viernes, 31 de mayo de 2019

Diálogos frente el mar


Foto gentileza de I.C.C.


Diálogos frente el Mar


-          Parece que vamos a tener un buen día.
-          ¡Sí, ya tocaba! Estaba hasta la copa, de este tiempo tan inestable.
-          Ni que lo digas, hay días que acabas ahogado por la lluvia y salpicado por este mar cuando se pone bravo y cuando no, otros de sequía total.
-          ¡Bueno, bueno! Lo de bravo  no sé yo si se le puede decir, parece un novillo de fiesta de pueblo.
-          ¡Y tú que sabes! Si siempre has estado aquí plantado.
-          ¡No, no! ¡Que va! Yo estaba en una plaza del pueblo, pero en una reforma para poner una zona de parking me trasladaron aquí. Tuve suerte de que tenían que inaugurar este paseo, que si no…
-          ¡Ah! Pues sí que  tuviste suerte, sí. Yo vine de un vivero, tengo muchos familiares por aquí.
-          ¡Ya! Vinisteis todos de golpe. A prisa y corriendo. Os plantaron para llegar a tiempo antes de la campaña municipal. No como yo, que me trajeron de rebote.
-          Sí es verdad, estabas aquí solo ante la inmensidad de este mar tan juguetón.
-          Al principio me sentía muy triste, incluso añoraba  a los perros y sus incomodidades.
-          ¿Y no podías añorar a los abueletes sentados en los bancos de la plaza?
-          Ya me gustaría, pero quitaron los bancos para poder montar tenderetes para cuando había ferias.
-          ¡Pues ya es añorar! Con lo guarros que son.
-          A veces prefieres una mala compañía que ninguna.
-          ¡Quita! ¡Quita! Más vale solo que mal acompañado.

-          Sí, eso es cierto, pero en parte. Tienes que vivirla, me refiero a la soledad más absoluta. El hablar sólo  contigo mismo. Es duro, te ves hablando con las piedras y esas, pobres, nunca contestan.
-          Pues es bonito ver cómo cambian de color según les da el sol.
-          Bueno, pero no dicen ni mu.
-          Ni falta que les hace.
-          Puede, es imposible de saber.
-          Procuro disfrutar del entorno y no me planteo esas cosas que dices.
-          Será por qué estuve demasiado tiempo sin compañía. Me gusta  estar ahora alineado con vosotros.
-          No te confundas, alineado no quiere decir que estemos de acuerdo en todo.
-          ¡No, que va!


Barcelona, 31 Mayo 2019


47 comentarios:

  1. Jajajajajaajaj, que magnífico diálogo entre esos dos arbolitos.

    Me encanta tu ironía.
    Aunque bueno, lo del mar bravo, si conocieran el Cantábrico quizá opinarían diferente jajaja.

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :))))Muchas gracias!!!
      Es marca de la casa.
      De ahí el comentario del novillo.
      Besines.

      Eliminar
  2. Tuviste suerte de poder escuchar la charla de esos dos arbolitos. Y buena manera de narrarla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se percataron de que estaba cerca ;)
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Aburrirse no se aburrirán, porque estarán situados en línea, pero "alineados" están bastante poco. Si uno piensa una cosa, el otro la contraria.
    Bueno y divertido diálogo, Alfred.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, creo que no, parece que se saben "soportar " bastante bien ;)
      Muchas gracias Chema.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Encantador dialogo de esos dos arbolitos frente al mar. Se hacen compañia ante la inmensidad de ese gigante que aveces se pone bravo.....saludos amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra. Qué bien nos iría escuchar a todas las especies a las que acompañamos en este planeta.
      Saludos amiga.

      Eliminar
  5. jaja, un diálogo perfecto, desde la orilla, como espectadores de piedra, los árboles cuentas sus cosos. Muy chulo

    Un beso, Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Albada Dos. Los árboles, como todas las especies, tienen su vida, sus cosas, que contarse. Hace poco leí un articulo sobre la relación que existe entre los arboles en un bosque y cómo se ayudaban entre ellos. Muy intersante.
      Un beso y buen finde.

      Eliminar
  6. Yo también estoy convencida de que los árboles hablan entre ellos y no pierdo oportunidad de darles un abrazo cuando salgo por el monte.
    Las piedras son más hurañas, sí jaja
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, te lo agradecerán. Algo más, pero no pierdo la esperanza de entenderlas un poco, en el fondo las que forman parte de una estructura, ya nos dicen algo. ;)
      Besitos.

      Eliminar
  7. Los veo un poco "jóvenes". Esperemos que la turbamulta de la playa en verano, les permita echar raíces y conocerse mejor.
    No es mala ubicación un sitio frente al mar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo son, pero eso no les impide tener un diálogo "adulto" ;)
      Es una ubicación con amplitud de miras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Tienes una inventiva tremenda y te felicito por ello. Sigue así, alegrándonos la vida con tu lectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molt agraït! Això espero.De vegades incordio.
      Una abraçada.

      Eliminar
  9. Muy buen diálogo entre seres inanimados ..aunque bien visto quien nos dice que ellos no tengan su propio lenguaje ..
    Me gusto mucho gracias por compartir.
    Abrazos !!,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo creo que todos los seres vivos tienden a comunicarse de algún modo, incluidos los que parecen inmoviles e insensibles al entorno. Humanos incluidos.
      Muchas gracias.
      Abrazos!!!

      Eliminar
  10. 🙂 los árboles hablan ( lo que me faltaba por ver) jajaja besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen conversaciones la mar de interesantes, sólo es cuestión de poner la oreja.
      ;)
      Besos.

      Eliminar
  11. Estoy convencido que de alguna forma se comunican.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta la idea de que dos árboles,o dos flores o...se entiendan entre ellos.
    : )
    La foto va perfecta y es preciosa!

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas no sería comprensible que no fuera así. Todos los seres vivos se relacionan.
      ;)
      Muchas gracias.
      Besos y feliz domingo.

      Eliminar
  13. Hola Alfred. Por supuesto, es original y a lo mejor, no es tan descabellado sólo que no tenemos constancia de la relación entre vegetales. Hemos sido capaces de ir a la luna, sabemos que hay comunicación entre animales y desconocemos si los vegetales se comunican.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no existan gravaciones pertinentes de dichas conversaciones no niegan su posibilidad de existencia. Pues un simple interés de mero expectador puede dar fe de una conversación.

      Eliminar
  14. Ojo, sólo alineados eh? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Texto e imagen se conjugan; por eso son los No Alineados. aunque pensándolo bien son iguales a muchos de nosotros.

    Saludo amigo desde Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos nos parecemos en alguna cosa.
      Saludos amigo desde Catalunya.

      Eliminar
  16. Aprendemos sobre los árboles, pero no de ellos, y deberíamos. Pienso en esos árboles centenarios y pienso en cuánto podrían contarnos si supiéramos escucharlos. Ellos sí podrían hacer crónicas interesantes de la historia.

    Ya te lo dije una vez: me gusta mucho que les des voz.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Deberíamos sí!

      La srta que no dice esta boca es mía... se prodiga por otros lares.

      ¿Lares? ¿No querrá decir mares? Lo digo por el contexto...

      -¡Oiga listín! Si he dicho lares es que quería decir lares. ¡Pues anda que no hay listos por la vida!

      Abrazos Alís. Aparte de esta playa siempre nos quedará París jajjaajjaja...

      Eliminar
    2. Debemos de aprender de todos los seres que comparten con nosotros este planeta.
      Muchas gracias Alis.
      Besos.

      Eliminar
  17. Diálogos sugerentes... y naturales!

    Abrazo Alfred.

    ResponderEliminar
  18. El mar da para eso y para más...bonito inspirador escrito.

    Petons!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar es como una ventana abierta a todo.
      Muchas gracias.
      Petons!

      Eliminar
  19. Relajante conversación. La foto preciosa.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los árboles son de pláticas tranquilas.
      Muchas gracias de parte de la autora.
      Muchos besicos.

      Eliminar
  20. Un diálogo muy interesante, la aclaración final es muy clara, jejej
    Solo alineados
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Puri.
      Hay que dejar las cosas claras.
      ;)
      Besos.

      Eliminar
  21. Hola Alfred, sabes que lo que dices es muy real, todos deberiamos de vivir en algun momento en la soledad absoluta para valorarnos. Creo que al final de la vida, eso nos espera. Bonita semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jova, la soledad absoluta, es un aespecie de terapia recurrente, necesaria en momentos puntuales de nuestra existencia.
      Lo que nos espera al final, es una incógnita todavía por desentrañar.
      Feliz semana.

      Eliminar
  22. Las pobres piedras que nunca contestan...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esas también tendríamos que preocuparnos.
      Besos.

      Eliminar
  23. Muy humano, real y entretenido tu arbóreo diálogo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar