martes, 8 de septiembre de 2015

MUSEO EGIPCIO






MUSEO EGIPCIO

Recién me he sacado el salacot y me he pasado el pañuelo por mi sudorosa frente.



Ha sido una expedición altamente positiva, por todo lo visto y la cantidad de piezas encontradas.

Todas ellas de un gran valor arqueológico, que están convenientemente etiquetadas y clasificadas, poniéndonos al corriente de su procedencia, y reinado al que pertenecen.




Me entró un súbito interés por el mundo egipcio, en los albores de mi adolescencia, cuando cayó por casa, un libro sobre el mundo de los descubrimientos arqueológicos, titulado Dioses, Tumbas ysabiosde C.W. Ceram, fue un best seller, de la divulgación del mundo del descubrimiento de los yacimientos antiguos, que seguro despertó más de una vocación exploradora.




En mi caso, me permitió pasar con nota un examen de historia en que deje asombrado a un viejo profesor perdido en la lista de los reyes godos, al que le habían borrado la memoria, de nuestra más reciente y triste pasado; de gestas miserables de un generalito con bigotillo.




Con el deseo nunca conseguido, de recorrer las pirámides y sentirme Lawrence por un día, siempre he recorrido a la lectura de los libros que hablan de ese la cultura perdida entre arenas.



Cerca estuve de acercarme a Egipto, pero el viaje se frustró y las condiciones han ido empeorando, hasta hacerlo poco motivador en mi vida actual.




Por eso no me he perdido la visita, pero me he perdido en ella, recorriendo los espacios del Museo de Arte Egipcio, ubicado en Barcelona.




Con un recorrido sabiamente programado, nos trasladamos por toda las épocas del antiguo Egipto, descubriendo asombrados, todo lo que fueron capaces de hacer, con los limitados medios correspondientes a su período en la historia.



Menos el salacot, prestado por internet, el resto de las fotos son de mi autoría, con las limitaciones que ello implica.

16 comentarios:

  1. Pues las fotos son magnificas y el relato nos ha llevado por todo el museo de manera que creía que estaba dentro, contigo, recorriéndolo.
    Es una maravilla, me gustaría verlo y recorrerlo recreándome en todas las esculturas y en todos sus detalles.
    Un abrazo, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita y por tan agradable comentario. Es un museo, de iniciativa privada, pertenece a la fundación Clos, un hotelero gran aficionado a la egiptología. Un mecenas al estilo americano, para entendernos. Realmente vale la pena recorrer este espacio con calma y en buena compañía, como fue mi caso, si es posible.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me quito el sombrero, que no salacot, para decirte cuán divertido me ha resultado este paseo no ya por un museo, que también, sino por cómo con el relato nos metes en él, como lo estuviéramos recorriendo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Albada, me ha encantado poder llevarte del brazo por este espacio y que te haya gustado la visita.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Tiene un encanto muy especial aquella época, además de ser muy enriquecedora.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente conocer y saber de las civilizaciones anteriores es enriquecedor, y te hace pensar, que quedará de la nuestra?
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Todas las fotos están muy bien. La cultura egipcia desprende un misterio que te envuelve y de alguna manera te hipnotiza. Bien por habernos llevado a este mundo.

    El saludo de un hipnotizado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te quedes mucho tiempo hipnotizado, que tienes que ir a verlo, lo tienes cerca.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. He estado a punto de ir varias veces... pero mi falta absoluta de conocimientos sobre los egipcios me ha hecho pensar que no disfrutaría de la visita.
    Me ocurre en otros museos.
    Al final recorro los museos como muchísima gente, mirando de aquí para allá, casi como si estuviera en un centro comercial.
    Y así no se ha de visitar un museo.
    Se ha de visitar sabiendo algo, o con guía, o con audioguía...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente vas a ver cosas que te interesan y por las que previamente, te has documentado un poco, gracias a las audiogías conoces el desarrollo de la exposición, pero eso solo lo uso cuando desconozco totalmente el tema expuestos, o sea a menudo.
      Saludos.

      Eliminar
  6. me encanta estar en primera fila y leer mirando tus fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mucha, acomódate libremente y goza con las vistas, mientras las palabras acarician tus oídos.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Gracias por ser el guía de mi visita al museo!

    =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer acompañarte por sus salas, pararnos ante sus vitrinas, asombrarnos ante sus muestras y sonreir por los comentarios.
      :D

      Eliminar
  8. Alfred voy a decir algo que he pensado desde que empecé a comprender el sentido de los museos. En principio me apasionan, casi todos y se trate de lo que se trate. Tuve oportunidad de estar viviendo en Londres y visitar el museo británico que ya ni recuerdo la cantidad de salas egipcias que tiene, lo mismo el louvre y casi todos los grandes museos europeos. En principio aplaudo a esos genios que en aquella época hicieron lo que hicieron, todo es admirable. Desde una simple cuchara hasta las más refinadas tumbas...pero jamás he podido dejar de preguntarme porqué todos esos tesoros no están en el lugar que corresponde. Que yo sepa Egipto no dono esas piezas sino más bien le fueron arrebatadas y no hablo de nadie en particular sino de todos en general. Nadie va a convencerme de que eso no es patrimonio de cada pais y su cultura y que nos lo quieren vender de otra manera.

    Las fotos son estupendas, nada que envidiar a nadie
    Te dejo mi beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy toda la razón en cuanto las colecciones de arte fruto del expolio de los triunfadores de batallas con derechos de conquista y con los que con malas artes se apropiaron de los tesoros culturales de otros países. Núnca entendí, que para ver completo el Parhtenon de Atenas, tengas que ir a ver los frisos a Londres.
      En este caso concreto, las piezas expuestas son compradas legalmente o conseguidas mediante cesión del Museo del Cairo.
      Luego tenemos las muchas exposiciones itinerantes, que se hacen gracias a los prestamos entre fundaciones de los grande museos.
      En cualquier caso disfrutemos, aya donde podamos de la cultura de nuestros ancestros
      Un beso!

      Eliminar