viernes, 26 de mayo de 2017

TORTILLAS



Tortilla Campera (Foto del autor)


Para escuchar mientras se degusta el producto
(aprovechado de por https://elcollardehampstead.blogspot.com.es/2017/05/pavo-real.html



Se sentía un maestro de las tortillas, las hacía de diversas maneras, texturas, ingredientes.

Les dedicaba toda la atención del mundo y se sentía del todo realizado cuando acababa su obra y les sacaba una foto para dejar constancia de ese trabajo tan bien hecho, todavía humeante.

Daba igual que fuera la típica española, de patatas fritas sin cebolla, o de calabacín, alcachofas, pisto, camarones, judías etc. etc.

Tras su finalización sacaba la cámara y zas, foto que te crío, quedando así plasmada para la posteridad.

Con el rollo del colesterol, su productividad había descendido considerablemente; desde que le diagnosticaron y medicaron, se limitaba a hacerlas muy de tarde en tarde, pero con el mismo entusiasmo de siempre.

Siempre con huevos de gallinas camperas, de las que estaban catalogadas como sueltas y paseantes, disfrutando de un buen entorno y espacio amplio para corretear, nada de jaulas estresantes, donde acabar desquiciadas.

Era de los que se miraba los productos en los comercios, varias veces, llevando siempre las gafas de ver, colgadas de un cordoncillo, para poder leer todas las etiquetas, donde estuvieran bien puesto la trazabilidad del producto y su centros de manipulación, cuantos menos mejor.

Lo que se dice, buscar artículos de proximidad geográfica, al ladito mismo del consumidor, y con poco gasto en transporte.

No hay nada como animales autóctonos, a los que se les puede llamar de tú y te entienden en tu mismo idioma.

Solía trocear los ingredientes con mucho mimo, poniéndolos en su justo tiempo de fritura, para que homogeneizaran a la perfección con los huevos frescos, batidos en su justo punto para darle esponjosidad a la tortilla y así evitar esos mazacotes tan vistos, en las que suelen presentar en muchos sitios.

La verdad es que nunca había tenido una crítica negativa a lo que consideraba su buen hacer en el tema.

Tampoco es que recibiera a nadie para ofrecérsela, pero bueno seguro que gustarían mucho.

Cualquier día se atrevería a probarlas, después de hacerles la foto y antes de tirarlas sin saber qué hacer con ellas.



Sarríà, 26 Mayo 2017

Dedicado a un amigo, que le preocupan mis estados de ánimo literarios.




42 comentarios:

  1. Iba de maravilla leyendo, riéndome con esa ironía tan tuya, por cierto, a mi si el producto es bueno la procedencia me da igual, me gusta aprender idiomas :P
    Como decía estaba tan feliz, haciendose la boca agua, que casi no he comido, hasta que he llegado al final...tirarlas, la madre que acunó al cocinero, yo le mato agggggg

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente muy rara Livy. ;)
      Besines.

      Eliminar
    2. La hay sí, pero leñe que regale las tortillas o le paso mi dirección y me las mande a mi :))))

      Besines

      Eliminar
    3. Será cuestión de ponerlas a la vista, para que en tu vuelo puedas verla y venir a por ella. ;)
      Besines.

      Eliminar
  2. Perooo,peroooo,peroooooooo cómo tira las tortillas??
    Si es que hay gente pa tó...

    Ya quedamos con Livy y nos las repartimos...
    :P

    Qué sorpresa ver la canción! me encanta,gracias por ponerla.
    : ))
    Un besazooooo y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien lo dices, hay gente pa tooo...
      Hecho, tortillas para las dos :)
      Es que me pase por un blog, te suele tener unas músicas preciosas, y me le lleve puesta.
      Besazo y feliz finde!

      Eliminar
  3. Hola Alfred!
    La tortilla tiene muy buen aspecto. Es uno de mis platos preferidos. Un día de estos por la tele salió una abuela centenaria y el presentador le preguntó cual era el secreto para llegar tan bien a su edad. La abuela contestó: Me tomo un huevo diario. (Seguramente comería algo más).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Tiene mejor sabor que aspecto. Bueno es un buen alimento, aunque ahora tengan mala prensa por lo del colesterol de marras.

      Eliminar
  4. Yo leyendote embelezada Me encantan las tortillassssssss
    La imaginaba y zas tu final me dejo risueña
    Buen fin de semana Alfred
    Te dejo mis cariños agradeciendote el siempre estar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A quién no le gusta una buena tortilla, incluida la modesta francesa.
      Bueno, hay que buscar un final sorpresivo ;)
      Un abrazo, gracias a ti.

      Eliminar
  5. Estaba yo toda entusiasmada leyendo y al llegar al final ¡Zás! "bofetón" culinario. Por primera vez no me gusta el final de tu entrada, estoy con la mayoría de los otros seguidores.
    Que tengas un buen finde y te envio un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! A sí nadie se queda con la tortilla...
      Feliz finde, un abrazo.

      Eliminar
    2. ¡Qué pillín!¡Ahora te entiendo!
      Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...

      Eliminar
  6. Jajaja, no sé como le saldrían de sabor, pero la de la fotografía no tiene muy buen aspecto, aunque a mi me gustan tanto, que me la comería igualmente.
    Un chocante final que me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fe de que la de la fotografía tuvo mejor sabor que aspecto ;)
      Un final para darle un toque sorpresa.
      Gracias!
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Buenas tenía que hacerlas para que le subiera el colesterol incluso sin probarlas.
    No sé si has hecho tú la de la foto, pero tiene una pinta estupenda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A que si!!!
      Modesta obra propia, con buen sabor a pesar de su aspecto rústico.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Mira que tirarla...
    Debería regalarla y hacer feliz a alguien... pero ya se sabe que en la literatura todo es posible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la gente gasta unas licencias literarias...
      Saludos.

      Eliminar
  9. Eso es amor a la tortilla...y desamor, porque tirarla es una verdadera lástima!
    Claro que el goce está en la elaboración...algo así como el vivir y saborear el trayecto,¿no?
    Bon profit...a la basura y al amigo al que tanto le preocupas.
    :)
    Besos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les tiene tanto amor que no se atreve a constatar su sabor y se queda con la miel a tocar de los labios.
      De momento no se ha atrevido a perdirme que le invite a una de mis tortillas. ;)
      Besos.

      Eliminar
  10. Jajaja pues ¿no dicen que hay olores que alimentan? pobre hombre, qué vigile el día que las pruebe.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vete a saber que le pasa por la cabeza a un tipo así ;)
      Besos.

      Eliminar
  11. Además de la tortilla en la que me sumo a la mayoría de los comentarios, qué ricas son. Tus estados de ánimo literarios no son motivo de preocupación, sino de admiración, porque tienes de todo y es lo que te hace fascinante escribiendo.
    Besos de anís.
    Besos de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, tendré que seguir escribiendo y olvidarme de las tortillas ;)
      Beso anisado.

      Eliminar
    2. Claro, porque lo tuyo, lo tuyo es: escribir.
      Óyeme, dos pares de muchos besos te envié. Los míos y quizá alguna hadita que se coló a leer a través de mi ventana, jajaja. Hasta ahora me percato. Buena semana.

      Eliminar
    3. Sí! Lo nuestro es escribir, siempre y en todo momento :)
      Todos son bien recibidos y a través de tu ventana , ni te cuento.
      Buen finde!
      Un beso.

      Eliminar
  12. jjajja Alfred el sorprendente. Muy bueno. Pintaza tiene esa tortilla...espero que no la tiren!
    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;) Muchas gracias! No, esa no, que es para consumo propio.
      Besitos.

      Eliminar
  13. El final es un buen resumen de lo que somos como sociedad. La sociedad de la imagen y de las apariencias.

    Esta vez lo vi venir, y aún así me ha gustado... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que me vas pillando :)
      Muchas gracias.

      Eliminar
  14. Literariamente yo te veo genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Unas tortillas con humor. Hacerlas es un disfrute, olerlas y alimenta, pero saborearlas es tan grato y si se hace en buena compañía, el colesterol ni sube por eso.

    Ya ves que soy un poco de las de antes. Las moderneces de las fotos para colgarlas en internet y que las vean los amigos virtuales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hecho, la comida es para disfrutarla y con buena compañìa mucho mejor :)

      Eliminar
  16. Que rico se ve ese plato, para que después se desaproveche así, sin más, me parece un crimen. Todo sea por la imagen. Tanta planificación, dedicación y mimo por nada jaja o quizás por un par de likes

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que quedo muy buena, lo de tirarla es una licencia. :)
      Muchos saludos.

      Eliminar
  17. Sería una pena que después del trabajo de hacerlas las tirase. La tortilla de patatas, la más común, es un poco laboriosa pero es un plato exquisito, no hay nada que la supere.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las moderneces tienen estas cosas.Muy buena la tortilla de patatas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Alfred , y yo me pregunto ¿Si después de mirar tanta etiqueta , ver si los huevos son de gallinas en livertad , y hacer la dichosa tortilla y hacer le la foto , para luego tenenerla que tirar , para que leches le puso tanto empeño y ser tan metodico ? yo para mi que a este cocinero le faltaba un herbor , y si quieres un truco para que tus tortillas queden jugosas , hay gente que les hecha una cucharadita de levadura "Royal" a los huevos , pero yo le pongo un poquito de agua , y salen super esponjosas , pruevalo y ya me contaras , por cierto yo no he provado la tortilla de tu foto , tú tartilla campera que ingredientes lleva ? te deseo una feliz tarde , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor! Forma parte de las incongruencias que cometemos todos en esta vida.
      Hay quién le añade un poco de leche, personalmente no le pongo nada, en este caso huevos, berenjena, patata, tomate (muy poco), pimiento rojo y algo de calabacín, creo. En realidad la campera es una forma de aprovechar lo que se tiene a mano, en plan huerta. :)
      Besos.

      Eliminar