martes, 10 de enero de 2017

Cortinas bailando






No sólo música de @rita_erre



El suave movimiento de las cortinas reflejaba que la noche estaba viva, la brisa las hacia bailar en una suave danza sin fin.

Tras las telas, se encuentra una acogedora habitación decorada con la sobriedad inherente a las clases acomodadas, con las paredes teñidas de diferentes tonos verdes.

Presidida por una enorme cama de la que asoman por debajo de la sábanas un numero de pies indicativo de que hay una pareja.

Evidentemente les sobra más de la mitad de la generosa superficie de la que disponen, están acompañados por una melodía de Col Porter, que suena por debajo de sus apasionadas palabras, que rebotan por la estancia.

Su danza difiere de una imaginada visualización de Gingers Rogers y Fred Astaire al compás de la música que suena.

El Sol asoma tímidamente, empezando a iluminar con lentitud, un cuarto en el que la vida se animó hace rato.

Su presencia no hace sino enaltecer los ánimos de quienes se ven acalorados y contentos en su tesitura, por verse bien iluminados y disfrutar contemplándose, prescindiendo de las sábanas.
Los ruidos callejeros empiezan a hacer acto de presencia, uniéndose a los propios de una habitación alegremente habitada.

Los besos restallan cada vez con mayor fuerza, haciendo palidecer de envidia, a los verdes pájaros que reposan en la barandilla del balcón.

El ajetreo ambiental va in crescendo, llegando a un clímax, hasta que todo se para en un momento, la música deja de sonar, los jadeos se apagan, la calle se tranquiliza, el Sol reina y sólo las cotorras osan romper el silencio que parecía adueñarse de aquel conjunto residencial.

Con el calor que se impone al avanzar el día, el movimiento de las cortinas cesa, siguiendo a la calma que se vislumbra en el interior, lo cual no permite ver nada más de lo que acontece dentro.

Cierro las persianas, agradeciendo que ellos tengan a bien compartir conmigo, sus ejercicios matutinos.


Espero tranquilamente que vengan a buscarme para sacarme de paseo, empujando mi silla de ruedas,  por las aburridas calles del barrio, hasta llegar a un parque donde solo retozan los perros.


Barcelona, 10 Enero 2017.

67 comentarios:

  1. Qué bien disfrutar del mundo así.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Triste panorama el del protagonista que otea lo que le dejan delante.
    Bella descripción del ambiente, yo diría que es una encantadora prosa poética.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quién vive a través de lo que ve.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Vale, ya ;)

    Hasta los dos últimos párrafos estaba disfrutando de la sensualidad, estaba visualizando la escena y me iba animando. Hasta llegar a esos párrafos y ha sido como un jarro de agua fría de una realidad cruel.

    Besines


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pillé ;)
      Pero la sensualidad sigue ahí!
      Sólo es un final sorpresivo.
      Besines.

      Eliminar
    2. Como te pille yo a ti...jajajajaj


      Besines

      Eliminar
    3. No me dejaré coger.
      Jajaja!!!
      besines.

      Eliminar
  4. de pronto pensé que uno debería tener tiempo incluso enfermo... de valorar lo que el dia y sus detalles nos ofrece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Jo! El pobre disfruta con la alegría de vivir de los demás.

      Eliminar
  5. Observando desde el ventanal, me recordaste a una peli.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Después de la tormenta siempre llega la calma aunque la tormenta sea de fuego ;-)
    Imagino que tu protagonista estará deseoso de que las cortinas bailen de nuevo!!! jaja
    De nuevo, gracias por ponerle historias a mis dibujos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rita! Soy un depredador ;)
      Gracias a ti por hacerlos tan sugerentes e inspiradores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Joder... el final es demoledor.
    Como un puñetazo en el hígado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, hay de todo, en estos mundos.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Jo...ese final estremece,,,encoge el corazón...

    Besos.
    Muy buen giro,aunque nos haya dejado K.O.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la vida siempre hay dos caras.
      Muchas gracias!
      Besos Carmen.

      Eliminar
  9. Bastante completito este relato...tiene de todo como en el mercado. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Rosana, como en la viña del señor, hay de todo.
      Besos.

      Eliminar
  10. Ay, Alfred, qué bonito aunque el final sea triste.
    La vida se ha de vivir en toda su grandeza, tanto si es para bien como para mal.
    Hay que bebérsela toda en la medida que nos vaya tocando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tecla! En la vida hay alegrías y tristezas, repartidas de forma aleatoria. Hay que vivir la vida que nos toca con la máxima intensidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Te empiezo a echar de menos, Alfred

      Eliminar
    3. No me eches de menos, que aquí sigo, para poner las palabrejas ;)

      Eliminar
  11. Me ha venido a la memoria aquella película de James Stewar, la ventana indiscreta, donde se dedicaba a mirar tras la ventana desde su silla de ruedas...salvando las distancias y los hechos, claro. En aquella, el observador, tenía un panorama bien distinto!
    ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mrinel!
      Un homenaje al voyeur que era el maestro Hitchcock. Gran película!
      :)
      Besos.

      Eliminar
  12. Muchas veces es mejor soñar, imaginar o tratar de acomodarse, en vez de pretender vivir a través de los demás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, viendo la vida placentera de otros, también te haces una idea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Como un jarrón de agua fría me ha caído el párrafo final. Te felicito por lo sorprendente e inesperado.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Pilar!
      En la vida siempre existen estos claroscuros, estas dualidades, unos lo pasan bien y otros sufren en silencio o marginados, como si no contaran. Es así de crudo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Magistral. El que va un crescendo, eres tú. Cada nueva entrada supera a la anterior.
    Me encantó. Con ese giro final, como la firma caprichosa de un pintor, satisfecho de su obra.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara!
      Me he puesto colorado ante tanto halago ;)
      Besos.

      Eliminar
  15. Muy complacida con tu extraordinaria narración, hasta que recibí la brusca "sacudida" del final. Tendrá que haber de todo, claro. Y tienes la maestría de ponerlo de relieve, acercándonos más a la realidad de la vida, resumiendo;
    ¡"Chapó"!
    Estoy muy liada ahora y aunque terde, aquí estoy y te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias mari carmen, es un placer que te pases por aquí en la medida que puedas y más dejando estas críticas tan amables ;)
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. La danza está en nuestra esencia ,
    si no puedes danzar con los pies baila con la mente
    si no puedes acariciar con las manos hazlo con el corazón

    me encantó el ambiente
    aunque jode el final

    te buscaré algo que espero te guste

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MaRía! Hay que danzar, dejarse llevar por la música y dices bien,acariciar con el corazón ;)
      Seguro que me gusta.
      Besitos.

      Eliminar
  17. El final hiela ese calor generado a través de cada renglón… Sensual y sorpresivo… Muy bueno…

    Un placer, y mil Bsoss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ginebra!
      Sensual y sorpresivo, bien dicho, gracias.
      El placer es mío.
      Mil besos.

      Eliminar
  18. Cada uno se contenta con lo que puede
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien cierto Abu, hay que contentarse con lo que se pueda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Un final no esperado que te hace ver que las vida tiene muchas luces y muchas sombras, al menos el hombre se consuela como puede.
    Saludos Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo previsible no es lo que al final ocurre, o en este caso, la mirada desde fuera, nos hace saber de las carencias de otros.
      Saludos Conxita.

      Eliminar
  20. Han de ser días aburridos para ese abuelo; se justifica un poco que busque entretenerse en algo. Aunque igualmente le enseñaría a usar internet, para que no arriesgue tanto ejerciendo de voyeur

    Más saludos, Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sólo es mostrar la dualidad entre el disfrute de unos y las carencias de otros.
      Muchos saludos Julio.

      Eliminar
  21. Hay bailes que nos sostienen, que nos mantienen, que nos seducen ... Y otros que sencillamente cogen nuestra mano y nos transportan a sus pasos hasta el traspiés.

    Un abrazo de luz Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quienes bailan y quienes contemplan a los bailaries en sus danzas.
      Un luminoso abrazo AtHeNeA!

      Eliminar
  22. Hola Alfred!
    Probablemente Hitchcock no lo hubiera hecho mejor. Ahora bien, me ha parecido muy enigmático. Posiblemente faltan alguna palabras para definir más el texto que he tenido que leer más de una vez. Cuesta de captar o lo mejor el problema es mío.
    Es una cruel realidad que defines muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Considero excesiva la comparación con el maestro del suspense. Ya sabes que procuro utilizar las palabras justas, siempre una de menos. Es una realidad posible y fácil de imaginar.

      Eliminar
  23. Hay algo que nadie será capaz de robarnos pese al paso de los años y las deficiencias físicas: soñar y amar.
    Ha sido un placer volver a visitar tu espacio.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kasioles! El placer es mio de leerte por aquí, con frases tan acertadas.
      Buen finde. y un abrazo.

      Eliminar
  24. Alfred, mira que voy a pensar que eres tú, jajajajaja :P
    Muy buen relato. Como siempre con un final sorprendente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia!
      Yo? Dónde? Jajaja!!!
      Muchas gracias.
      Besos :)

      Eliminar
  25. Me enredé en el ritmo tan vívido del relato y de repente ¡zas! volviste a sorprenderme. Genial.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lopillas!
      Sorpresas de la vida.
      Muchas gracias.
      Besitos.

      Eliminar
  26. Me ha encantado como vas describiendo paso, a paso, la tórrida escena para deleite del indiscreto señor.


    Un cálido saludo

    ResponderEliminar
  27. Mucha imaginación del de la voz.


    Un abrazo Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de la voz realza una situación con adornos.
      Un abrazo Malque!

      Eliminar
  28. ¡¡¡Muy bueno ALfred !!!toda la escena y los personajes, y el final sorprendente. Ese abuelo/a disfrutando de las vistas a su manera.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Puri! Eres un sol!
      Besos.

      Eliminar
  29. Hola, querido Alfred!

    Tus textos son mto apelativos y repletos de imaginação ou realidade, no sei.
    Adorei as descrições, em pormenor, dessa dança a dois, los cuerpos y todo lo k isso envolve, pero el final me surpreendeu. Tu es un excelente escritor.

    Beos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi querida Ceu! Bienvenida por aquí, siempre es grata tu visita.
      Muchas gracias!
      Besos y buen fin de semana!

      Eliminar
  30. Hermosa y delicada descripción de una bella relación íntima, con un final original e inesperado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mara! Gracias por tus amables palabras de reconocimiento. Los finales a veces son sorpresivos.
      Un abrazo.

      Eliminar