jueves, 13 de diciembre de 2018

PASEO NAVIDEÑO






Foto cortesía de I.C.C.
Yo también la hice… ¡Pero no hay color!


Nostalgia


El frío que empieza a anunciarse junto con la Navidad (Esa época del año de gran disfrute para los comercios varios) no nos desanima  para salir a pasear, con la excusa de ver esa pobre iluminación nocturna, según voces críticas para con el Consistorio, de la que gozan nuestras calles en esta época del año, en nuestra querida “Ciudad Condal”

Hemos recorrido una de las principales vías de la ciudad, al menos la que tiene una mayor solera. Realmente la iluminación no mata y además es reaprovechada de otras ediciones. Lo único que destacan son los edificios singulares y hoteles que están iluminados de forma privada.

Ver una fachada de Gaudí, la casa Batlló en este caso, iluminada como se muestra en la foto es de agradecer y viste muy bien su tramo de calle. Aparte de que todos los turistas que aun estén paseando en horas nocturnas, la retratarán de forma más excelsa si cabe que al natural.

En plan batallita, puedo decir que en sus bajos hubo en tiempos una galería de arte, a cuyas inauguraciones  me colé en alguna ocasión para degustar los buenos canapés que en estos actos se solían poner en épocas remotas.

Pero ahora, durante el día sólo hay colas serpenteantes de visitantes, ansiosos por conocer las interioridades de una casa de Gaudí, por la noche cuatro despistados contemplamos su conversión en un fruto rojo y prohibido.

Seguimos bajando hasta Plaza Catalunya, antiguo centro neurálgico de la ciudad. ¿A saber donde está ahora ese centro?

Finalizamos el paseo en la Plaza Sant Jaume, centro político de la ciudad, del Belén instalado, me abstengo de hacer ningún comentario.

En cualquier caso no siento ningún efecto especial en mi ánimo que induzca a creer que estoy inmerso en un cierto espíritu de concordia inter-ciudadana.

Será que el supuesto espíritu navideño no ha calado en mi interior, quizás por ser mayor, quizás por ser un descreído o quizás por qué me han robado la cartera.


Barcelona, 12 Diciembre 2018

36 comentarios:

  1. Pobreza lumínica en Barcelona, derroche en Vigo... ¿Cuál será la medida adecuada?

    En cuanto a tu "desapego" del espíritu de concordia inter-ciudadana, :)))), será por cualquiera de esas causas que señalas. Si bien hay que reconocer que "perder" la cartera, pesa en el ánimo del más pintado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La medida adecuada es evitar el derroche sin hacer el ridículo, lo cual no debe de ser fácil. :)
      Supongo que es un buen motivo de desapego, sí.
      Saludos.

      Eliminar
  2. El robo de una cartera hace que a cualquiera se le vayan de un plumazo todos los ánimos, excepto uno; el cabreo.

    El sábado cuando iba al Teatro estaba todo iluminado, creo pelín en exceso (ya se sabe para gustos) pero madre mía!!! no recuerdo haber visto tanta gente junta en Bilbao (quizás en fiestas, pero huyo de allí en dichas fechas) y me entró de repente un agobio que me hizo por un momento pensar en la idea de atrincherarme en el Teatro y no salir de allí, hasta que toda esa gente desapareciese.

    Todavía tengo pesadillas...

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cabreo duda mientras vas teniendo que reconstruir tus documnetos y tarjetas varias. El enfrentamiento con la burocracia, no facilita la tranquilidad de espíritu necesario en toda celebración.
      Es que los bilbainos sois un pelin exageraos. Lo de quedarse en el teatro en plan sesión continua puede tener su cosa ;)
      Ya me imagino, suelo huir de las muchedumbres, pero a veces son inevitables, he estado de turista en este puente y algunas de las visitas eran un auténtico calvario.
      Sin pesadillas.
      Besines.

      Eliminar
  3. Nos roban la cartera a menudo, y a estas alturas, viene el desencanto, para mi no hay navidad, es una fiesta más, eso sí, estrenar año me mola, esperemos que este nuevo retoño nos mime más y sobre todo la cartera.
    Besos Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la única Navidad que cuenta es la de nuestra infancia, por eso intenté hacérsela feliz a mis hijos. Luego sólo queda la nostalgia.
      Veremos que tal se porta el nuevo retoño, pues éste no me ha traído nada especial.
      Besos Carmen.

      Eliminar
  4. Independientemente de ser o no descreído, la edad influye y más todavía lo de que te roben la cartera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Influye todo, pero con la edad el desapego se acentúa. Y sin cartera más.
      Un abrazo Chema.

      Eliminar
  5. Hola Alfred , pues no te creas que eres el único ya que a mi me pasa lo mismo que a ti , desde que tenía 16 o 17 años , ya que no se por que sera que a mi la Navidad , me entra la melancolía y eso que tengo a toda la gente que me quiere en mi casa mi familia , y no se si es por que el día de Navidad cumplo un año más y cada año que pasa me hago más mayor o por que solo he tenido un regalo , que esto es cosa de mi madre o no se , pero una vez que pasan las fiestas de Navidad vuelvo a ser la alegre flor de siempre , en cuanto a lo de la cartera también puede darse el caso , ya que hay mucho carterista suelto , te deseo una feliz tarde besos de flor.
    Y animo amigo , que dentro de poco , tendrás a tus hijos y nietos en casa... ¿ Por que digo , yo que tendrás y hijos y nietos ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, hay a quién lo de cumplir años le deprime, o que ahora la Navidad es como una fiesta puramente comercial, no sé.
      Lo de la cartera cabrea, molesta, irrita y encima te estás un montón de tiempo para arreglar el desaguisado, una lata de tomo y lomo.
      De momento sólo tengo hijos :)
      Besos.

      Eliminar
  6. Hola Alfred!
    Con o sin espíritu religioso, la Navidad si provoca una cierta nostalgia y quizás sea debido a aquellos tiempos en los que si había este espíritu religioso y nos unía más a todos. De toda manera es bonito pasear por las calles engalanadas, aunque sea por motivos comerciales.
    Lo del robo de la cartera es un punto y aparte, pero te deja cabreado y hecho polvo. Te comprendo. Estos individuos tendrían que estar en la cárcel.
    A pesar de todo, te deseo unas buenas fiestas y una feliz Navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Gracias por tu comprensión, cuando se te cae el velo de los ojos, tienes la nostalgia de cuando no sabías, de la candidez de la niñez, de la confianza en los mayores. No sé si la carcel es lo mejor, pero lo que es seguro es que siempre se salen de rositas, pueden entrar en el juzgado y salir inmediatamente. Y las molestias, a parte del dinero, y el uso indebido de tarjetas, es la cantidad de trastornos que te producen.
      Mis mejores deseos de paz y prosperidad, para estas fiestas y el año que se anuncia.

      Eliminar
  7. A mí estas fechas me provocan mucho estrés. Demasiadas obligaciones en todos los ámbitos.
    Siento lo de tu cartera, vaya faena!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi cada vez menos, las obligaciones con la edad disminuyen. Gracias! Es un faenón.
      Besitos.

      Eliminar
  8. Cualquier edificio que haya hecho el señor Gaudí, no hace falta darle color ni iluminarlo para ver su belleza.
    Aunque sea poquito, todos sentimos algo en Navidad. Sin embargo los mayores lo sentimos de otra manera, ¿verdad?
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad, todos son singulares.
      Algo sentimos, son las fiestas familiares por excelencia y siempre se nota a faltar los que ya no estan con nosotros. Creo que sí, lo sentimos diferente, no hay la ilusión de la infancia pero sí un reconocimiento hacia otras cosas.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  9. Jo... siento mucho lo de la cartera.
    Espero que puedas solucionarlo rápido.

    Espíritu de concordia, sí.... mucha concordia, por todas partes...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Es un auténtico engorro.
      Tanta concordia no me cabe en el bolsillo.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Un bonito paseo sin moverse de casa es el que has ofrecido a pesar de la escasez lumínica. Todavía no me he acercado yo al centro de mi ciudad a ver las luces, pero creo que las calles más principales están muy bonitas. Tendré que ir para que se me contagie ese espíritu navideño del que hablas, pero seguro que iré sin cartera porque los cacos en las aglomeraciones están al loro :))).
    Un abrazo Alfred y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que después he visto la iluminación en Málaga y he flipado en colores. Aunque el espíritu navideño, digamos que no se em contagia.
      Un abrazo y ¡Feliz Navidad!

      Eliminar
  11. Entonces, lo de la cartera ¿es verdad? Tenía la esperanza que fuese un golpe de efecto para cerrar tu texto. En esas circunstancias, es lógico no tener espíritu de concordia.

    Yo intento tenerlo todo el año y algo me pasa en estas fechas que tiendo a perderlo. Tal vez porque en estas fechas veo más la falsedad: todos deseándonos felicidad porque es lo que corresponde, no por un anhelo verdadero.

    No me hagas caso. Cada diciembre me pudre un poco más

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente sí, no en el mismo momento pero si relativamente cerca en tiempo y lugar, en un transporte público.
      En estos días las contradicciones son más notables.
      De todas formas cuando deseo una Feliz Navidad lo digo sinceramente, es lo que deseo.
      Te entiendo.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Pasear y ver las obras del genial Gaudí, es una gozada, Barcelona es preciosa. Tienes razón, la Navidad en mi infancia y juventud era distinta. Se me fue aquella etapa, ahora tengo otra, con relevo, tengo yernos, nuera y nietos, es otra etapa de la vida...y acabamos de celebrar las Bodas de Oro, pero los huesos crujen de vez en cuando y el coranzoncito con más remiendos que el traje de Cantinflas...

    Lamento el robo de la cartera, da mucho coraje.

    Que 2019 nos sea buenecito, (por no pedir ddeemasiado).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente tenemos cosas la mar de chulas. La Navidad y la percepción de nuestro entorno cambia, no está nada mal celebrar las bodas de oro. ¡Felicidades por ello! Es la contrapartida, a más años más achaques. :)
      Da rabia, ni siquiera un día, era bastante más joven, a punta de navaja lo consiguieron.
      Te deseo lo mejor para este 2019 que ya asoma.
      Besos.

      Eliminar
  13. A mí me da cierta pena ver estas iluminaciomnes típicas para estas fechas. Ir despidiéndose así del año, en una fiesta de colores, como si fuera un ritual para hacer las paces con la vida (por todo lo sufrido en el año), me provoca algo raro, no sé bien qué, pero cercano a la melancolía. Ciertamente nos hacemos "mayores", Alfred jaja
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabiendo que es algo falso, puramente ostentoso y sin ninguna aportación al espíritu de las fiestas, siempre picamos y vamos a ver que han puesto "este año"
      Nos hacemos mayores y descreídos :)
      Un abrazo Julio.

      Eliminar
  14. Agradezco tu compañía en mi blog, lo peor que has perdido la cartera, pero si te han dejado la vida menos mal ya que el mundo está loco.
    Yo estos días lo paso mucho en el pueblo escribiendo y leyendo al calor del fuego .
    Te deseo unas felices fiestas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que, siempre es un placer. Intentaré olvidarlo tan rápido como lo tenga todo en orden.
      Haces bien, así escribirás cosas bellas.
      ¡Feliz Navidad!
      Besos.

      Eliminar
  15. Qué faena lo de tu cartera!
    A mí la navidad me pone melancólica,no puedo evitar acordarme de personas q ya no están.Eso sí,intento pasarlas lo mejor que puedo en compañía de quien me apetece.
    Y vuelvo a casa,como el turrón...jajajjajaja
    Feliz Navidad,Alfred,te lo deseo de veras
    : ))
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni que lo digas!
      La verdad es que es la gran fiesta de la nostalgia, para los que tenemos más pasado que futuro.
      Feliz Navidad Carmen!!!
      ;))))
      Besossss

      Eliminar
  16. Ese paseo, imagino que lo haré el lunes, si puedo. Una bonita netrada, con gusto a preliminares navideños.

    Un beso grande y por un finde bonito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero te vaya bien y disfrutes con el. :)
      Un beso con el mejor deseo para que tengas un finde de lujo.

      Eliminar
  17. Yo soy extremadamente austera, ni idea tienes cuánto. La Navidad no es la excepción. No imagino a María y a José de otra forma. Yo si creo. Mi celebración es reflexiva más bien. Evito las reuniones de "película gringa". Todos se enojan conmigo, amigos y familia, pero, los evito siempre. No regalo, no recibo regalos. Lo único que si sé regalar a manos llenas es cariño. Pero choco, chocamos, porque muchos prefieren regalos, jaja. Lo paso con mi hija, eso sí, a veces vienen quienes piensan como nosotros, quienes se amoldan a nuestra austeridad. Sí cenamos rico, claro, como siempre, muy rico, pero sin excesos ni dispendios absurdos. Ha de ser fabuloso Barcelona, en Madrid, en Patis, en Londres, Waooow, en está época, como para admirar, aunque pensemos diferente respecto a las fiestas. Pero esa magia ha de ser bellísimo contemplarla.
    Besos.
    ps, quise que supieras mi real forma de ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estas fechas todos nos entrometemos en el hecho de reconocer lo mal que está todo, como se han comercializado las fiestas y todo eso. Lo de que son de cartón piedra, para entedernos, pero a la vez corremos como posesos para poder conseguir el regalo adecuado para cada cual. Somos los reyes de las contradicciones.
      Besos.
      Ps. Me encanta tu forma de ser.

      Eliminar
  18. Hola Alfred, estas fechas son consumistas en grado elevado, todos acudimos a comprar las cosas mas tontas para regalar,aún sabiendo que se devuelven pasadas las fiestas.
    En tu ciudad faltan luces de Navidad, en la mía sobran muchas si quieres te presto una pocas jejej. tenemos que andar con gafas de sol para evitar ser deslumbrados por el lucerío jejeje.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Puri, nos creamos necesidades muchas de las cuales son un sinsentido.
      Mi ciudad ha quedado pobre en luces, no ha sí otras que parece haber tirado la casa por la ventana.
      :)))
      Besos.

      Eliminar