miércoles, 20 de abril de 2016

La Misión



                                                                        Foto del autor






Tras tanto tiempo detrás de ella, sus deseos iban en aumento, no entendía como aquella asilvestrada podía tenerle en jaque, pero así era.

Le había llevado las más lindas flores, las que están lejos del claro del pueblo, las que están allá arriba, en lo alto de la cascada, las que para conseguirlas te obliga a meterte por la voraz selva, atento  a todo tipo de sabandijas.

Le llevó chucherías y abalorios robados a los mercaderes que transitan por el río, corriendo un alto riesgo por ello, pues eran gentes de muy mal cariz.

No lo entendía, le había convencido de casi todo, consiguió que dejara esos cultos ancestrales llenos de supercherías.

Que dejará de convivir en esa choza comuna, siendo la cuarta mujer del jefe. La poligamia era una aberración a los ojos de dios y un menoscabo para la mujer que se precie.

Esos asuntos Amira ya los tenía superados, e incluso se ocupaba de mantenerle la capilla limpia y le preparaba el vino y las formas.

Y también había entrado en su choza, siempre acompañada, para prepararle algo de comer y limpiarle el modesto habitáculo.

Por cierto levantando un polvo inmenso, con su escobón de cañas de bambú, que hacía imposible estar dentro en un buen rato.

Habían conversado a la orilla del río, mientras Amira le lavaba la ropa, sobre todo lo divino y de lo humano, bueno ella se limitaba a sonreír y a contestar con monosílabos, en función de la cara que el pusiera, si era seria o risueña; lo cual cada vez se le ponía más difícil, al ver que su barba se volvía más poblada y espesa.

Contemplando el paso del agua caudalosa pero tranquila, a los chicos correteando, entrando y saliendo del río, en función del comportamiento de los caimanes; a las piraguas de los que iban por pesca, Guzmán se preguntaba que había hecho mal para ser rechazado por la bella Amira y que no le otorgara sus favores, dicho en plan cursi romanticista, se sentía abrumado por no ser correspondido, lo cual estaba mermando su capacidad de dedicación en la tarea de evangelizar a toda aquella comunidad salvaje.

Entonces se dio cuenta que era víctima de sus propias palabras, había machacado a aquella gente por convivir según sus costumbres, con varios congéneres sin ningún vinculo matrimonial.

Manteniendo un comportamiento sexual a todas luces impropio, pues las parejas jóvenes se escondían por los cañaverales, a la que tenían edad de poder dar rienda suelta a sus apetencias.

Pero ellos consideraban que era bueno practicar para poder darlo todo cuando escogieran con quién convivir.

Eso si lo tenían, para tener hijos, fuera con una o con varías, era imprescindible hacer una choza, para ofrecérsela a la elegida, si ella quería claro.

Así que al pobre Guzmán, como buen misionero y para cumplir como tal, no le quedo otra alternativa, que construir una choza bien grande y soleada, para su deseada Amira, la reina de la danza de primavera.


https://www.youtube.com/watch?v=MN7ZhxaUNBg&feature=youtu.be



48 comentarios:

  1. A Dios rogando y con el .... dando, eh....

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como lo sabes, es un tema que necesita mucha dedicación.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Yo me sé bien lo que nos pasa de verdad.
    Lo que de verdad nos pasa, lo que nos ocurre en realidad,es que somos unos desconocidos para nosotros mismos, que no solo somos uno o una, sino muchos. Y no nos aclaramos porque a pesar de saberlo todo, y sin ninguna explicación, hacemos lo contrario de lo que sabemos o sentimos y al final, acabamos descubriendo a Descartes. Sólo sé que no sé nada.
    Me gustan tus palabrejas,Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tecla! Muchas veces somos una incógnita para nosotros mismos y nuestros actos nos denuncian.
      Seguiré poniéndolas.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi a estas alturas no me extraña nada.

      Besos.

      Eliminar
    2. No sé a qué altura estarás, pero debe de ser mucha, pues tienes buenas vistas ;)
      Besos.

      Eliminar
  4. Muy sabio el tal Guzman, porque, al final, y como reza la sabiduría popular: "donde fueres, haz lo que vieres".

    Gran relato, Alfred, me ha encantado.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que aclimatarte a las costumbres locales para dejar de ser un foráneo ;)
      Muchas gracias.
      Un saludo cordial.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias María, ami también me ha gustado el tuyo :)
      Un beso.

      Eliminar
  6. Grato leerte
    Intente ver la Pelicula pero luegode viajar por America y ver lo que fue la evangelizacion preferi que no
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejando aparte lo que pueda representar las creencias religiosas de cada uno, la colonización de América por los españoles da para más de una película y está es muy buena.
      Cariños.

      Eliminar
    2. Me alcanzo con ver la colonizacion en Peru
      Cariños y buen fin de semana

      Eliminar
    3. Gracias Abu! Igualmente para ti.

      Eliminar
  7. Que menos que una casa grande.....me ha gustado mucho la historia y la forma de narrarla.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, menos abalorios y más estar por la faena.
      Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Hola Alfred, hoy tus "palabrejas" tienen narices, pero como dicen allí arriba..."por favor no crear discusiones sobre la religión.
    Hennio es grande, y esta banda sonora bellísima, para un estupendo relato.

    Después de este tiempo sin vernos :)

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daphne, mejor no meterse en camisa de once varas sobre el tema. La banda sonora es preciosa y la peli está muy bien, los actores ni digamos.
      Espero verte más a menudo :)
      Un beso inmenso.

      Eliminar
  9. Guzmán no pudo resistir la tentación...

    Grande Ennio Morricone,le conocí hace muchos años en Murcia,todo un personaje.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobrecillo, perdido y solo en medio de un ambiente desconocido, con todos sus principios sucumbiendo al sentido común ;)
      Tiene que ser una gozada tratar a un personaje de esta magnitud.
      Besos.

      Eliminar
  10. Mejor ocuparse en Amira que en andar persiguiendo infantes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es un modo de decirlo, digamos que es lo natural ;)
      Saludos.

      Eliminar
  11. Bonita historia y como de costumbre muy bien narrada.

    Besos Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sofya, eres clara y concisa, intentaré seguir en este plan ;)
      Besos!

      Eliminar
  12. Hola Alfred, intentaron imponen unas "costumbres" sin tron ni son, sin respetar las que ellos ya tenían, entonces en este caso lo mejor fue claudicar si quería algo, pero donde esta el voto de castidad?, paso y sigue pasando:), buen relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue pasando hoy en día, intentamos convencer al otro de que su cultura y forma de vida no es la conveniente, al menos para nosotros. En medio de una selva, aislado de su bendito mundo civilizado, crees que le importa eso?
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  13. A veces porque actúas y tomas decisiones y otras porque no actúas. ¡Que difícil es a veces actuar correctamente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante la duda es mejor dejarse llevar por las leyes de la naturaleza.

      Eliminar
  14. El que debe adaptarse es siempre el que llega nuevo, pero en el mundo actual, a menudo pasa lo contrario.
    Me encantó el relato y la foto es bellísima.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy un prestigioso columnista de el principal diario de mi ciudad, hablaba precisamente de esto, un caso en Suiza sobre unos iraníes que no se acomodan sa sus usos y costumbres escolares.
      Muchas gracias, la foto de mi autoría es una cascada en el parque de las Torres del Paine (Chile).
      Besos.

      Eliminar
  15. El titulo ya me recordaba esta gran película y su hermosa banda sonora
    tu relato es muy bueno , el miedo a lo nuevo nos paraliza ese uno de nuestros grandes enemigos .. actuamos muchas veces sin ton ni son

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces escuchar una música te lleva a imaginar ciertas cosas o a veces es al revés la imaginación te hace buscar una música adecuada a lo que escribes ;) En cualquier caso se actúa mucho sin ton ni son.
      Besos.

      Eliminar
  16. Es una sábana entre tanto verde, la imagen.
    Abrazos, Alfred

    ResponderEliminar
  17. Y aún ambientándose a la forma de vivir, el buen colono, no consigue abrir el corazón ni las piernas de esa misteriosa musa. Algo le está faltando ahí. Eso sí, no vaya a recurrir a la violencia, que es el camino fácil pero repudiable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La violencia jamás, antes colgará los blancos hábitos de la percha de entrada a la cabaña ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  18. Los filmes de esas conquistas nos dejan sabor a pantano y mosquitos, a selva y a evangelización forzada y de malos modos.

    Muy buen texto. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los filmes son una representación amable de lo que debió de ser la cruda realidad.
      Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Un relato muy especial. Besos.

    Choza,caballa o palacio da igual.
    Todo queda en la decisión de la tal Palmira.

    Pero bueno, que por intentarlo no quede.

    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amapola, que decidan ellos claro está.
      Besos y un buen finde también para ti.

      Eliminar
  20. Finalmente se dejó atrapar por las costumbres de ese grupo social, cautivado por Amira, dejando de lado su primer objetivo, quizá para bien.
    Un abrazo que te dejo depositado en una flor de la primavera al final de tu relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor, adaptarse al medio, en este caso social.
      Un abrazo y gracias!

      Eliminar
  21. A donde fueres...haz lo que vieres.
    Suele decirse. Así le ocurrió al misionero, víctima de sus propias directrices.
    ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ciertamente acabo aplicando el dicho, que era su opción más realista ;)
      Besos.

      Eliminar
  22. Bueno voy a terminar el 2016, ves a la pobre Amira si la va a tocar barrer, el suelo de la choza será de barro :)

    ResponderEliminar
  23. Bueno voy a terminar el 2016, ves a la pobre Amira si la va a tocar barrer, el suelo de la choza será de barro :)

    ResponderEliminar
  24. Ever wanted to get free Google+ Circles?
    Did you know that you can get them AUTOMATICALLY & ABSOLUTELY FREE by getting an account on Add Me Fast?

    ResponderEliminar