jueves, 17 de septiembre de 2020

UNA BICI POETA

 

Una bici poeta 


Foto gentileza de I.S.


 

Pedaleo tras pedaleo 

dejo señal de tu cuidado, 

Luna amiga del poeta 

que en la bici te reseña. 


 

Habían decidido salir al amanecer, para evitar el calor en los momentos de máximo esfuerzo. 


Ya se sabe que siempre las idas son más sufridas que las vueltas.

 

Lo habían dejado todo preparado por la noche, con los bidones de agua y las provisiones necesarias para salir airosos del desafío. 

 

Incluso para no perder tiempo en la salida matutina, ya estaba todo montado en la bici, en sus correspondientes bolsas portadoras, además las dejaron en la calle con total seguridad, por saber dónde estaban, un lugar del todo recomendable. 

 

Vigiladas por una luna llena de aquellas que te quedarías despierto si no fuera por la excursión.


Iniciaron el ascenso del puerto de montaña, al poco de haber salido de aquel tranquilo pueblo. Estaba a punto de iniciarse el clarear del día y el fresco nocturno aun dominaba la escena. 


En cuanto pararon para tomar resuello y hacer la primera foto al despertar de la jornada, vieron las huellas que habían estado dejando sobre la calzada. 


Parecía como si la Luna les siguiera acompañando.


 


 

Barcelona, 17 septiembre 2020 

 

82 comentarios:

  1. Alfredo, ets un escritor nat! Tens una facilitat innata per fer quatre ratlles sobre qualsevol idea. L'enhorabona!
    Una bona abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molt agraït Joan per les teves paraules, animen molt a continuar escrivint. Merci.
      Una forta abraçada.

      Eliminar
  2. Esta bicicleta tiene algo mágico ese color blanco no será el reflejo de la luna diciendo adiós. Un abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una bicicleta que va dejando un rastro lunar a su paso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Pues ahora esa bici también brilla con luz propia y multiplica su reflejo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues no le encuentro nada poético al ir en coche por una carretera comarcal y encontrar a unos ciclistas que se creen en pleno tour de Francia y van unos al lado de los otros hablando entre ellos, la poesía que me produce es tremenda jajjaaj

    Pero tu poema ya es otra cosa, y esa bici de la fotografía no será la de E.T verdad?

    :)))

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es nada poético lo que comentas, pero sí el ir dejando un rastro lunar a tu paso.
      Menos mal ;)
      No, no es la de E.T. ya sabes que salió volando.
      Besines.

      Eliminar
    2. Jajjaja, cierto, salió volando, quién pudiera tener una bici así ;)

      +Besines

      Eliminar
    3. Sería una pasada de campeonato ;)))))

      +Besines.

      Eliminar
    4. Quiero esa bici para subir a la Luna!
      : )

      Eliminar
    5. Pide tanda y ponte a la cola ;))))

      Eliminar
  5. Pues qué quieres que te diga, que teníamos que ir todos en bicicleta para no contaminar el medio ambiente, además de económico, haríamos un favor a la madre naturaleza.

    Qué bonitas las fotos, especialmente de arriba ¿las has sacado tú?

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería una solución de lo más acertada. Al menos en lo máximo posible.
      No, son fotos sacadas por una cuñada ;)

      Besos.

      Eliminar
  6. Hola Alfred!
    Una bici poeta, una bici que inspira al poeta. A la luz de la luna no se si es una buena opción circular por una carretera pero si el poeta se inspira, bien vale la pena. Un buen poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Son horas en que no pasa nadie por una carretera comarcal ya de por sí muy poco transitada. Al menos eso creo :)
      Muchas gracias.

      Eliminar
  7. La luna transmutó para darse un paseito
    Admiro a los ciclistas que suben puertos de montaña, yo no tengo fuelle ninguno
    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La luna se encapricho de la bici y le acompañó un rato.
      Besitos.

      Eliminar
  8. Hay excursiones que son dignas de homenajear. Precioso tu sentir, Alfred.

    Mil besitos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una especie de desafío familiar ;)
      Muchas gracias Auroratris.
      Mil besos.

      Eliminar
  9. Por lo menos todo salió a pedir de boca, porque muchas veces se prepara todo con gran cariño y al final algo falla y se tuerce amigo Alfred, pero no fue este el caso. Un bonito amanecer, bellas monturas y a disfrutar del camino.
    Dejas tus letras bien engrasadas en ese bello poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me consta que les saliera mal la excursión. Seguro que disfrutaron de lo lindo.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Ella nunca nos deja. Siempre luz, siempre huella. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  11. Una bonita excursión en bicicleta bajo la luna inspiradora de tus letras.

    Un fuerte abrazo Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene toda la pinta de haber sido así.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Una extraña bicicleta. No sabía que fuera poeta. Ese reflejo lunar es interesante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo puede ser transformado por el poder de la Luna.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Bici y luna poetas. A pedir de boca todo. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno el título, creo que está muy acertado. Me recuerda aquello de "Golpe a golpe, verso a verso..."
    Me quedo con "Vigiladas por una luna llena de aquellas que te quedarías despierto..."
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué más quisiera que poder llegar a ser sombra de esos versos.
      Muchas gracias.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Pues me he quedado con muchas ganas de poder hacer esa excursión tan fresquita.
    Felicidades por el premio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y a mí! Seguro que con esas bicis tan mágicas se sube sin esfuerzo.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Qué envidia.
    Ahora mismo me subiría a la bici... pero no es tan bonito lo que vería.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí.
      El panorama aquí no es tan sugerente.

      Saludos.

      Eliminar
  17. Me has puesto las ganas, pero no tengo ni bici.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Ay,cuánto me has recordado a mi infancia y a mi adolescencia, donde la bici era nuestro vehículo para viajar y sentir que todo lo podíamos.
    Muy hermoso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con una bici se era el rey del mambo ;)
      Muchas gracias lunaroja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Preciosa bicicleta. Sabe llevarte hasta lo más bello!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí tiene, con su visión la imaginación presto se ha disparado ;)
      Muchos besitos.

      Eliminar
  20. Debió de ser un paseo inolvidable y esa luna, esa luna....

    La música acompaña :))

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ver el cambio de guardia entre la Luna y el Sol, no hace falta más.
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  21. inspiradora la luna, la bicicleta y ese recorrido imaginario o no, que podemos hacer con ella..hermoso paisaje como tus letras... Te dejo mi abrazo Alfred!

    ResponderEliminar
  22. Una luna que no quiso dejar sola a la bicicleta, que dejó constancia de su compañia, la foto muy original y los versos muy buenos. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una Luna que acompañó y guió a los ciclistas hasta dejarlos ante el Sol.
      Muchas gracias Ester.
      Abrazo

      Eliminar
  23. Tienes una forma muy agradable de relatar esa experiencia en bici con la música que acompaña la historia, una vivencia sencilla pero muy intensa porque así la sentiste y nos la transmites. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas las cosas sencillas se puede sacar lo mejor para todos.
      Gracias Ana.
      Un abrazo

      Eliminar
  24. Que bonito poema Alfred, es poético ir con tu pareja en bici los dos, imagine la escena y me trajo recuerdos de antaño. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no se trata de nosotros, es como si lo fuera.
      Saludos amiga.

      Eliminar
  25. Todo un recreo hacer excursión en bicicleta, disfrutando del entorno y con saludables ejercicios y con la luna iluminando el camino, preciosa entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena forma de moverse y conocer el entorno.
      Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  26. Un momento mágico, bajo la luna, con el amanecer despacio, mientras la bici observa.

    Un beso, Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Luna observando, las bicis ungidas por su luz y el Sol asomando.

      Un beso Albada Dos.

      Eliminar
  27. Alfred mi amigo, bella inspiración
    y la luna de testigo, me agrado
    mucho lo que escribiste.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Siby.
      Una escena que ayuda a ello.
      Dulces besos amiga.

      Eliminar
  28. Seguro que bañado de luna y acompañado por esa música, el paseo debió parecerte inolvidable.
    Un abrazo.
    P/S.- El beso anterior, debió caerse de los que guardo para mis amigas lectoras.
    Gracias por estar dispuesto a aceptarlo. Siendo como ahora son los besos, virtuales, no hay peligro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En situaciones así, todo acompaña.
      Un abrazo.
      Aparte de las precauciones impuestas por el tema covid, hay lugares en que es de lo más normal.
      Besos ;)

      Eliminar
  29. Pedalear en buena compañía es importante. Hay que compartir las buenas experiencias. Y si la luna se añade a la aventura, mucho mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la compañía lo es todo.
      Por supuesto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. La luna lo saludó al parar que supieran que estaba con ellos.
    Buen fin de semana. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. ¿Y cuándo te abandona la luna? Si todavía siendo de día, uno piensa en ella.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esté a la vista o escondida, siempre está.
      Otro para ti.

      Eliminar
  32. Mi bicicleta es un cacho de hierro pesado y torpe y aún así, cada vez que la veo, recuerdo tantas cosas que soy incapaz de buscar otra :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cacho hierro que sea, atesora muchos kilómetros compartidos.

      Eliminar
  33. Crónica en dos ruedas y la luna de acompañante!

    Que bonito

    ResponderEliminar
  34. Vaya bonita manera de disfrutar de la luna y de la bicicleta, precioso Alfred
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conxita, me lo han puesto fácil.
      Un beso.

      Eliminar
  35. Una luna fiel que acompaña siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Hola Alfred, la Luna fiel amiga que siempre nos acompaña y no nos abandona sea donde sea, bonito relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Más que una excursión me parece una aventura. Claro que yo soy muy mala para la bici y aún peor para los puertos de montaña. En llanura aún me apunto, jeje.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es gente muy experimentada y bien entrenada.
      Para lo de los puertos tampoco yo me apuntaría mucho. ;)

      Besos.

      Eliminar
  38. Hola, Alfred. ¡Qué poesía más fresca y bonita! Me han gustado especialmente estos versos: "Vigiladas por una luna llena de aquellas que te quedarías despierto si no fuera por la excursión". Dan ganas de atrapar las musas que habitan en la luna y en silencioso baile se anudan en las huellas de esa bicis poetas. Una brisa suave, amable y perfumada de amanecer son estos versos. Se agradecen. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica, un placer leer tu comentario, es de los que anima a seguir ;)
      Muchas gracias.

      Eliminar