sábado, 1 de febrero de 2014

Una calle










Una calle del Barrio Gótico de Barcelona

Volví paseando por aquellas estrechas calles, llenas de turistas curiosos, despistados y desconfiados, el frio invernal y la humedad congénita de la ciudad, no les había hecho desistir, de destripar un poco de historia de la parte vieja de la ciudad.

El sol, apenas se vislumbraba por la estrechez de las calles, inclinadas, recoletas, inimaginables, con aquellas porterías inmensas de palacetes, reconvertidos en museos, hoteles, restaurantes, donde la nobleza,  generaciones hacía que no se resguardaba.

Encontré, sin buscar, la calle donde puse, tiempo ha, mi caballete, mi lienzo y mis pinturas, y ante otros turistas despistados y autóctonos presurosos, inicie un cuadro imposible, donde plasmar el paso del tiempo por una calle, en la qué aún resuenan, cientos de palabras de muchas conversaciones inacabadas.

Me venían a la memoria, los comentarios vertidos sobre mi obra, despiadados unos, considerados otros, indiferentes los más, despreciativos algunos, elogiosos pocos.


Ahora no llevaba ni lienzo, ni caballete, ni pinturas, sólo una cámara con la que pude captar, la luz, los colores, tu sonrisa, pero no las palabras que rebotan entre las paredes de la calle, de esas conversaciones inacabadas.

6 comentarios:

  1. Bella nostalgia entre olores de un Gótico imposible ya. retiene tus lienzos a través de tu mirada, que nos acerca a ese rincón, suavemente, para no despertar a los recuerdos.

    Muy bello. Felicidades. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene volver por unos parajes, muy vividos y apreciados, donde todo rezuma palabras atropelladas, ansias de vivir y despliegue de sueños.
      Gracias! Un beso!

      Eliminar
  2. Tus palabras me han hecho recordar los gratos paseos por las calles que describes. Las fotos captan el sentir de ese momento si bien en un lienzo se saborea más el gusto de los detalles. Sea como sea, tu relato y la imagen que lo acompaña, me ha llegado allí donde se esconde el buen sabor de los momentos.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber, que has reverdecido buenos sabores aposentados en tu interior.
      Gracias a ti, un abrazo!

      Eliminar
  3. Hola
    Muy bien escrito y poético, un punto romántico y un punto sentimental, pero de todas formas, bonito.

    ResponderEliminar
  4. Es la descripción de un instante, vivido tiempo atrás, al volver a un lugar, en el que afloran los recuerdos.
    Pura nostálgia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar