domingo, 31 de mayo de 2020

EL NÍSPERO

Foto gentileza de M.S.N. 



El Níspero 
(Eriobotrya japonica)


Cada primavera lucía mejor. Más hermoso y cargado de fruta a cada año que cumplía. 

Al final resultó una buena idea haber escogido aquel rincón del jardín para plantarlo. 

El jardinero lo desaconsejó, por cuestiones de ubicación, sombreado, humedades, tierra empobrecida y no sé cuantas zarandajas más. 

Pero era el lugar adecuado para poner un árbol frutal que era lo que en aquel preciso momento de aquel desdichado día estaba disponible y presto para ser plantado, pues lo había traído la señora poco antes de desaparecer subrepticiamente. 

Al resto de la familia no le importó demasiado en donde quisiera poner el árbol de marras, pues bastante apenados estaban, cómo para preocuparse por un tema tan banal. 

La ausencia de la señora Florentina empezó a dejar de preocupar a la familia, al mismo ritmo que las autoridades que investigaban su desaparición empezaron a dejar de dar señales de vida por la finca, como ella hizo antes.

Era una cosa inexplicable, no había ninguna razón conocida para que le hubiera pasado algo y en cuanto irse así a la francesa, pues no era de su condición y mucho menos de su hasta la entonces exquisita educación. 

Por mucho que investigaron y preguntaron, buscaron e incordiaron por toda la geografía próxima a la finca. No hubo forma de saber nada de ella, cómo sí se la hubiese tragado la tierra. Una cosa inaudita.

Incluso se sospechó de una actuación desalmada, por parte de un vecino con bastantes malos modos, con el cual siempre había habido problemas de lindes, como está correctamente mandado en las relaciones campestres. Ya se sabe que en los pequeños pueblos la gente se aburre mucho.

El único que podía haber ayudado a desentrañar el misterio, dado su habilidoso olfato y su total querencia por la desaparecida, murió al poco de saberse la noticia de la extraña ausencia de su dueña.

El desdichado animal fue enterrado por el más pobre aún y desesperado padre de familia. El cual, dado que siempre había dependido en todo del ama de la casa, se sentía perdido y no se le ocurrió otra cosa que plantar el árbol en ese curioso lugar, en el que ya se habían encontrado más huesos, supuestamente de algún anterior animal de compañía. 

Y ahora, con el tiempo pasado y de mejor ánimo, el pobre abandonado, sonreía de forma desmesurada cada vez que iba al rincón a contemplar cómo crecía aquel fantástico ejemplar cargado cada vez con más fruta. 

Se ponía casi tan contento, cómo cuando le comunicaron que habían dado por desaparecida a su mujer, equiparándolo a un fallecimiento y, por tanto era el único heredero de la hacienda con todos los bienes que contenía, que no eran pocos, aparte de los caudales depositados en las entidades financieras.


El Farró, 31 Mayo 2020 


46 comentarios:

  1. Me parece que ese árbol tiene un buen sustrato. Aunque yo de ser "el afligido" señor no comía un níspero de ese árbol, quizá vengan envenenados... La venganza toma muchas formas :)))
    Por cierto, el níspero da gusto verlo tan repletito.

    Espero ya la emoción se atenúe, no deseo provocar un infarto, más que nada porque no aparezco entre tus herederos jajajaja.

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece a mí qué así es. Igual disfruta del sabor de "su" venganza. ;)))
      Es una foto de un amigo, espero que así no le apetezcan tanto y me pase unos cuantos.
      Me llevó un tiempo, pasado el cual, la alegría desbordada me hizo escribir esto. ;))))))
      Besines y gracias por la visita.

      Eliminar
  2. jaja, qué manera de desaparecer, a la francesa, pero el tipo tonto no es :-). Nísperos excelentes, seguro.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;)) Ya ves tú, cómo se las gasta la gente, esto del virus nos está afectando mucho el coco. tienen que estar buenísimos.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No sé, pero me da que ese magnífico nispero tiene un estupendo abono. Que disfrute mucho su herencia.
    Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces son de lo más inesperado. Creo que en ello debe de estar ;)
      Igualmente Laura.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Habrá que mirar detenidamente los nísperos... a ver si van a parecerse a la señora Florentina!!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día puedo contar lo que me encontré roturando un rincón para hacer un huerto. No era ninguna señora.
      Saludos.

      Eliminar
  5. El árbol de los tesoros enterrados. Muy buen relato, Alfred y muy bonita canción.

    Mil besitos y feliz junio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Auroratris, a ese árbol le sentó bien el abono especial. Me pareció una canción oportuna ;)
      Mil besos y feliz verano.

      Eliminar
  6. Que miedo. Supongo que acabamos de asistir al crimen perfecto. A falta de más detalles, no le veo fallas evidentes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el resultado obtenido, eso parece.
      Abrazos Julio.

      Eliminar
  7. En el abono orgánico está el secreto del buen crecimiento de un árbol.
    Genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada como el cultivo natural y ecológico.
      Muchas gracias Josep Mª
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. "El que nísperos come,
    bebe cerveza,
    espárragos chupa,
    y besa a una vieja,
    ni come, ni bebe,
    ni chupa, ni besa".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el abono de ese árbol, está en esa tesitura de ni come ni...
      Un abrazo Chema.

      Eliminar
  9. Hola Alfred!
    Buen ejemplar de níspero. Es un árbol de crecimiento lento pero tiene una ventaja, para él, todos los terrenos son buenos para crece, con la condición de que el suelo sea permeable. Ahora bien, cuando el árbol, tiene un porte magnífico, como es el caso, es que ha encontrado buen alimento, que éste, también es el caso. El que lo puso, tenía muy mala uva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola enric!
      Además pertenece a un amigo común ;)
      A veces en las actuaciones rápidas e improvisadas, salen grandes aciertos.

      Eliminar
  10. ¡¡Que maravilla de nisperero!! Los muchos que tengo plantados no le alcazan ni de lejos...pero paso de tal abono :D
    Y como lugar de reposo, prefiero el de Brassens ;)
    Muy ocurrente, como siempre. Me has recordado a una peli de Almodovar en que lo que desaparece de forma comestible es el arma del crimen...pero ahora mismo no recuerdo el título:(
    Un abrazo y disfruta de la cosecha :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de un amigo, pero no sé con qué lo abona, por eso me lo inventé. ;)
      No hay color, mejor se masajeado por las olas.
      De Almodóvar no sé, alguna de las primeras sería. Pero hay una del maestro Hichcock, en la que cocinan una pierna de cordero mientras atiende a la policía y luego incluso los invita.
      Un abrazo Framboise, a ver si consigo alguno.

      Eliminar
    2. ¡¡La pierna de cordero de Hichcok !!
      "El elemento narrativo del ama de casa de matar a su marido y dejar que los policías participan en comer la evidencia también fue utilizado por Pedro Almodóvar en su película 1984 ¿Qué he hecho yo para merecer esto? " nos dice la Wikisabelotodo ;)

      Eliminar
    3. Es verdad la Wiki lo sabe todo ;)
      En otra peli copió "El coleccionista" de W. Wyler

      Eliminar
  11. Si la sra. Florentina, hubiese oído a Brassens, seguro que hubiese elegido la playa de Sete, aunque los nisperos no salieran tan maravillosos y uberrimos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo Juan que no le dieron ninguna opción para escoger. Pues no hay comparación, dónde vas a parar ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. El níspero tenia buen abono y por eso creció tan frondoso. El heredero no hizo con los frutos mermeladas o le daba un poco de yuyu comer de aquello que le daba vida? Buen relato Alfred.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que el tratamiento de la tierra dio para buen fruto.
      El heredero puede comer y disfrutar, no parece un tipo con manías.
      Muchas gracias Nany.
      Muchos besicos.

      Eliminar
  13. Muy bien llevado! me ha gustado mucho!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lunaroja, me gusta haber acertado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Muy interesante y ameno, me gustó.

    Besos grandes al alma y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saberlo Paula.
      ¡Gracias!
      Grandes besos y feliz martes.

      Eliminar
  15. Sospechosa la frondosidad del níspero... jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abono no homologado es el culpable, demasiado hormonado. ;)))

      Eliminar
  16. La foto es muy linda, se ve al Níspero rebosante de fruta, muy buen abono tiene, supongo, después de leerte y no se me antojan. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mérito de un amigo. Es un níspero cargado de una forma que no había visto nunca, por eso creí que tenía que ser por algún abono especial.
      Saludos, amiga Sandra.

      Eliminar
  17. Tiene que ser eso. Mi vecino, en una esquina del jardín, no muy amplio, plantó una higuera. Después de varios años aún no ha crecido por encima de la alambrada, ni se han comido un fruto. Deduzco que el tema está en el abono. Qué sabio el dueño, el narrador y los comentaristas.
    ¿Se han olvidado las propiedades vitamínicas del níspero (importantes)? Gracias a ellas, el dueño se hizo rico en poco tiempo. Conocía el negocio o se dejó asesorar para promocionar el producto.
    No se descarta el abono, ni el sol, ni el riego.¡Jajaja!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola josé Manuel, se bienvenido.
      Lo peor del árbol de tu vecino es que no haya superado la alambrada y encima no de frutos que le puedas coger cuando esté a la altura adecuada a tus intereses.
      Un buen abono es primordial, de lo contrario el frutal no se desarrolla adecuadamente, ya has visto que en este caso la ubicación no ha tenido excesiva importancia.
      El dueño se hizo rico a pesar de las vitaminas que pudiesen aportar los frutos del árbol tapadera.
      Muchas gracias por la parte que me toca. ;))))
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. La señora Florentina fue un buena abono para el níspero jejejeje a la vista está lo lucido que parece el arbolito .
    Que listillo el padre de familia jejej
    Muy agradable de leer Alfred.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que al final de sus días siguió cuidando del jardín, al menos de un rincón. ;)
      Debió aprovechar su momento.
      Muchas gracias Puri.
      Besos.

      Eliminar
  19. En cierto modo fue un gesto romántico, romántico a la manera de un psicópata. Cada vez que prueba un fruto, se acordará de ella....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo romántico que pueda ser un psicópata, eso seguro, la tiene que tener muy presente ;)

      Eliminar
  20. ¡Ainnnnsssssss! La mare que parió al "aflijido"!
    Hay gente "pa tó"...a quien buen árbol se cobija, buena sombra le cobija...está bien "abonada", jeeeeeeee.

    Genial Alfred.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves tú las lágrimas de cocodrilo que derramó.
      Se arrima...Él salió con algo más que buena sombra.
      ;) Gracias mari carmen.
      Un beso.

      Eliminar
  21. No sé si la señora Florentina habrá tenido algo que ver pero el ese árbol es una maravilla.

    Da gusto verlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que como buena amante de la jardinería y cuidadosa con las cosas de su casa, se ha ocupado por siempre de que estuviese bien abonada.
      La verdad es que sí, Paloma ;)

      Eliminar
  22. Buena sombra da. La de la tranquilidad. 😉 Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría decirte si esa sombra y esos frutos se convertirán algún día en la perdición del hombre tranquilo.
      ;)
      Besos.

      Eliminar