sábado, 22 de septiembre de 2012

Gaudi / Palau Güell


Fachada. (foto del autor)

El Palau Güell, recientemente restaurado ampliamente, está abierto al público, para poder ser  visitado casi en su totalidad.
A veces es bueno hacer el turista en tu propia ciudad, y disfrutar en un día de asueto, de los edificios emblemáticos de la misma.
Con la cámara en ristre, y la cara de visitante accidental, nos adentramos en este noble edificio, de aspecto serio y formal que esconde una belleza arquitectónica interior que su fachada no refleja.

Es un edificio recuperado para su visita por el publico, después de una azarosa vida en poder de diversos departamentos de carácter oficial, a cual más pernicioso para su estructura y decoración interna, tras ser utilizado poco tiempo para su destino primigenio, vivienda particular de la familia Gúell.
Con un chisme colgado del cuello, dotado de unos auriculares, te van informando de todos los detalles del palacio, mientras recorres sus estancias, por todo el edificio, desde el sótano donde se ubicaban las caballerizas hasta las golfas, sede del servicio. Pasando por las dependencias donde se vivía, se pernoctaba, se recibía, se celebraban festejos, o se despachaban asuntos pecuniarios.
Tiene un algo de castillo medieval, con una sala de visitas, donde estas pueden ser observadas mientras esperan ser recibidas. O una capilla retirada dentro de una especie de estancia armario, para celebraciones
 religiosas, pero que convenientemente recogida, sirve para otras de índole más mundano.
 

Es una interesante muestra de una vivienda unifamiliar, de una época ya pasada, en la que el mecenas de Gaudi, le dio las pautas de su futura carrera arquitectónica.
Las charlas de ambos personajes, entre estas bellas paredes, debían de tener un carácter insólito, por lo mucho que ambos estaban despegados de las normas al uso, en su entorno social.

4 comentarios:

  1. En ese escenario, que nos haces llegar con tus fotos, todas las conversaciones tendrían un aire a solemnidad y serenidad que ya quisiéramos poder escuchar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, una serie en plan inglés, con las conversaciones entre el servicio, los familiares, los invitados y los protas el sr. de la casa y su protegido arquitecto, daría para mucho juego. Seguro!
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias! un poco resumido, pero es una visita muy interesante, y te permite imaginar un mundo pasado muy sugerente.
      Un saludo.

      Eliminar