miércoles, 31 de enero de 2018

Amo de casa


Foto del autor


Las tribulaciones de un amo de casa

                                                                                                                                El aprendiz de brujo

He llegado a la conclusión de que hay una conspiración, muy bien orquestada por cierto, para acabar con mis nervios y mi alterado estado mental, al cual estoy acostumbrado.

No puede ser que en poco tiempo, mi frigorífico diga basta, pero no de una forma definitiva, de esas que te dan ganas de llorar para después olvidarte de el cómo de un amante desechado,  sino de una forma incordiante, ahora funciono ahora no, ahora sólo en congelador pero la nevera no.

Compaginado por la muerte, también por etapas, del compañero fiel a quién contaba todas mis cuitas, ese ordenador siempre dispuesto ha dejarse acariciar a altas horas de la noche, en una borrachera de sentimiento literario que no compartía, pero soportaba.

Intentando superar tanto abandono, mirando todas las ofertas habidas y por haber, en nuestro basto mercado super-competitivo, incluyendo  visitas a centros comerciales, para ver in situ, las posibles ventajas y características de un modelo determinado de una marca concreta que no sabes bien por qué, crees que esa sí, no te va ha dejar abandonado, por eso de la obsolescencia programada. Hay quien dice que eso, no deja de ser una leyenda urbana, pero jode vaya sí jode.

En estas inquietudes  metafísicas estaba, cuando en una mala hora, una vez puesta la lavadora, que tiene la amabilidad de avisarme cuando ha acabado con el programa de lavado de ropa en el tiempo que ella considera oportuno, según temperatura, peso, revoluciones de centrifugado, en fin esas cosa que hacen variable su comportamiento, acudo presto para sacar la ropa y tenderla, cuando al abrir la compuerta, esa que me recuerda un ojo de buey, de los típicos barcos, como ese que cogí una vez para  ir a Genova...Perdón me estaba yendo del tema.

La cuestión es que al abrirla, sentí la misma sensación húmeda como cuando el perro de un amigo no tiene ni tiempo de salir a la calle y confunde tus piernas con el árbol de  enfrente de su casa.

Miro y siento, sobre todo siento,  sorprendido tamaño comportamiento de una fantástica lavadora nueva, sí nueva, apenas supera el año y algunos meses, una de esas cosas inteligentes, conectadas con no se que programa o aplicación para ser más eficientes y como nosotros, localizables y controlables a distancia.

Por suerte mis reflejos aún se comportan y consigo cerrar la compuerta con la suficiente prontitud y alevosía, para que la inundación no llegue a  los vecinos de debajo, gente joven y suficientemente preparada, como para ponerme una demanda por intento de ahogo nocturno.

Mientras le doy con el mocho a toda aquella exuberante cantidad líquida que debiera haber desaparecido por un tubo destinado para esos menesteres, observo el mensaje en la pantallita ad hoc para esas comunicaciones,imprescindibles para una buena intercomunicación, ya he dicho que el cacharro era inteligente.

Tengo que buscar el manual de instrucciones, en cuyo segundo tomo encuentro la definición de los mensajes encriptados que envía el aparato: Sobrecalentamiento del motor, desconecte media hora y vuelva a iniciar el programa en curso. Y se quedan tan anchos.

Por cierto, la lavadora es de la misma marca que el frigorífico, eso debe de ser una señal de interactuación premeditada, para desmejorarme.

La congoja me invade, tres aparatos de mi cuadra, en estado terminal o al menos poco operativo, no puede ser, mi desconsuelo es máximo, pero la opción suicidio no es computable, uno tiene sus principios, hay que aguantar hasta el final, sino ¿Cómo voy a fastidiar a los amigos y parientes varios?

Sarrià, 31 Enero 2018

54 comentarios:

  1. Jajajajajajaja.

    Todavía puede sublevarse el inodoro y eso ya sería fatal.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes una idea más brillante???
      :)))
      Besines.

      Eliminar
  2. Vaya gaita! Lo de la obsolescencia programada es muy cierto y !nadie que les ponga un multón! Pero tu lavadora es muy nueva. Aysh
    Que te sea leve amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en una semana trágica, tras otra, es muy nueva y muy suya, veremos que me dicen, de momento a esperar.
      Muchas gracias, amiga.

      Eliminar
  3. Jjajaja qué simpática tu entrada, ser amo o ama de casa debería estar remunerado porque es un trabajo de todo el día, hasta para aprender las instrucciones de los electrodomésticos tan mecanizados hoy en día jajaja, la mía tenía musiquita y todo al principio pero no sé qué narices habrá pasado que ya no funciona, a lo mejor toqué algún botón con estas manos tan juguetonas que tengo.

    Por cierto, mi frigo sí que necesita ser sustituido no veas como congela jajaja hasta el aliento cada vez que quiero sacar algo jajaaja.

    Un placer leerte.

    Besos enormes, amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que tenerse en cuenta esa sugerencia de considerarlo un trabajo remunerado, de momento solo es estresante. :)
      De momento he vuelto a mi infancia y he reconvertido una parte en nevera de hielo.
      Lo de la musiquita de la lavadora...tiene tela.
      Muchas gracias.
      Un beso inmenso querida amiga María Perlada.

      Eliminar
  4. Y un exorcista de electrodomésticos????

    Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sería mala idea, pero mis relaciones con los inquisidores, no está en su mejor momento.
      Gracias!

      Eliminar
  5. LO que te ha pasado es una cosa muy normal. Como bien dices que son "trastos" inteligentes, por ese motivo se estropean varios a la vez, para cabrearnos. A mi me pasó, se estropearon el lavaplatos y la lavadora a la vez y hacía poco que cambiamos el frigorífico. ¡Cosas del progreso! Como diría Don Hilarión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será todo lo normal que puedas considerar, pero fastidia un montón, es que no tienen ninguna consideración, y tanto disgusto a sí, de golpe, pues desarma al más pintado.
      Sí, son cosas del progreso, pero de los fabricantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Ay Alfred...que estoy igual que tú!
    Parece que vivo en medio de una conspiración de aparatos!
    Te entiendo perfectamente...con decirte que mañana viene el técnico de la caldera...
    La semana pasada el de la campana extractora.

    Venga,ánimo,la obsolescencia programada no podrá con nosotros!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que las desgracias de los electrodomésticos vienen en plan epidemia de gripe.
      No, por supuesto, veremos como acaba todo esto.
      Besos.

      Eliminar
  7. Jó Alfred, parece cosas de duendes, eres la repera. Tiene su qué...
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves mari carmen, una epidemia se ha instalado por mi casa.
      Y tanto que tiene su qué. ;)
      Un besillo.

      Eliminar
  8. ja ja ja...que bueno Alfred este post, y es que te entiendo a la perfección, se nos estropean los electrodoméstico y nos ahogamos y por si fuera poco ahora el móvil, te quedas sin el y quedas desnudo,desarmado.
    Pues si, cuando se estropea uno le sigue otro, como si estubieran engripados, a mi me ha pasado.
    Un abrazo de buena noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una situación a la que todos estamos abocados, nadie se salva y parece que hay unanimidad en que cuando falla unos hay otros caen en cadena. Es ciertamente como una epidemia.
      Un abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  9. Lo malo de lo inteligente es que también lo es para hacer putadicas. Lo que no parece tan inteligente es el manual de instrucciones. Hasta yo sería capaz de escribirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La inteligencia mal utilizada, tendría que estar penada. No estés tan seguro de poder escribir un manual de instrucciones, se necesita un nivel de estupidez bastante notable y tú estás muy lejos de eso. :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Se lee muy divertido. Se pasa mal cuando llegan esos complots de electrodomésticos :)
    Besitos con una dosis de paciencia y ánimo. ¡Tú puedes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede leerse divertido, pero no deja de ser un suplicio al que le ponemos buena cara, a ver si se apiada de nosotros.
      Gracias!

      Eliminar
  11. Jajaja, pues sí, es muy normal que se estropeen tres aparatos uno detrás de otro, es la ley de Murphy, o el dicho de no hay dos sin tres. Cuando se me han estropeado dos electrodomésticos en un tiempo corto de diferencia, sé que el tercero está al caer, pues ya me ha pasado.
    Seguro que ya se acabó esa maquinación de las máquinas, :))).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero no tiene ninguna gracia, es una ley que no me gusta nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Alfred!
    Perdona, pero cuando estas calamidades no le pasan a uno, encuentra esta situación hasta divertida y todo. La situación es cabreante, lo comprendo. Parece que haya un complot. Los fabricantes deberían tener un control de calidad que sirviera para algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Tiene algo de gracioso.para los demás claro, pero con humor todo es más llevadero.

      Eliminar
  13. No es ninguna leyenda urbana lo de la obsolescencia programada.

    Además , a nosotros nos terminarán haciendo lo mismo y acabaremos igual qye ellos...( electrodomésticos locos).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que no, pero seguro que ningún fabricante la admite. Nosotros también tenemos el genoma ese con la caducidad incorporada.
      Besos.

      Eliminar
  14. Jaja es la rebelión de las máquinas, creo. Se hablan entre sí

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las maquinas están hartas de trabajar y se han compinchado.
      Eso parece.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Hola, Alfred!

    Como estás? Bién de salud, pero de animo, las cosas no estão nada bién.

    Como siempre, textos mucho bién escritos, com imensa imaginação y com um elevado humor.

    Pensa, ahora, no sofrimento das amas de casa! Cuando acontece um imprevisto malo, entonces, outros se seguem. No es conspiração nenhuma contra ti, acredita, pero isto sucede muchas vezes y a varias personas. A ti, frigorífico, ordenador e lavadora, para além da partida de tu perro. Apesar de todo isto, o suicídio no compensa. Para descomplicar a situação, AMA!

    Besitos e dias mas alegres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Céu!
      Todo bien, salud y ánimos en buen estado general. Las cosas materiales fallan, pero es lo que se espera de ellas.
      Hay imprevistos mucho más graves, por supuesto.
      Besitos, vendrán tiempos mejores.

      Eliminar
  16. ¡Vaya epidemia! Los tres a la vez, Alfred. Hoy los aparatos tan inteligentes dan miedo. Cada vez más complicados. Y el puto consejo de siempre "Apague y vuelva a encender" Seguro que tu paciencia ha aumentado espero que no llegue al límite. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy grave! Se acaba de ir el técnico de la lavadora, ha certificado la defunción del motor. A pesar del "apague y espere" La cosa no ha prosperado.Paciencia toda.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Son los tiempos modernos que no se conforman con lo que está pasando.

      Eliminar
  17. Jaja Alfred, perdona que ría, sé que cuando se sufre de gracioso no tiene nada. Pero lo cuentas tan bien que es inevitable la carcajada. No sé si será tu caso, pero en el mío tuvo su explicación, cuando pones una casa, compras todos los electrodomésticos, y claro, al decidir marcharse, se van igual que llegaron, todos juntos jajaja. Bueno amigo, espero se haya ido solucionando todo y hayas vuelto al orden en tu hogar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es el caso, solo se han puesto de acuerdo a la hora de renunciar a su funcionalidad.
      Un abrazo Yashira!

      Eliminar
    2. Eso quiere decir que tienen fecha de caducidad, Tecla!

      Eliminar
    3. Cierto, tienen fecha de caducidad, mal que nos pese...

      Eliminar
  18. Las máquinas de vez en cuando se empeñan en recordarnos que no somos nada sin ellas. Lo tengo claro, si me dejasen en una cabaña en medio del bosque estaría muerto en dos días :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos facilitan la vida cotidiana, pero no nos imposibilita de funcionar por nosotros mismos. Lo de vivir como en plan Walden, tampoco estaría tan mal. :)

      Eliminar
  19. Comparto y comprendo tus afanes, Alfred, estamos en las mismas condiciones.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tu visita.
    Un abrazo.

    Espero que se hayan solucionado ya los problemas con los electrodomésticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti!
      Un abrazo.
      Estamos en ello :)

      Eliminar
  21. Tienes razón son infernales máquinas, organizan complots contra uno de forma sistemática vía online...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabaremos siendo dominados por nuestras propias máquinas... ;)

      Eliminar
  22. Jaja te entiendo. Yo tengo un microondas en estado de coma. Y no sé qué hacer. Me da miedo actuar. Quizás unas palabras de cariño lo revitalicen. Pero no quiero dejar expuesto que lo necesito tanto, en una de esas se aproveche de mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también los oyes por la noche cuando formulan sus confabulaciones. Es mejor hablar en voz alta por la casa, hablando de lo mal que lo pasarán en una chatarrería, mientras son desguazados.

      Eliminar
  23. Nunca oíste hablar de la rebelión de los electrodomésticos, pues cuando llega no hay mas remedio que hacerles frente con una sonrisa.
    Cosas y casos de ser amo/a de casa.
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tenía idea. Me costará sonreír a esas maquinas inmundas que se han confabulado contra mi. ;)
      Ya veo.
      Besos Puri.

      Eliminar
  24. Hola Alfred , esta entrada me la había perdido ... Espero que la secadora no se lie con el micro-ondas y se pongan los dos de acuerdo , ay que ver lo que jode cuando la lavadora o la nevera se ponen en ese plan , espero que todo se haya arreglado , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, Ahora ya te puedo decir que la cosa está solucionada. Pero fastidió lo suyo.
      Besos Flor.

      Eliminar