viernes, 5 de febrero de 2021

SIN FAENAR

 

Foto de I.C.C. 




Sin Faenar 

 

Recorriendo la línea de ferrocarril que va al lado del mar, nos vamos parando en algunas estaciones, como en ésta, en la que estamos tan cerca de las barcas, que se les puede escuchar en sus conversaciones a pie de playa. 

  

  • - Llevamos muchos días aquí dejadas. 

  • - ¡Sí!  A la espera de ser varadas de una vez.

  • - No sé por qué. 

  • - Pues al otro lado de la barandilla no deja de pasar gente. 

  • - ¡Ya! Asustada y amordazada. ¿No ves cómo se tapan la boca? 

  • - ¡Sí! Qué cosa más curiosa. 

  • - Y desconcertante. 

  • - Será por eso de los virus 

  • - ¡Que tontería! Aquí al lado del mar, con esta brisa que se lo lleva todo,  

  • - Con suerte hasta nos sacará a pasear. 

  • - A ver si es verdad, tengo las cuadernas tan resecas, que su tirantez me hace daño. 

  • - Un bañito nos sentaría de maravilla. 

  • - ¡Sí! Nos pondría a tono. 

  • - Es que ni las parejas a hacerse arrumacos se pasan por aquí. 

  • - ¿Tú sabes sí el patrón sabe lo que se hace? 

  • - Me parece que no le dejan hacer nada. 

  • - Algo si le dejan, pero con todo cerrado. ¿Quién le va a comprar? 

  • - Vendía todas las capturas a bares y restaurantes. 

  • - ¡Ya! Pero ni que fuera para los conocidos. 

  • - Se ve que sacarnos, sin cobrar nada a cambio, no le compensa. 

  • - ¡Pues estamos listas!  

  • - Y aburridas. 

  • - Creo que el próximo día que me saquen... 


El tren arranca, tras soltar un pitido fenomenal. Me quedo sin poder escuchar toda la conversación, parecía que tenían ganas de salir a faenar. 

 

Barcelona, 5 febrero 2021 

82 comentarios:

  1. Esas barcas tantas veces pintadas, cuantas cosas saben y guardan, como ellas estamos todos varados. Me han gustado las simbologías y la imagen que hace tiempo que no veo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Barcas con muchas lunas a cuestas, pintadas y repintadas, a la espera de su partida hacia la pesca, mientras el personal se desespera.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Esa barcas varadas, cual sirenas abandonadas, qué de cosas se dirán.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maderas que crujen al secarse al sol sin futuro acuático a la vista, se entretienen contándose sus cuitas, que son muchas y variadas.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Como comprendo a esas barcas varadas!!. Haces un relato muy bonito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estamos un tanto cansados, como esas barcas deseando partir en pos de la pesca.
      Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Esas pobres barcas varadas tendrán mil historias que contar Alfred.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Alfred , yo creo que con esto de coronavirus , están arrestadas hasta las barcas , muy buena esa conversación tan amena eres ellas dos , recemos para que pronto salgan a la mar , ya que eso de sus mancuernas resecas , me recuerdan a mis pobres costillas y lumbares que me crujen , cada vez que ando un poco , hoy estoy muerta.... Ya que tuve que ir al medico , por la tarde para que me hiciesen un control de peso , tensión y azúcar , y ayer por la mañana fui a hacerme una densitometría después de haberla pedido mi medica 7 meses antes y me llamaron ante ayer para hacérmela ayer , ahora solo falta que me diga que tal tengo los huesos , ya que creo que mi cadera no esta muy bien , por lo que me dijo , la chica que me hizo la prueba tengo que andarme con mucho , si no quiero caerme , bueno te deseo una feliz noche y mejor fin de semana , besos de v...flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, me alegra saber de ti. Veo que lo tienes complicado pero no imposible.
      ¡Ánimos!
      Feliz finde.
      Besos.

      Eliminar
  6. Muy bueno seres inanimado conversando, ¿ quién sabe si no lo hagan en verdad. Un abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Solo es cuestión de poner la oreja ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me gustan estas conversaciones. Y una conversación muy acorde a los tiempos que estamos viviendo y a los que están sufriendo más duramente las consecuencias de esta pandemia.
    Original y fantástico escrito.

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen mucho sentido común. Hay que escuchar a nuestros mayores. ;)
      Muchas gracias.
      Besines.

      Eliminar
  8. Claro que tenían ganas de salir a faenar, el mar es su vida, necesitan sus caricias pero deben esperar. Saludos amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay esperas que se hacen eternas cuando el deseo es fuerte.
      Saludos amiga Sandra.

      Eliminar
  9. No me cabe ninguna duda de que las barcas hablan entre ellas, y que solo gente sensible como tú sabe, desde otra especie, escucharlas y hacerse eco de sus inquietudes. Cuánto me ha gustado la idea y su desarrollo (pide más) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenlo por seguro, pero creo que todo el mundo las puede escuchar si se lo propone claro.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Barcas languideciendo en un tiempo que todo lo devora.
    Hacen bien en consolarse.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desaparecen muchas cosas, demasiadas.
      Si no hay amistad, todo está perdido.

      Saludos.

      Eliminar
  11. No somos solo nosostros, los humanos, los que echan en falta actividad y productividad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Si esas barcas hablaran de lo que han llevado, nos contarían hermosas y tristes historias luchando contra las olas y recogiendo los frutos del mar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A saber cuánta vida llevan sobre sí, brazada a brazada, golpe de viento a golpe de viento, cargando con capturas felicidad para otros.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Ni Alejandro Casona, lo hubiese descrito mejor que tu, en su obra "La Sirena Varada".
    Ahora se conforman con una cura de sol y brisa.
    Un abrazo y feliz viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, menuda comparación. ;)
      Una cura necesaria.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. "Una vez me quedé, yo dormido en la playa..." Al ritmo de los Wawancó por estos lares se escuchaba hace años! Hermosa la imagen, tristes las barcas en tu contemplación del diálogo imaginario, a la espera de vaya a saber cuándo, un abrazo Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en todas partes, objetos que consideramos inanimados, nos hablan sin tapujos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Por lo menos ellas tienen charla...
    Me ha encantado, Alfred, y con la cumbia de fondo, un post redondo!

    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es necesaria mantener las buenas vecindades.
      Me alegro por ello.
      Muchas gracias.
      Buen finde.

      Eliminar
  16. Hace falta retomar la actividad habitual. Es muy cansada esta situación para todos.
    Te sigo.

    Saludos cordiales, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es del todo necesario poder hacerlo cuanto antes mejor.
      Muchas gracias.
      Cordiales saludos.

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. (perdón por el borrado; es que mi teléfono a veces escribe lo que le da la gana). Decía:
    Incluso a ellas, les han puesto mascarilla. Fíjate. De las tres dos. La otra, que además tiene la vela enrollada encima, debe ser una negacionista. Quizás por eso, es la única que tiene un cabo sujeto al pilastre de agarre. Para que no se desconfine cuando no la vea nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se la ha sacado precisamente por estar agarrada.
      Nos quedamos sin saber qué haría.

      Eliminar
  19. Me he quedado con las ganas de saber lo que va a hacer la barca el primer día que la saquen. Lo mismo se planta y dice que la que no quiere moverse entonces es ella. Ya está bien que mangoneen siempre los mismos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos nos hemos quedado igual.
      Seguirán mal que nos pese.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Oh qué tristeza, cuando los objetos y las cosas cobran vida, nos da que pensar, nos habla de todo esto que sucede, y que afecta a todo. Incluso a las cosas inanimadas que se resecan, se enmohecen,o sencillamente se echan a perder.
    Me gustó mucho este diálogo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta situación nos está afectando a todos por igual, o casi.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Triste realidad nos está tocando vivir a todos. Hasta las barcas tienen motivos para quejarse. Ojalá pronto nos cambie la vida!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estamos quejosos, la cosa se está alargando demasiado.
      Muchos besitos.

      Eliminar
  22. Tanta vida y tanto mar... la de cosas que habrán visto y escuchado. Un placer leerte en esta noche, Alfred.

    Mil besitos y muy feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una inmensidad en un lado y unas ganas enormes por introducirse por el otro.
      Muchas gracias. Mil besos.
      Feliz domingo.

      Eliminar
  23. te imagino mediodormido en ese estado medioconsciente, con la cabaza apoyada en el cristal de la ventanilla, intentando {y consiguiendo} integrarlo que perciben tus sentidos en tub sueño {en esta caso pesadilla}. lo de las cyadernas redecas ha estado genial. esta barca debe ser escrito tora en sus ratos lbres
    Saludosss alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser una barca que sabe expresarse bastante bien ;)
      Saludos y feliz domingo.

      Eliminar
  24. Es lo que tiene esta situación, que hasta las barcas "inanimadas" participan de ella...

    Y sus análisis podrían ser más certeros y reales que los que se escuchan por doquier en la sociedad!

    Abrazos Alfred. Siempre tan creativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que nos rodea sufre las consecuencias de lo que nos sucede.
      A veces pueden tener sentido común y todo.
      Abrazos Ernesto, muchas gracias.

      Eliminar
  25. Buena conversación, acorde con las circunstancias.
    Un abrazo y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plenamente acorde, muchas gracias.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  26. Una época muy difícil para todos, y en especial para todos los que viven del mar. Que la pesca es un producto que si no se consume, es una lástima. Habrá que preguntar a los peces, deben estar nadando sin miedo.

    Aprovecho esta oportunidad para recomendar la película Lo que el pulpo me enseñó, en Netflix. Maravillosa.
    Pobres barquitas,

    Tendrán que seguir esperando.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, realmente el mundo animal y la naturaleza en pleno estarán de enhorabuena con nuestra reclusión ;)
      No conozco esta pelicula pero te haré caso, máxime cuando se acepta pulpo como animal de compañía.
      Esperemos pues.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Es maravilloso ese documental del pulpo, me sumo a la recomendación.

      Eliminar
    3. ¡Gracias! Lo tendré en cuenta :)

      Eliminar
  27. Don Alfred me haces recordar a John Dos Passos quien dijo: Somos libres: libres como las barcas perdidas en el mar". Un buen monólogo resultaria en medio de la nada.
    Salud-os

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Un elogio excesivo, pero me gusta el símil ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Lástima que pudieras terminar de escuchar la conversación, estaba muy interesante.
    Si ellas supieran que su dueño quizás ya no vuelva.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, realmente fue una pena. No estaban muy al corriente de su futuro inmediato.
      Un saludo.

      Eliminar
  29. Espero que pronto podamos volver a disfrutar plenamente del mar, las barcas y nosotros. Por acá seguimos con restricciones de movilidad y el futuro se ve incierto post periodo de vacaciones. Te dejo un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegará el día en que podamos hacer una vida algo más normal, supongo que cuando estemos todos vacunados.
      Afectuosos saludos.

      Eliminar
  30. Mi amigo Alfred, que triste verdad, cada día
    nos damos cuenta, todo los problemas que tenemos
    debido al virus, la situación esta peor ya no se
    sabe cuando se normalizara, si estamos peor.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto se está eternizando y vamos de ola en ola.
      Dulces besitos.

      Eliminar
  31. Tema marinero, esas barcas, ¡Cuántos bonitos recuerdos!

    Os echo de menos. Mantendré mi blog abierto, incluso publicaré alguna cosita, espero que pronto podamos dar a conocer el nuevo y que sigas en la lista.

    Gracias por tus ánimos e interés

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. Espero pronto noticias, echo en falta esa sal que le pones a nuestra cotidianidad ;)
      Besos.

      Eliminar
  32. Alfred muy buen relato. Desde el tren de la vida, en un momento, si se quiere se puede escuchar, lo que se comenta ahí abajo, en la naturaleza, en los objetos, en los peces, en los animales lejanos o cercanos a nosotros, que nos miran desconcertados. Hay mucho de locura y de ignorancia, que no se pueda respirar, junto al mar, ni en el bosque, ni a la altura de la nieve. No haría falta tanto policía, si cada uno fuera responsable y pensara en los demás. Una educación para que los ciudadanos fueran responsables, parece cada vez más necesaria que la locura de recortar libertades con decretos de confinamiento con vigilancia de policías y de drones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Manuel. Para mí todos tienen a decir lo que piensan, animados o inanimados. Está bien lo que dices, un poco de auto control nos iría la mar de bien, es simple educación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Hola Alfred!
    La imaginación no tiene límites cuando se trata de escribir, pero es una gran ventaja para el escritor. No sólo las pobres barcas se quejan de que no las lleven a paseo. Ya somos todos que estamos hartos de que un microscópico bichito nos haga la vida imposible. Y según vamos sabiendo, en el futuro podemos tener más pandemias por el cambio climático. Total, que al fina la culpa es nuestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      De momento la imaginación se sigue disparando, captando todo lo que tiene a su alrededor, para darle vida y con ella voz.
      La culpa siempre es nuestra, por habernos proclamado reyes de la creación.

      Eliminar
  34. Así es amigo.Triste y n muy real.
    Espero que ellas pronto algan a faenar y su patrón pueda seguir vendiendo lo capturado.
    Buen lunes Alfred. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Un día, esas barcas descubrirán que no nos necesitan para nada y saldrán libres por fin, al mar.... ya lo verás.

    ResponderEliminar
  36. ALFRED

    Retorno a mis visitas, y no podía privarme del placer de recorrer tu relato, si bien con un fondo de tristeza que de una u otra forma nos toca a todos, con la esperanza en mente, de que todo vuelva a su cause, y nos deje verlo, pqara volver a esa añorada libertad de vida.

    Un abrazo amigo, placer en acompañarte.

    LÚCAS

    (muerodeamorentuslabios.blogspot.com)... mi nuevo lugarcito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saberlo. Siempre es grato recuperar las buenas costumbres.
      Bien por tu nuevo lugar ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. A ellas también les afectó la pandemia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Directa o indirectamente a todos nos afecta.

      Un abrazo.

      Eliminar
  38. Están deseosas de salir a navegar, mira por donde a ellas también les afecta esta situación quien lo iba a pensar.
    Un abrazo Alfred
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes tu bien lo asustadas que empiezan a estar, ya se ven desmanteladas y alimentando una fogata de Sant Joan.
      Un abrazo Puri.

      Eliminar
  39. Las barcas tienen ganas de cumbia.
    Y yo también,de barcas y de cumbia.
    :S

    ResponderEliminar