viernes, 23 de agosto de 2019

EL ESCRITORIO



Foto del autor






El escritorio


Está ahí, todavía lustroso,
en un lugar preferente
dominando la escena.

No siempre ha sido así
tuvo épocas, arrinconado,
con oscura indiferencia.

Tras su inicio de estrella
pasó pronto al triste olvido
habitando en diversos
 estados y estancias.

Pero en su interior acunaba
unos viejos manuscritos
lleno de letras y palabras.

Sólo el guardarlos
daba sentido a su nombre
e interés a su contenido.

Algunos sin sentido,
dado el tiempo y la premura
en que fueron escritos.

Incluso ahora mismo,
 en tiempo cercano,
 con mucha más paciencia
ignoro que dicen del todo.

Siendo de vital importancia,
perdí las ganas de leerlos,
simplemente permití
que la madera los acogiese.

Sin darles esperanzas
de poder llegar a nada
más allá de habitar en él.

Pero ya se sabe que escribir,
es un hilvanar de recuerdos
que no siempre agrada revivir.

Pero no por eso renunciamos
a mantener las palabras,
bien atadas a las hojas
que en blanco papel
fueron un día puestas,
para descanso mental
de un joven ignorante
de la vida y la muerte,
pero muy leído para
renunciar a las palabrejas.



Barcelona, 23 Agosto 2019.

54 comentarios:

  1. Un precioso homenaje al escritorio, por cierto es muy bonito, en encantaría tener uno igual, pero me conformo con el mío, es de mueble de pino, más sencillito y económico, pero también con cajones, y encima de él, está mi pc donde escribo mi inspiración.

    En él, unas veces, descansan las palabras, otras veces fluyen, y danzan, en ese escritorio hay vida aún desde el silencio y el descanso.

    Un placer leerte.

    Besos, amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos muebles que nos acompañan, algunos de ellos por más de una vida,, en realidad he escrito poco apoyado en él. Pero sí tiene cosas guardadas.
      Muchas gracias!
      Besos, amiga María.

      Eliminar
  2. Hermoso homenaje a lo que en un principio parece un simple mueble, pero que dentro contiene toda una vida de emociones y sensaciones. Simplemente llega un día que por muy olvidado que estuviera, se arma uno de valor y le pone sentido a todos esos recuerdos vividos. Muy bonito Alfred.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos de respetar a todo aquello que nos hace la vida más cómoda o agradable. Hay muebles que están ahí y recuperan su antiguo protagonismo cuando menos te lo esperas.
      Muchas gracias!
      Muchos besicos.

      Eliminar
  3. No sé si es más bonito el homenaje o el mueble.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los homenajes pasan, los hechos quedan, los muebles perviven.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Preciosa foto, para mi no es un mueble mas en mi casa, es un invaluable tesoro, mi compañero de sentires...... Tus versos un homenaje bien merecido a quien sigue ahí pese al tiempo, guardando recuerdos en letras.............. Me encanto leerte Alfred. Me emociono tu escritorio. Te dejo saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un mueble más, es el mueble.
      Es un homenaje a todo aquello que nos rodea y a veces no prestamos mucha atención.
      Muchas gracias!
      Saludos amiga Sandra.

      Eliminar
  5. Guarda los manuscritos, seguramente, que, por obsoletos, dejamos en manos del olvido y la carcoma. Ignoro si no hay, entre las palabrejas, trocitos de alma y anhelos, de sueños y planes. Ignoro si no habita algún esbozo de unas posibles novelas. Pero el escritorio sigue cerrado, imagino, guardando un tiempo, como una botella en el mar.

    Un beso, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guarda palabras escritas, importantes en su momento, olvidadas ahora e incluso palabrejas vivas y eperando su oportunidad. Mientras la persiana sigue cerrada, mateniendo anónimas a todas ellas.
      Un beso Albada Dos.

      Eliminar
  6. Merecedor y precioso homenaje!!!

    El mueble me gusta mucho. Siempre adoré los escritorios de persiana, tanto es así, que me compré uno en un anticuario y preside la entrada de mi refugio. A veces me gusta pensar qué cartas se habrán escrito ahi;de amor, profesionales, de venganzas, intrigas o incluso algún poema :)))

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Livy!!!
      Los hay preciosos, este es comprado nuevo hace la pila de años, tantos que da vergüenza pensarlo. Pero el colo hecho de tenerlo, da compañía e inspira. Veremos que le depara el futuro.
      Te refieres a algo así:
      https://alfredcomermaprat.blogspot.com/2014/05/la-ceniza.html
      Besines.

      Eliminar
  7. Un rincón para crear y regocijarse con las letras.

    Un abrazo.

    Lindo y merecido homenaje.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier lugar es bueno para crear e improvisar, pero para guardar...
      Un abrazo.
      Muchas gracias!
      :)

      Eliminar
  8. Tengo un escritorio parecido de mi padre cuando era jovencito,lo cuido como oro en paño.
    Nunca dejes de escribir tus palabrejas...
    : )

    Besos y buen fin de semana,Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes que lo has de cuidar con mimo, algo de cera y mucho cariño. ;)
      Besos y buen finde Carmen.

      Eliminar
  9. Las letras están cómodas en bonitos escritorios como ése, pero a veces hay que sacarlas de su zona de confort...
    Un beso escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellas se acomodan, pero realmente hay que espabilarlas ;)
      Un beso literario.

      Eliminar
  10. Suscribo el comentario de Macondo.

    Muy bonito y por partida doble.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te voy a contestar lo mismo;)
      Me encariño con las cosas.
      Muchas gracias!
      Saludos.

      Eliminar
  11. Buen escrito. Me ha hecho recordar que mi abuelo materno poseía uno similar. Ignoro qué se hizo de él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Joan. Cuantos de ellos pudiera ser que acabaran tristemente, calentando una triste noche invernal. Espero que no fuera el caso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Esos muebles tuvieron su época dorada y sabe Dios, cuantas cartas de amores prohibidos guardaron en su interior. Gracias a tu poema, vuelve a salir a la luz, gracias por ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muebles cargados de memoria, hay que rendirles un pequeño homenaje.
      Un abrazo Julia.

      Eliminar
  13. Una preciosa dedicatoria que bien merece este lustre escritorio.

    Petons!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosana! Ahí sigue, inpertérrito pese al tiempo y a las mudanzas, cumpliendo.
      Petons!

      Eliminar
  14. Todas las épocas van cambiando, pero parece que al final siempre se intenta volver a los orígenes. Es entonces que se valoran las cosas antiguas, y se las da un lugar preferente que había ya perdido.

    Es bonito encontrarse letras en el, papeles olvidados con el tiempo, palabras que quieren seguir diciendo cosas, que reclaman ser leídas.

    Creo que es muy bonito encontrarse con el pasado, aunque no nos guste, el pasado nos ha hecho lo que somos. Nuestro hoy es producto de aquellas vivencias.

    Me pareció preciosa, muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida parece moverse en círculos concéntricos.
      Muchas gracias!
      Muchos besos.

      Eliminar
  15. Quien más quien menos todos tenemos un "escritorio" lleno... de más o menos recuerdos escritos!

    Abrazo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo vamos acumulando recuerdos de todo tipo, incluyendo palabras escritas en el tiempo.
      Abrazos Ernesto.

      Eliminar
  16. Hola Alfred!
    Bello escritorio.Como él, muchos más han decorado estancias. Tuvo su época y ahora renace como algo romántico de lo que fueron unos años. Es historia pero hace gracia recordarla. Tampoco es tan lejana, nuestros abuelos los usaban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      No está tan lejano en el tiempo como para haber caído en el olvido. Aunque ahora son más decorativos que elementos de uso cotidiano.

      Eliminar
  17. Un precioso escritorio y preciosas las letras que le dedicas, igualmente que los recuerdos guardados en sus cajones que siempre tendrán un valor sentimental según el momento...

    Un gusto volver a leerte Alfred.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me gusta. Inspira bien.
      Muchas gracias Elda!
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. La personas que tienen ojos para lo cotidiano, están "castigados" a ser poetas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Me has llevado a mi infancia. Mi padre tenia uno como este, lo heredò mi hermano, después yo...me quedo con la poesìa y el recuerdo a lo entrañable de un mueble que fue mudo testigo de nuestras vidas...

    Un beso..

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacer honor a los muebles que nos acompañan.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Parece que se convirtió en un buen cómplice (incluso diría amigo) y guardián de esos tesoros de los que a veces no podemos ver el brillo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digamos que sí, pero con temporadas un tanto en el olvido.
      Pero buen guardian siempre.
      Besos.

      Eliminar
  21. E stá ahí.
    S ilencioso,
    C on
    R ecuerdos
    I ncluidos.
    T aciturno,
    O lvidado,
    R ayado,
    I dolatrado,
    O stentoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por este acróstico tan bello.

      Saludos.

      Eliminar
  22. Solemne testigo de la inspiraciòn y el fluir poètico.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita y el comentario Dylan.

      Saludos.

      Eliminar
  23. Parecido a tu escritorio es el mío desde el que escribo estas letras. Lo compré para mu hijo y no habían pasado unos meses cuando dijo que lo tirara, que eso es cosa de viejos.
    Por supuesto que no lo tiré, me lo coloqué en mi cuarto de estar y lo tengo tan "magico"
    El tuyo se ve mejor, pero yo estoy muy contenta con él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay chicos que no saben apreciar las cosas que realmente tienen valor.
      También estoy contento con el de casa. Tiene un gran valor sentimental.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Unas palabrejas tuyas y alegran la vida ...bonito escritorio ,el que yo ocupo en mi casa es blanco incluso mi impresora blanca ,pero ese tuyo esta precioso así,
    gracias por tu visita .
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marina-Emer. Los escritoios suelen ser todos muy chulos. Gracias a ti.
      Besos.

      Eliminar
  25. Muchos secretos anidan en los vetustos cajones de aquellos escritorios de antaño.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Hola Alfred, cuantos secretos tienen estos muebles no viejos si no antiguos, a mi me encantan, que esas palabrejas sigan bien atadas a las hojas en blanco por mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruja! Los muebles antiguos están cargados de ellos.
      Muchas gracias, espero que así sea.

      Besos.

      Eliminar
  27. Cómplice, confesor, amigo, dueño de los tesoros de su dueño... Que leo en tus conentarios, eres tú. Qué belleza de escritorio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar