martes, 30 de junio de 2020

DOS HERMANAS

Foto galería Aixelà

Música seductora




Por aquel entonces Sally, todavía era simplemente la Mari, una chica como otras muchas, de las que no destacan por nada especial, pero que son de buen ver, jóvenes, bonitas y simpáticas.

Estudió en un colegio de las Hermanas Escolapias, por aquello de que sus padres buscaron un colegio concertado de gente del país, para que no se sintiera diferente, cómo les ocurrió a ellos, inmigrantes de primera oleada.

Sus progenitores, en esto ambos estaban de acuerdo, tenían claro que había que integrarse para tener un futuro mejor, ellos mismos aprendieron el idioma en escuelas nocturnas, lo cual no fue fácil y les robó tiempo y energías para trabajar, lo cual implicaba dinero, que era lo qué más necesitaban, pero les abrió las puertas a mejorar sus condiciones de vida.

Por suerte dieron con gente que les bien orientó en cómo funcionaba aquella sociedad tan peculiar, con costumbres muy diferentes a las que ellos traían puestas de origen. 

Algo que no tenía precio y sólo se podía pagar atendiendo a otros como ellos.

Muchas horas fregando escaleras al principio y muchos esfuerzos hasta conseguir ser chófer de autobús, los llevó a ver a su hija formarse convenientemente para poder llegar a hacer lo que ella quisiera en la vida.

Otra cosa es eso les gustara o lo considerasen apropiado según sus usos, moral y buenas costumbres, que eso sí, aun llevaban bien puesto de origen.

Pero ya sabemos que lo que quieren los hijos, nada tiene que ver con lo que los padres esperan para ellos.

Así fue como un buen día, tras una fiesta universitaria en la que se prestó a cantar una canción en el paraninfo de la facultad de derecho, con un “body” de lo más sugerente y muchas plumas por doquier, más una diadema que brillaba mucho, como sí fuera de auténtico oro, su vida literalmente canbió. 

Derrochó tanta seducción, que nadie, absolutamente nadie y menos uno de los que siempre estaban al quite de nuevas promesas, podía no sentirse subyugado por ella.

Abandonó su prometedora carrera de futura internista en el Hospital Central y se fue tras una caza talentos que le prometió mil noches locas, actuaciones en los mejores locales y aplausos por doquier. 

De este modo aquellos inmigrantes serios, formales y responsables, que se habían integrado de forma consciente y deliberada en una cultura ajena pero aparentemente rentable, vieron perder a una hija, que renunció al nombre familiar para utilizar otro con más gancho comercial. 

Dejó para mejor ocasión su licenciatura con honores para adueñarse de los corazones de todos los espectadores que pudiera.

Incluso el noviete que tenía, con el cual jugaba al parchís y preparaba los exámenes, se quedó varado en el aeropuerto el primer día de su nueva vida en que ya se iba de gira por el nuevo mundo.

El otro novio más informal, con el que departía noches de música, pasión y alguna sustancia más afrodisiaca se lo llevo puesto, pero con billete de vuelta, según fueran las circunstancias, qué lo fueron. 

Todo hay que decir que, al mánager no le pareció oportuna tanta compañía, pero al final lo que cuenta es el negocio y la chica prometer, prometía.

La cosa enseguida empezó a salir redonda, le llovieron contratos cada vez más sugerentes y las cadenas de tv, se peleaban por sacarla en prime time y, poder robar audiencia a la competencia.

Pero me estoy apartando del tema, decía que antes de todo eso, cuando simplemente era la Mari y soñaba como todas las chicas de su edad en triunfar en la vida, ser autosuficiente y no necesitar conquistar a un chico guapo y rico, pues ella solita se bastaría y sobraría para organizarse su vida.

La verdad es que era más de quedarse en casa y sacar adelante las asignaturas sin sufrir, lo del noviete vino luego, cuando vio que su hermana gemela se lo pasaba mucho mejor por la vida, sacaba los cursos apurando y triunfaba en todas las fiestas con sus disfraces, canciones y bailoteos. Tanto que Mari se hartó de ser el patito feo de la familia. 

Fue una auténtica lástima que saliera despedida de la vagoneta de la montaña rusa por llevar el cinturón mal abrochado, pues la inspección no encontró nada defectuoso y no entendieron como podía haber salido despedida con tanta facilidad.

Los padres quedaron destrozados, sobre todo la madre como es lógico, tenía dos chicas estupendas con físicos similares, pero con las personalidades muy bien diferenciadas.

Por eso Mary empezó a ser un poco Sally, buscando complementar la parte de la familia que faltaba, digamos que ahora tenía que hacer el papel de dos.

Lo que pasa es que se lo tomó demasiado en serio.



Barcelona, 30 Junio 2020 


64 comentarios:

  1. Con los hijos , muchas veces las cosas no salen como uno quiere.
    Un abrazo, Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta reconocerlo, hay que dejarles que hagan su vida a su gusto.
      Un abrazo Rita.

      Eliminar
  2. Muy mejorada y cerca de ti para dejarte mi abrazo y gratitud a tu cariño y compañía .

    ResponderEliminar
  3. Lo único que siempre quise fuera mi hija es ser feliz... el cómo es asunto suyo.
    No sé si alguna vez te lo dije, pero me gusta tu capacidad para contar algo complejo de forma sencilla... este relato es una muestra más de ello, te felicito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es a lo que aspiro con mis hijos, que sean felices, señal de que todo va bien.
      Muchas gracias por tus palabras, animan a seguir.
      Un beso AlmaBaires.

      Eliminar
  4. Triste final en la montaña rusa, aunque la vida misma es a veces como una montaña rusa que te despide si te descuidas un poco.

    Besos.

    Muy buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre dicen que la vida es como una montaña rusa.
      Muchas gracias Amapola.
      Besos.

      Eliminar
  5. Las expectativas de los padres en relación a sus hijos pocas veces son colmadas... y si además ocurre una tragedia como es ver morir a un hijo, esos padres ya son muertos vivientes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es digno de estudio sociológico. Hay padres que pretenden que sus hijos sean lo que ellos no han sido capaces.
      Lo de ver morir un hijo es algo para lo que nadie está nunca preparado.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Esos padres emigrantes, qué de luchas ponen para que su hijos vivan mejor. Y sí, a veces se consigue y a veces no, peor las gemelas tenía a su favor la compañía de la otra, hasta que faltó.

    Un beso, Alfred
    Muy beun, Un barzo y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de esfuerzos que hacen todos los padres para sacar adelante su familia. Es un dramatismo adicional.
      Un beso Albada.
      Ya veo que la relectura de Ulises, no te está sentando nada bien.

      Eliminar
  7. Hola Alfred!
    Una historia muy bien conseguida. Los padres, una personas ejemplares. Hicieron todo lo que pudieron y más. La hija hizo lo que le dictó su conciencia. En perspectiva de adulto, equivocada. No debió de dejar los estudios, que tanto sacrificio costó a los padres. Pero, existe la libertad individual, en la cual te equivoques o no, haces lo que quieres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Muchas gracias. Los padres hacen todo lo que pueden y más por los hijos. Pero estos tienen derecho a vivir su vida. Educas en libertad y en ella han de vivir.

      Eliminar
  8. Podríamos reflexionar sobre el tema, pero al final no decidimos, recuerdo a una joven a la que su tía se empeñaba en darle charlas y avisar de todo lo que le podría ocurrir en el mundo, ella un día le dijo mira no te empeñes en contarme la película yo prefiero ir a verla, y es así cada uno toma sus decisiones. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho que se pretenda proteger e inculcar todas las posibilidades que se encontrarán, hasta que no lo vivan y actuen en consecuencia no les valdrá de nada.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Un relato conmovedor, Alfred. A veces, cuesta mucho continuar para los que quedan y se toman salidas a la carrera.
    Me ha gustado mucho leerte al son de esta música.

    Mil besitos para ti y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida tiene cosas buenas y otras difíciles de aceptar.
      Muchas gracias Auroratris.
      Mil besos y feliz noche.

      Eliminar
  10. Una pena ese final.
    Muy conmovedor relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, una vida toma su vuelo y otra se apaga.Y hay quién quiere hacer todos los papeles.
      Muchas gracias Amalia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Una historia con un triste final pero muy conmovedora y con algunos toques de realidad de una época con los que muchos se sentirán identificado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia factible, con toda la tragedia que eso conlleva.
      Todavía se están dando las circunstancias, para que existan esas fuertes oleadas de inmigración.
      Abrazos.

      Eliminar
  12. Lo primero, la música genial, me lleva a esa maravillosa Gilda y me trae bellos recuerdos.

    Un relato que conmueve y con un final que no esperaba y al entrar vi la fotografia y pensé, me gusta, terminé de leer y miré de nuevo la foto y me entró un escalofrio, casi podía ver la hermana muerta.
    Como siempre, me encanta leerte, que le voy a hacer, soy nasoca :)))

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te lleva a una buena época personal.
      ¿A qué asombra, verdad?
      Tu masoquismo enaltece mi vanidad de escribano dominguero ;)
      Besines.

      Eliminar
    2. ¿Asombrar? Acongoja jajjaaja

      Por mi caballero, sin caballo ;) lo que sea :)

      ++Bessines.

      Eliminar
    3. ¡Bueno, vale! ;))))
      Eso está bien, incluso diría que muy bien :)
      ++Besines.

      Eliminar
  13. Como bien has dicho una cosa es lo que quieren los padres y otras lo que los hijos desean.
    Hay edades en las que se nos nubla las ideas y llega un señor que nos convence de que somos fuera de series y la carrera se olvida por la fama y el dinero.
    Después llega lo que llega.Un final triste para una familia que trabajó y luchó por tener una vida decente para su familia.
    Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podemos imponer como padres las pautas por donde han de desarrollar su vida, podemos orientar y replegarnos.
      Es una historia como podría ser la de cientos de casos.
      Un abrazo y feliz noche-

      Eliminar
  14. Me ha encantado tu relato, y comparto lo que te dice Alma Baires, y luego lo que le respondes. Los hijos son hijos de la vida,no? como decía el poeta Khalil Gibran. Ellos deben abrir sus alas, y nosotros en un momento nos hacemos a un lado como padres,para acompañarlos como adultos.

    Hermoso y emotivo relato!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias lunaroja. Es lo que deseamos los padres, que sean felices y podemos intentar facilitarlo, pero no podemos imponer el cómo, ni de que forma.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Como ha dicho, Prozac, ver la fotografía después de leer el texto, pone los pelos de punta.
    Para mis hijos lo que quiero es que sean felices y buenas personas, como ellos elijan.
    Sabes una cosa, Alfred, con cada nueva entrada, es este tiempo que te leo, me vas asombrando cada día, muy gratamente. Sabes como comunicar y llegar dentro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, la foto impone.
      Eso sería lo ideal, pero hay muchos que consideran a los hijos una especie de propiedad que han de hacer lo que se les indica.
      Es muy bonito eso que me dices, lo cual me anima a seguir con esto.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Pobre chica, que triste lo que le pasó o lo que ella se buscó. Los padres seguro que lo pasaron peor...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia desgraciada, los padres son buena gente que ponen a su hija por encima de todo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Me ha gustado mucho, sí señor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Los padres deberían (deberíamos) entender de una vez por todas que en los hijos no se ponen expectativas...se pone cariño y una mano que los acompañe a ser lo que ellos quieran ser...
    Perder un hijo debe ser lo más torturante del mundo.

    Esa canción me lleva a Rita y su maravilloso baile...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos cuesta entender ese comportamiento tan simple de no inmiscuirse en todo.
      Tiene que ser terrible.
      ¡Seductora eh!
      Besos.

      Eliminar
  19. Buen relato y no exento de tintes de realidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tracy.
      La vida tiene crueldad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Por eso no canto en ninguna fiesta, para que no me convenzan de entrar en un mundo de éxitos y desorden... Bueno, y porque canto fatal también.

    Más que ser dos, parece que se perdió a sí misma para mantener viva la personalidad de su hermana. Qué dolor para sus padres haber perdido no a una hija, sino a ambas.

    Muy buen relato, Alfred

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, imagínate que gustas y nos vuelves locos a todos. ¡Quita XD!
      Digamos que quiso hacer un 2x1, para compensar.
      Muchas gracias Alís.
      Besos.

      Eliminar
  21. La mayoría de los padres deseamos lo mejor para nuestros hijos. Esta historia es muy triste, cuando se pierde un hijo ya nada es igual. Saludos Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es una ley natural, pero no hay que pasarse.
      Un pelin cruda, sí es.
      Saludos Sandra.

      Eliminar
  22. Tremendo giro que le diste a la historia con lo del accidente en la montaña rusa. Todavía no me recupero de eso. Buen relato.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo se puede recuperar uno, sobre todo cuando es ficción ;)
      Muchas gracias Julio.
      Abrazos.

      Eliminar
  23. Respuestas
    1. ¡Hola Kinga! Se bienvenida a este rincón, me alegra lo encuentres interesante.

      Eliminar
  24. Siempre hemos pensado que a nuestras hijas debíamos darles tres cosas fundamentales, educación, principios morales y libertad.
    Y cuando fueran mayores de edad, usaran esa trilogía de la manera que ellas quisieran.
    Si hará tiempo que no he oído "Amado mío", que creo que la última versión que escuche, fue la de Rita Hayworth.
    Me gusto tu historia, da para pensar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen equipaje para que vayan por la vida.
      Pues ya son años ;)
      Es la mejor crítica que podía leer.
      Un abrazo Juan.

      Eliminar
  25. La hermana viva decidió ser feliz por las dos
    Me gustó mucho. Besitos!

    ResponderEliminar
  26. Vaya ... terminar de leer la historia doble y volver a la fotografía. Mejor ser un yo solo.
    Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual a de vivir su propia vida y a ser posible según su propio criterio.
      Gracias, igualmente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Y la que se quedó, quiso ser feliz por las dos.
    😊
    He de decir que eso es algo que cuesta... y que cuando te quedas sola, todo recae sobre ti.
    Y tanta sobreprotección abruma (y agobia)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O hacer feliz por las dos, a saber.
      Hay que saber distanciarse y no abrumar.
      Besos.

      Eliminar
  28. La imagen, sugerente. El texto, detallado e interesante.

    Abrazos Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ernesto.
      Una foto que invita a muchas miradas. En mi otro blog hablé de esa exposición ;)
      El texto intenta ser honesto mostrando realidades posibles.
      Abrazos.

      Eliminar
  29. Querido amigo Alfred: Hoy estoy MUCHO MEJOR.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una muy buena noticia.
      Un abrazo querida amiga.

      Eliminar
  30. Hola Alfred , la verdad es que la felicidad plena no se puede tener
    Ya sabía yo que al final la Mari no tendría muy buen final , por un momento pensé que el mánager le sacaría o se aprovecharía de ella , y sería una posible estrella pero en este caso , fue una estrella fugaz.
    y la que quedo viva , tubo que hacer el papel de la otra , muy bueno tu relato besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, digamos que es difícil.
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar