miércoles, 15 de junio de 2016

La chica

                     Obra de Hopper




Regresando a casa, tras el acopio de pan y el periódico, previo al desayuno matutino, una chica me aborda con sigilo.

Es joven, muy joven, apenas tendrá la edad de mi hijo pequeño, no soy un experto en fisonomías ni en etnias, pero está claro que es de origen más bien magrebí.

Tiene una linda cara y una voz suave, con el seseo del otro lado del estrecho, aunque por edad puede haber nacido aquí, entre nosotros y ser una generación ya asentada.

Su hablar es fluido y no denota desconocimiento del idioma, tiene una cara ovalada limpia y sin mácula de maquillaje ni sombra, con mirada abierta.

Me pide si conozco algún trabajo, no me pide dinero, solo referencias de un trabajo en el barrio, desconozco tales necesidades y la dirijo a que vaya a algún comercio que puedan saber de la búsqueda de una chica para hacer faenas caseras qué es lo qué sobreentiendo de su demanda.

Ante su insistencia en seguirme en mi camino, le comento que no puedo ofrecerle nada.

Entonces me conmina preguntándome si vivo solo, lo cual me sorprende, le sonrío y le digo que no escosa suya.

- ¿No quieres mujer?
- ¿Como dices?
- Si no te gustan las mujeres.
- ¿Qué tiene que ver?
- Voy contigo
-¡No gracias!
- Sigue buscando un trabajo, no hagas eso.
- Por diez  euros, yo voy contigo.

La aparto, y le digo que no me interesa, me había cogido del brazo.
Se queda parada en la acera, mientras enfilo hacia mi portería, intentando ver que no me siga y no mire donde entro.

Pero lo hago mal, pues cuando creo que está mirando a ver si ve algún otro incauto, y yo miro al abrir la puerta que no tenga algún cómplice amigo de lo ajeno, justo ya estoy dentro, ella se me cuela detrás.

-         - Yo subo a tu casa, solo diez euros, lo pasarás bien.

-         -¡Por favor, sal ahora mismo de aquí!

Insiste en su ofrecimiento, ahora soy yo quién cogiéndola por el brazo, con firmeza, le indico que abandone la portería y que no me obligue a solicitar ayuda externa.

Una vez fuera, entro en el ascensor un tanto alterado, extrañamente en una antigua zona residencial, como donde vivo, este tipo de cosas eran impensables, al menos hasta ahora.

La situación obviamente me ha desconcertado, se supone que estas cosas existen, por qué las has leído o visto en reportajes, pero es algo ajeno a ti, es un mundo paralelo que se haya lejos de casa, no es el mio, no invade mi tranquilidad existencial, pero cuando invade mi pequeño microcosmos, me desconcierta y tampoco he sabido darle ninguna solución, simplemente me la he sacado de encima.

La degradación de las posibilidades de sobrevivir con dignidad en nuestra actual sociedad, parece que se resquebraja a marchas forzadas.

Del susto o alteración sufrida, tampoco es que sea un incidente peligroso, solo molesto e indigno, contemplo como se me ha parado el reloj.


48 comentarios:

  1. Un relato que engancha desde el principio aunque sea con un tema tan triste por parte de estas personas, que tienen que llegar a esos extremos para sacar un poco de dinero, pero también considero que al ser la forma más rápida, quizás no miren otras alternativas que no sean humillantes.
    ¡Qué susto Alfred! podía haber tenido un cómplice y ser un atraco... A mi en vez del reloj, se me habría parado el corazón, jeje.
    Espero que este caso no sea tuyo.
    Me ha encantado, y como lo desarrollas, más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda! Lamentablemente, en este caso es una simple crónica ciudadana, un caso real que me impresionó y mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Amapola! Una situación muy triste, ciertamente.
      Besos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola Celia! Totalmente injusto, estamos viviendo unas situaciones lamentables, que tienen culpables y se ríen de la población.
      Besos.

      Eliminar
  4. Por muy triste que sea la realidad, nunca sabes que se esconde detrás de ello, y aunque por suerte nada más ocurrió, ha vece es la antesala de algo peor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ilesin! Desconozco la realidad que se esconde pero la intuyo. Tenía que estar inducida por alguien, era demasiado joven para hacerlo por su cuenta, al menos eso creo.
      Besos.

      Eliminar
  5. La degradación ha impregnado todas las clases sociales.
    Pero obviamente quienes la padecen con mayor crudeza son los más desfavorecidos.
    Que pena, por favor...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi! En la escala social, que se ensancha cada vez más, por la parte inferior, los de abajo, la situación es cada vez más preocupante.
      Una enorme pena.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Desgraciadamente muchas mujeres se ven abocadas a esa situación.
    Es devastador.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen! La cantidad de cosas desagradables que no debemos saber. Es totalmente devastador.
      Besos.

      Eliminar
  7. Que malo que invadan nuestro sitio no???
    Lloro al leerte
    Siempre hubo necesidades imperiosas, lo que sucede que ahora llegan a la puerta de los benevolos.
    Recuerdo el dia que un bloggero explicaba que un amigo de 70 años habia comprado una esposa de 17.....
    Pero cada uno puede hacer algo, estoy seguro que tu hallaras horas para ayudar a los que mas mecesitan
    Creeme , es buenisimo
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abu! Cualquier cosa que me expliques puede ser cierta, el ser humano es capaz de vilezas inexplicables, una crónica así no puede ser buena, duele el alma.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. No es ficción, no, y aunque en este caso lo fuera, insisto: no es ficción. Hay más casos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar, que en mi caso es un hecho totalmente verídico y sin ningún adorno literario.

      Eliminar
  9. Hola, Alfred...

    Realidad ou ficção...
    Si es realidade, te dou mis parabéns, pke conseguiste refletir y ser de ferro, o k no es fácil para nenhum homem, independentemente da idade y do estado civil.

    Gostei das tuas reflexões sobre os tempos k vivemos y sobre o vazio dos sentimentos. Por 10 euros, una joven mujer se prostitui con un hombre desconhecido, pero ela soube te hacer perguntas sobre trabalhos-fainas domésticas, antes de te convidar y oferecer sus serviços.
    Te juro k no sei o k pensam estas ninas-mujeres.

    Prostituição sempre existiu y mi padre y meus tios tiveram su primera esperiencia sexual con prostitutas, nos anos 60, pke las mujeres, las chicas, eram honestas y no se vendiam.

    Besos y una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo verdad, y no me sentí para nada cómodo con la situación,
      Eran otros tiempos con mucha hipocresía.
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  10. Es triste la realidad de muchas mujeres, a las que debemos comprender y respetar, porque ignoramos sus circunstancias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con todo el debido respeto, llegar a este tipo de situaciones no dice nada bueno de nuestra sociedad.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Alfred,

    Tengo nueva entrada. Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. No lo sabes bien, una situación desconcertante, muy triste.
      Saludos.

      Eliminar
  13. A mí también me hubiese entrado un poco el miedo. Si tuviera la plata, quizás se la daría. Y después apuraría el paso y me haría el loco. Como casi siempre.

    Más saludos, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sientes culpable por sacártela de encima por no ayudar, por desconfiar de sus necesidades, por si tiene un cómplice, por si quieren extorsionarte, por si...
      Saludos Julio D.

      Eliminar
  14. Buenísimo relato, dos situaciones totalmente opuestas,para ella es buscar su pan de cada día, ¿él?, ya lo traía bajo el brazo, su prensa y el estómago lleno de su primera comida de ese día donde tendrá más.

    Te felicito por tu descripción tan, tan "fácil de leer" porque no me atañe o ¿si?.

    Besos muchos

    TRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, he de decirte que es una vivencia personal, osea es un hecho real, con toda la tragedia que ello implica por ser como es.
      Besos TRamos!

      Eliminar
    2. Efectivamente es trágico y si antes me ha gustado como marcas "las diferencias" , ahora te aplaudo con más impetú por lo bien que has utilizado tu papel y conseguir la verdad del drama.
      Enhorabuena, Alfred.






      Eliminar
  15. la escala social, la vida, la necesidad y todo junto a la vez.
    Una situacion comprometida, que no llegó a mas y que le puede pasar a cualquiera.
    Uno busca pan por un intercambio, el otro ya tenía el pan y quería tranquilidad.
    Es triste que tengan que ocurrir estas cosas.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy triste, ver a una persona en un estado de supuesta necesidad, aunque no lo aparentaba, abocada a una situación limite por sobrevivir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Alfred , esto es muy real a día de hoy , algo parecido le paso a mi padre con un "Gorrilla" de estos que te dicen donde hay un hueco , para aparcar el coche y de propina le das un 1euro , si tienes para 15 días en el hopital ya me diras tu a como te sale el apacamiento , si no quieres que te destrocen el coche , como alguna vez a pasado , muy bueno tu relato , yo la verdad es que también tendria algo de miedo , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flor, hay que estar atento a lo que nos rodea, pero esto me deprimió.
      Besos.

      Eliminar
  17. Quizás era su única salida, o quizás no buscó otras salidas. No lo sé.
    Todo es relativo. Un abrazo, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, lo del trabajo era una simple excusa para entablar conversación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Alfred
    Está escrito de una manera y muy bien, que parece que sea real.No es normal. Pudiera ser una delincuente profesional, aunque también podría ser una inmigrante con apremiantes necesidades, o sencillamente una profesional del sexo. Un misterio. Espero que no me ocurra. Buen texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Es real como la vida misma, sospeche que pudiera tener a alguien vigilándola, pero no vi nada sospechoso, lo cual no quiere decir que no pudiera tener cómplices. No sé, me resulto todo muy extraño.

      Eliminar
  19. Es muy triste Alfred, estamos en un punto de no retorno, la cuestión es que todos arriesgamos ya mucho en determinadas circunstancias, menos mal que aún hay casos en los que se impone el sentido común.

    Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Triste es poco, estamos viviendo unos tiempos en los que la dignidad humana vale bien poco y todo se vende barato, para sobrevivir simplemente.
      Besos!

      Eliminar
  20. Que tristeza XD.
    La degradación está afectando de tal forma, que cada vez imposibilita más las condiciones, para poder llevar una vida humana con dignidad. Sobrevivir, es el grito silencioso e intenso de muchos grupos por el derecho.
    Y la dignidad tiene que ir asociada a la igualdad social.

    Besos Alfred y perdona mi ausencia, ya me podré al día. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que veas como esta el patio.Con las condiciones de vida que se han indo imponiendo hasta ahora. sólo vale sobrevivir.
      Besos Daphne, gracias por la visita, pasate por tu casa cuando quieras :)

      Eliminar
  21. La vida en su faceta mas cruel y triste, esa mujer estaría desesperada o puede que fuera obligada por otra persona, en fin sea como sea es algo que pasa más de lo que imaginamos, tu no quisiste aceptar su servicio, pero seguro que otro si lo hizo, y entonces ella seguirá en ese circulo sin ver la salida. La necesidad es terrible y el hambre te obliga a hacer lo que nunca harías.
    Besos ALfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da igual si era obligada o fruto de su propia voluntad, lo único claro es que las condiciones de vida cada vez están peor y la gente cada vez estamos más necesitada.
      Besos Puri,

      Eliminar
  22. hemos llegado ya a esos grados de hunmillación y de búsqueda de sustento?

    :( si fueras un canalla seguro le habrías seguido el juego. suerte tiene ella que no fuiste tu uno


    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras se llenan la boca con la creación de empleo y mejora de ayudas para los más necesitados, la vida para mucha gente se sigue degradando.

      Eliminar
  23. Un relato muy triste que trata un tema delicado, pero tristemente cierto, me ha enganchado desde el principio!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más triste del caso es que se trata de una situación real, vivida en primera persona
      Un saludo.

      Eliminar