jueves, 11 de mayo de 2017

Tras la tormenta





Foto del autor 


Tras la tormenta


Toda aquella lluvia no podía ser normal, vale que estábamos en mayo, plena primavera, época de lluvias y tiempo inestable, con alternancias de frío y calor sin venir a cuento; pero tantos días seguidos empezaba a molestar, por mucho que se estuvieran llenando los pantanos.

Eso cambia el carácter ya de por sí inestable de ciertas personas, las más propensas a dejarse influir por circunstancias externas, a su de por si débil personalidad.

Tener que enfrentarse a la dura realidad, en estas circunstancias, se le hacía especialmente duro a nuestro hombre.

Se había concienciado en sobre manera, todos a su alrededor, alardeaban de que esta vez sí, iban a echar toda esa escoria, venida desde ves a saber dónde y así acabarían con todos los problemas del barrio, antes tan decente, con sus arbolillos y parterres siempre arreglados.

No como ahora, con críos jugando con la pelota, a todas horas en la calle,  estropeándolo todo y gritando sin venir a cuento.

Habría trabajo para ellos, los de casa, los que se lo habían ganado, por estar sindicados y acudir como un clavo a todas las concentraciones y huelgas convocadas.

Pero él no lo veía tan claro, esa gente tenía derecho a sobrevivir, lo habían tenido muy difícil y trabajaban como el que más.

Tenía muy dentro metido, lo de ser tierra de acogida y de las oportunidades para todos, sin tener en cuenta raza, origen, religión, Una república abierta en todos los sentidos.

A todos nos gusta ser dueños de nuestra historia, convocar las grandes gestas del pasado para dar ánimos en momentos de penuria. Pero los tiempos cambian, la unión entre estados es más provechosa que la eterna división con peleas vecinales.

Nadie a su alrededor parecía tener todo eso en cuenta, sólo veían que los suyos, los de toda la vida, se habían vendido al capital y su grandeza estaba en manos de una fuerza nueva, con ganas de acabar con el estatus imperante.

Pero haría caso a los viejos maestros, a esos exiliados que supieron enseñarle unos principios que aunque perdidos, siempre serían válidos.

No podía ser que la barbarie se impusiera a lo razonable, por apestoso que se presentara en su nueva vestimenta, eran tiempos de dudas convulsas, pero había que levantarse y afrontar el mal tiempo, un voto siempre es importante.

Con el paraguas, que siempre es inútil si el viento sopla más fuerte de lo mínimamente aceptable, con el cuello de la gabardina subido, la papeleta escogida desde casa, para que nadie se fije en ella, se dirigió, principios abandonados de por medio, hacia el colegio donde ondeaban banderas que no suelen indicar lo mismo para todos.

Pasada la tormenta, felices y contentos, sin entender nada pero liberados de la angustia ante el abismo, los de siempre brindan con champagne; el sistema está a salvo.


Sarrià, 10 Mayo 2017


37 comentarios:

  1. No me gustan los xenófobos, no me gustan los racistas, no me fío de los que van de salvadores de la patria, de hecho, no me gustan los que en nombre de la patria, sea grande, pequeña o enana hacen las barbaridades que hacen, no me gustan los que enarbolan una bandera y lo usan como justificación de más barbaridades, no me creo ya nada de nadie, ni de los que son, ni de los que con la excusa de salvarnos de ellos son el quítate tú para ponerme yo...no me gustan las charangas, quizá es que soy un poco siesa ;)

    Eso sí, me gustan tus relatos y la lluvia :)

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podríamos discutir largo y tendido sobre todo esto, llegando a algún acuerdo de mínimos tras muchas concesiones y varias copas.
      La lluvia es necesaria pero muchas veces incordia, mis relatos no sabría decirte ;)
      Besines.

      Eliminar
  2. No puedo entender que nadie sea defensor/a acérrim@ del patriotismo férreo, ese que estrangula la racionalidad y saca lo peor de dentro. Los países son para aquellos que nacieron en ellos, sí, pero también para los que quieran hacer de ellos su hogar, mucho más si huyen del suyo propio a causa de las feroces guerras que campan a sus anchas por ahí y de las que todos parecemos hacer oídos sordos...
    El voto es primordial para hacernos ver y sentir, el problema viene luego...en lo que parece ser, nada cambia... :=o para desagradable sorpresa de much@s.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los países serán para quienes puedan pagarse su estancia. Ese es el camino que nos quieren imponer y no el que predican.
      Besos.

      Eliminar
  3. Tema inagotable, profundo y para meditar con horas extras...
    gracias Alfred.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, aquí solo pongo un esbozo, de todo lo que te viene en mente, tras ver el desastre que se avecina.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Dicen eufóricos que la crisis se acabó, mentirosos infames.
    Otros de la misma casta, que nos van a salvar.
    Maldita entraña de los unos y los otros que están llevando el mundo hacia el abismo.
    Me gusta lo que dices, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La crisis no se ha acabado, han reducido los costes laborales a nivel de esclavitud y los pensionistas vivimos anclados en el pasado.
      Muchas gracias!

      Eliminar
  5. Ya no sé qué decir...
    Me han defraudado todos.
    El sistema no funciona.
    Pero somos unos cobardes.
    Ya no lo veremos pero espero que otras generaciones menos cobardes logren arreglar este estercolero "democrático".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es nuestra esperanza, Toro. A trancas y barrancas vamos limpiando la casa.

      Eliminar
    2. Hemos de hacernos oir, mostrar nuestra disconformidad con esa forma barata de tomarnos el pelo. Por parte de unos y de otros.

      Eliminar
  6. Sabes todos somos complices de lo que nos pasa ya que sabemos que el gobierno nos engaña y teniendo la mayoría absoluta , en su día no hizo nada , por arreglarlo .
    Y en tema de corrupcion todos están bien surtidos incluyendo los podemitas .
    Una entrada muy interesante .
    Besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es así, tenemos aquello que hemos tolerado.
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  7. Los únicos que ganan siempre son los políticos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Alfred!
    La última estrofa es auténtica pero es sólo el resumen de una realidad de lo que mucho se puede decir de una sociedad en la que inductores e inducidos parece que piensen igual. El voto, sería para disimular.










    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Parece que el voto sólo responda a una rabieta en la mayoría de casos. Aquí todavía es más incomprensible.

      Eliminar
  9. Añoro muchas cosas, y esto que veo ahora, no me gusta ni lo conozco, no me gusta este ritmo que llevamos, es muy fúnebre.Yo tambien me siento muy defraudada.
    Un abrazo con el corazón Alfred.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para estar contentos, aunque se haya conjurado la subida del populismo xenófobo.
      Un abrazo sentido Carmen.
      Feliz semana.

      Eliminar
  10. Un tema complicado de tratar que llevaría horas de tertulia y con disparidad de criterios Alfred.
    Lo más certero de esto es la lluvia que acompañó todo el rato .
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema que exige una reflexión profunda. La lluvia es una acompañante.
      Besos Puri.

      Eliminar
  11. Hace falta mayor sufrimiento a más personas, para ver si así por fin nos atrevemos a unirnos y envalentonarnos, para convertirles ese champagne en hiel a esos. Al fin, qué perderíamos... la vida? Hace tiempo que no la tenemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más aún? No entiendo esa venda que algunos llevan con alegría, creyendo en falsas promesas de recuperación, que no se cumplen.
      Hay que hacer una buena limpieza en las instituciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Que será dentro de nada de nosotros a este paso.. o de los nuestros ni lo quiero pensar.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento quedan las espadas en alto, pero todo es muy provisional.
      Besitos.

      Eliminar
  13. Una pena que la mayoría cree que es mejor estar así que levantar la cabeza.


    Un abrazo Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una mayoría borreguil, que nos está llevando al desastre.
      Un abrazo Malque.

      Eliminar
  14. Las cosas han cambiado mucho, por lo menor para mí, desde que comenzó la crisis, nos han empobrecido, y digo que "nos han" porque ellos cada vez más ricos y nosotros cada vez más pobres, y lo que es peor, sin trabajo o con trabajo pecario.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las desigualdades sociales van en aumento, los ricos aumentan su capacidad y los demás a remolque, dejándose el estado del bienestar en el olvido.
      Besos.

      Eliminar
  15. El miedo no deja pensar, quizás por eso hay quien sigue antiguas doctrinas, no sea que algo nuevo les muestre la realidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que así es, la población está inmovilizada por su miedo a enfrentarse a la realidad, que le obligaría a cambiar.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. Ojalá esa lluvia se llevara todas esas miserias y mentiras de los que se enriquecen con el sufrimiento ajeno, es terrible ver como siguen engañando, robando y mintiendo y no decimos nada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que ser una de esas tormentas que arrasan con todo y como siempre pagarían justos por pecadores. Pero no nos hemos de conformar.
      Besos.

      Eliminar
  17. Contestando a la primera parte de tu relato, te diré, ¡¡Que suerte tenéis los que veis la lluvia!!
    Nosotros, en el centro, no vemos ni sentimos ni una gota. Estamos secos y los campos cercanos a la capital igualmente áridos.
    Me gustaría pasar un rato en ese lugar tan lluvioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener lluvia es una gran suerte, es fuente de vida.
      Estáis más cerca del cielo, pedid que os echen un poquito.
      Ya luce el sol hace días :)
      Un abrazo.

      Eliminar