lunes, 12 de agosto de 2019

LA AMERICANA (bis)

Foto gentileza de I.C.C.


LA AMERICANA (bis) 


Sin darme cuenta me he visto abandonada en una infecta percha de plástico; dejada de cualquier modo, sin un acomodo decente cómo me correspondería por mi noble condición.
Por lo que parece me ha dado el cambiazo por otra, en un visto y no visto.
Tanto tiempo abrigando las espaldas de un hombre, al que quieras o no le coges cariño, y cuando menos te lo esperas, te ves cubriendo una simple percha pública, en el guardarropas de una sala de fiestas del tres al cuarto.  
Pues no parece que esté acompañada de piezas de un diseño muy exclusivo que digamos.
Un sombrero de copa que se hace el graciosillo para ligar con poca clase.  ¿Quién usa hoy en día una chistera si no es para disfrazarse haciendo el payaso?
Y esa estola con aires de diva teatral, que son las formas que gasta, me parece de lo más insustancial que pueda haber actualmente puesto sobre una bella espalda.
Está  claro que no les he caído nada bien, en el fondo creo que estoy muy por encima de ellos dado mi origen artesanal y de buen paño inglés.
A mi dueño, (igual le puedo llamar ex) le gustaba fardar de llevarme hecha a su medida, mostrando los botones de la bocamanga desabrochados. Cosas del pijerío.
No sé si el elemento en cuestión, volverá a por mí, o si por el contrario es una cosa definitiva, pero no le ahorro la ganancia, pues se ha llevado un pendejo de usar y tirar. Esas cosas de hoy en día que justo cumplen una temporada. 
Muy vistosa al primer golpe de efecto, pero a la hora de la verdad nada de nada. Una cosa de lo más insustancial.
Noto las miradas estiradas de todos las prendas depositadas en este lugar, que dicho sea de paso podría oler algo mejor.
Esta mezcla de perfumes de baratillo me está empezando a marear.
La verdad es que con él he conocido todo tipo de lugares y de gente, a cual más singular y sugerente.
Normalmente la gente interesante está precisamente en sitios totalmente originales.
Espero que me saquen pronto de aquí, me han recibido con un silencio sepulcral, eso que hace un momento esto parecía un gallinero. Todos piando al unísono.
Veamos qué se puede esperar de estos especímenes.

Pero pronto se encienden otra vez los murmullos:
-     ¿Has visto ésta como se las da de señorona?
-     Ya ves, las hay que han de hacerse notar sea como sea.
-     Sí además sin respetar al personal presente.
-     Cómo si fuéramos un coro para hacerla destacar.
-     Si es que no hay educación, enseguida se nota de qué pie calzan algunas divas.
-     ¡Dejadla! No la necesitamos para nada, Además la han dejado tirada. Está resentida.
-     Sí, muchos humos, pero su dueño se ha llevado a otra.
-     Pues cuando venga el dueño de verdad, se tendrá que contentar con eso. Ya veremos qué pasa.
-     Sí, eso si la quiere y no monta una reclamación en toda regla por mala custodia.
No seáis tan crueles con ella, lo debe de estar pasando mal, seguramente. Quién así hablaba era el  serio abrigo protestón con su suerte noctámbula.
-     ¡Hola cariño! Parece que han abandonado por otra ¿verdad? Mediaba la estola intentando un acercamiento.
- ¡Buenas noches! Eso parece, pero creo que es una broma.

No voy a perder mucho tiempo en intentar hacerme ni la graciosa ni la víctima. 
No tardará en aparecer por aquí "El Prendas ni que sea para recuperar su cartera.

Barcelona, 12 Agosto 2019

34 comentarios:

  1. Jajajajaja. Si la primera parte me gustó, la segunda aún más.
    Y es muy lista, aunque solo sea por la cartera, volverá.

    Me has hecho pasar un muy buen rato.

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Livy! Veo que te lo has pasado bien con las penurias de una chaqueta abandonada. :))))
      Besines.

      Eliminar
  2. Alfred, muy buen texto, te leo e imagino a esa pobre chaqueta abandonada. Un gusto leer amigo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra! Hay que dar voz a la víctima del abandono ;)
      Saludos.

      Eliminar
  3. Muy, muy, muy divertido y muy ingenioso.
    Las cosas, los objetos... yo creo que de alguna manera, sienten...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Xavi!
      Todas las partes tienen voz.
      Saludos.

      Eliminar
  4. En la línea de la primera. Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. E agora acabei de acompanhar a história. Preciso dizer que: absorvo! Jeje. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bienvenido a este rincón de letras para palabrejas inclasificables.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. jajjaja vendrá con el rabillo entre las piernas.
    Era difícil superar la primera, pero chapeau!
    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro! Por pura cuestión de supervivencia. ;)))
      Muchas gracias lopillas!!!
      Besitos.

      Eliminar
  7. ¿Empatía chaquetil? Buen ejercicio literario.
    Un beso cantor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ropat iene sus propias normas sociales ;)
      Muchas gracias Eva!
      Un beso.

      Eliminar
  8. Jajajaja, la verdad que me has hecho reír.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Qué buena forma de hablar de una prenda cuán elegante, se va perdiendo con los harapos de ahora. Una buena manera de reivindicar.

    Petons!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visión original la tuya ;)
      Muchas gracias Rosana.
      Petons!!!

      Eliminar
  10. Ha estado muy graciosa la charla entre prendas tan dispares. Yo creo que, donde esté una buena americana bien hecha y de vuela tela, hay que quitarse el sombrero. Se por experiencia el trabajo que lleva.
    Un abrazo amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay color entre una prenda hecha a mano con buen tejido y una fabricada en serie, pero el precio impone.
      Ya imagino.
      Un abrazo María De Los Ángeles.

      Eliminar
  11. Me gusta cómo das voz a las cosas. Habla de tu ingenio y tu sensibilidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me recuerdas a mí, confecciono prendas artesanales únicas con la modificación que son en seda y bordado a mano en hilo metálico y tengo un montón de charlas con ellas cuando las estoy elaborando :)
    Me gustó tu entrada, Alfred
    Mi beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Alfred!
    Se agradece el sentido del humor. Las relaciones entre humanos, a veces son muy simples.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      El humor es lo más importante para sobrevivir en este mundo.

      Eliminar
  14. Es buenísimo!! Un lujo leerte qué original, cuánta imaginación y buen hacer. Enhorabuena!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adelina!
      Un placer que te guste.
      Muchos besos.

      Eliminar
  15. amé esto.... amo leer en primera persona :)

    ResponderEliminar
  16. Más que prendas parecen personas... como algunas que conozco por estos lares.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Voz poética que sueña, que suena y no deja de sonar en versos.
    Saludos, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Guillermo! Que suene las palabras y nos alegren las horas.
      Saludos amigo.

      Eliminar