz noche.

      Eliminar
  22. que preciosura de poema esta noche Alfred, me devastaron los versos...tenia tres años y medio....
    Terribles...me has dejado pensando en esas cosas que se suceden a nuestro alrededor en las que no siempre tenemos una salida, una decisión o una opcion... un abrazo y que tengas un hermoso fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poema con muchas cosas por decir.
      Un abrazo para ti, eli.
      Buen finde.

      Eliminar
  23. Que hermosa música, acompañan
    tus letras y ese Rosal, lindo finde
    mi amigo Alfred.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Siby por tus hermosas palabras.
      Buen domingo.
      Dulces besos.

      Eliminar
  24. Tiene varias lecturas, la primera que hice fue inanimada, la de un rosal. Luego fue una lectura más turbia. Los llamamos locos porque no cabe en nuestras cabezas pero como tu dices, es una realidad. La repudio a la vez que la compadezco, qué infiernos para las rosas y los locos.
    Total que aquí me tienes filosofando :)
    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor que puedes hacer lopillas, filosofar un poco ;)
      Besitos.

      Eliminar
  25. La luna se llama Rosa y el sol se llama José, dice la canción. Pero a mí me gusta mucho más el nombre de Rosa.
    La luna siempre estará a la vista o volverá a estarlo tras su etapa de luna nueva. Pero las rosas desaparecen y cuando vuelven a aparecer ya no son las mismas. Prefiero admirar a un rosal florido, lleno de rosas, que a la luna llena de luz. Me gusta más lo perecedero. qué quieres que te diga.
    Y, por cierto, el poema es muy bello. Tienes mano y mente de poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuestión de gustos y de quién admirar más su belleza...
      Muchas gracias Josep Mª.
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. ¿El poeta está confundido, o confundido quedo yo?

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poeta expresa sentimientos e impresiones, la confusión la deja para el lector ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. precioso poema. los poetas y los locos son faciles de ensimismar cuando la luna se lo permite.
    veo al final que has cambiado de localidad
    abrazos alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era mi lugar de residencia anterior, cosas de rescatar un poema perdido.
      Abrazos.

      Eliminar
  28. Un poema con perfume a rosas y sensatez de niño. Me recordó al Principito y su rosa, la vanidad de las flores y la locura detrás. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mónica. Es algo en lo que no había pensado. Eso que es un libro de múltiples lecturas y que siempre hay que tener a mano.
      Un beso.

      Eliminar
  29. Tu poema tiene varias lecturas, y eso no es fácil de hacer... te felicito Alfred.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias AlmaBaires por tu apreciación.
      Un beso

      Eliminar
  30. Respuestas
    1. Posiblemente sea así, pero mientras los locos se desmadran.

      Saludos.

      Eliminar
  31. Me ha entrado miedo con el loco y esa dulce flor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las flores están a merced de miradas y tal vez de ataques.
      Besos.

      Eliminar
  32. Es importantísimo tener buenos vecinos. Yo tengo uno, que no es que esté loco, no. Es que es un autentico cabrón.

    ResponderEliminar
  33. Cuando la poesía eriza la piel, verdad lleva. Aunque siga habiendo quién no la comprenda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Aquest poema és com una bona pel·lícula de suspens: intriga fins l'últim segon.

    Una bona abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merci Joan. Diguem que es un "in crescendo"
      Una forta abraçada.

      Eliminar