lunes, 9 de octubre de 2017

Un bello amanecer




Foto de I.C.C.


Un bello amanecer


Un amanecer hermoso,
pueden hacernos
perder de vista,
unas humildes mieses,
que nos darán de comer,
en un futuro día a día.

Panojas que resisten,
sueños rotos y quebrados,
por un viento que no entiende
de respeto por el débil.

Azotando sin pasión,
con el despego
de quién tiene la fuerza,
y no necesita la razón.

Pero la mies es mucha,
dicen viejos escritos,
y muchos llamados,
a vivir de ella.

Esa necesidad le da
estar en mucha estima,
y no hay viento que dure
eternamente en su fuerza.

Debilidad que las espigas
aprovechan para crecer.
fuera de la vigilancia,
opresora .

El pueblo sabio admirará
el bello amanecer,
se dejará acariciar
por ese viento ufano,
pero se alimentará del grano
de  la resistente espiga.


Sarrià, 9 Octubre 2017


28 comentarios:

  1. Ciertamente un bello amanecer.

    Las espigas te están inspirando muy bien ;)

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito sí.
      Una buena foto da para mucho ;)
      Ya te comenté que hoy...
      Besines.

      Eliminar
    2. Me lo comentaste, sí. Y aquí la has empleado pero que muyyyy bien.

      A buen entendedor ;)

      +Besines.

      Eliminar
    3. Estaba precisamente con este poemilla :)
      Mangas verdes! :)))
      +Besines

      Eliminar
  2. Es preciosa la fotografía, amigo Alfred, haciendo juego con los versos, así se sienten acariciadores como la misma imagen, y me ha encantado el estilo de la letra.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias en nombre de la autora, los versos han intentado hacer honor a la imagen y al día. Ah que es chulo :)
      Besos y tarde feliz, amiga María.

      Eliminar
  3. Las espigas juntas hacen frente al viento...

    Hermosa foto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si les añadimos unas amapolas para dar color...tenemos la vista perfecta :)
      Muchas gracias de parte de la autora.
      Besos.

      Eliminar
  4. Recuerdo mi niñez viendo los espigas mecidas por el viento en aquellos amaneceres campesinos en casa de los abuelos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. "La mies es mucha y los obreros pocos".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tomé cierta licencia respecto a la cita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Esas espigas estarán fuertes y preparadas para cuando ese viento cese. Será un gran amanecer.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las espigas están a punto, por mucho que rebufe ese viento, cada vez más desinflado.
      Abrazo fuerte Sara.

      Eliminar
  7. Bonita foto. Que el amanecer soñado, entre las mieses maduras, llegue sin dejar a la mitad de los campesinos fuera del campo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias de parte de la autora ;)
      La mies es para todos, los que han colaborado en su siembra y los que esperan para disfrutar de sus frutos. Sólo se quedan fuera aquellos a los que no les gusta el color de la mies.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Alfred , un poema muy bonito .... Yo creo que es más un hermoso homenaje a los "Segaors" que con mucho cariño simbran sus campos , a la espera de tener un buen año y del fruto que del el tiempo de maduración y el respeto de las inclemencias de tiempo , cuando llegue el tiempo de recoger el fruto , puedan comer de el , duranto todo un año.
    Te deseo una feliz tarde , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Flor. Digamos que es algo más que un homenaje a ellos, es a todo un pueblo. ;)
      Feliz también para ti.
      Besos.

      Eliminar
  9. A mi me gusta el color de la mies, Alfred. Y a muchos, muchísimos más.
    Lo que pasa es que estamos a merced de aquellos que no hemos elegido y por si era poco, parece ser que no nos soportamos los unos a los otros.
    Ama y serás amado.
    Ama a al pueblo y el pueblo te amará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bonito ver unas espigas bailando al sol.
      Estamos a merced de la sin razón, e instalados en ella, los que debieran dar ejemplo de amar al pueblo.

      Eliminar
  10. El amanecer como una metáfora al espíritu humano y su capacidad de volver a nacer y resistir cada día si así se lo propone.

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
  11. Se lee mucho entre líneas Alfred. Cierto " y no hay viento que dure
    eternamente en su fuerza". Mi madre decía "no hay mal que cien años dure y sí creo que que el viento afortunadamente se va debilitando. Mucha fuerza y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, nada dura eternamente, somos la suma de muchos instantes, importantes para cada unos, pero totalmente efímeros para los demás.
      Muchas gracias!
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Un escrito libertario muy bello.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Los mejores deseos de que haya siempre quienes cultiven esas bellas mieses
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abu, que sigamos sembrando y recolectando mieses y el viento no consiga malbaratarlas.
      Cariños.

      Eliminar