viernes, 16 de diciembre de 2016

Viajar en tren

Vías de Tren (Foto de I.C.)

Viajar en tren

Antes, en tiempos pretéritos, viajar en tren era una aventura a la que te apuntabas con mucho tiempo de antelación o corriendo por el andén, esperando el último pitido de aviso de partida.

El traqueteo, una vez instalado en unos duros e incómodos asientos, te permitía pese a dicha precariedad, iniciar un aislamiento personal del entorno, mediante la ensoñación, con ojos abiertos o cerrados, contemplando el paisaje.

O bien interactuar, en aquel tiempo no se decía así, pero esto es para las generaciones actuales, con vecinos o compañeros de viaje.

Comentabas hasta donde ibas e incluso intercambiabas, o mejor dicho, se aceptaba la ofrenda de pequeñas viandas, para hacer el recorrido más ameno para el estómago, desasistido por falta de puestos de servicio o disponibilidades pecuniarias.

A veces, en alguna estación, se acercaba a las ventanillas, un hombre con un carrito, lleno de cosas útiles, para este menester de calmar la desazón interior.

Digamos que se iba en tren de otra manera, más pendiente del entorno, aunque quisieras aislarte tras un libro, revista o diario, pues siempre habría alguien dispuesto a preguntar sobre lo que supuestamente leías.

En la actualidad, todos suelen ir pendientes del aparato que nos mantiene comunicado con los nuestros, perdiendo muchas veces la posibilidad, por ejemplo, de participar en un buen planteamiento para un asesinato,

O conseguir unas buenas notas sobre una teoría conspirativa que no se te había ocurrido ni con todo el licor del mundo metido en un gotero.

Y ya puestos tampoco estaríamos en disposición de comprender al otro como un ser cercano y no alguien de otro planeta, que ha venido a hacer un estudio en plan máster, del conocimiento iluso de los adultos terrestres.

Tampoco existía el aislamiento mediante auriculares, escuchando la música favorita o los programas verborreicos, que suelen intercalar entre sesudos y estudiados anuncios.

La música se producía en vivo y en directo, siendo participada tranquilamente por todo un vagón de tranquilos viajeros, que miraban espantados, si había suerte y los alegres cantores se bajaban en la próxima.

Pero ahora llevamos la música incorporada, la conversación incorporada, la memoria visual incorporada, gravamos las vistas con cariño, para nuestros allegados, Pero no sé si llevamos incorporada la capacidad de asimilar la aventura de vivir un viaje, por corto que sea.

Barcelona, 16 Diciembre 2016.


56 comentarios:

  1. Te veo desde la pantalla pequeña.
    Parece que las vías de tren se cruzan en la lejania. Me gusta esa imagen.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amapola, las vías se pierden en la lejanía, pero espero que no se crucen ;)
      Besos.

      Eliminar
  2. Antes en cualquier lugar se podía socializar.
    Ahora no.
    Todo el mundo mirando el móvil...
    Abducidos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos cada unos aislado en su burbuja, ajeno al contacto humano alrededor nuestro.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Había mujeres especialistas en pasar de todo menos hambre en el viaje, haciendo partícipes a sus vecinos de asiento de las viandas que salían de las fiambreras que llevaban. Se encontraba alrededor la comunicación que ahora se busca en la distancia a través de las ondas. Si el viaje era un poco largo, se llegaban a hacer verdaderas amistades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La confianza que generaba el anonimato viajero, daba pie a conversaciones de lo más sinceras e íntimas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Parece mentira cómo ha cambiado todo, y yo me pregunto qué harían nuestros abuelos si levantaran la cabeza.

    Antes se saboreaban más los paisajes cuando se viajaba, y había más comunicación, ahora con el móvil, se pierde lo que hay cerca para aislarse a un mundo interactivo, yo digo que si antes era el vicio el tabaco que la mayoría fumaba, ahora el vicio es el del móvil, todo el mundo con él, hasta por la calle.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La volverían a dejar caer!
      Han tenido que poner luces en el suelo para que la gente vea si está en verde para cruzar...
      Un beso.

      Eliminar
    2. ¿Lo dices en serio o lo estás diciendo en bromas? me refiero a lo de que han puesto luces verdes en el suelo, mira que me lo estoy creyendo, y es que no me extrañaría nada.

      Un beso.

      Eliminar
    3. Tan cierto como esto:
      http://www.lavanguardia.com/local/valles-occidental/20161014/41986611906/sant-cugat-semaforo-suelo-peatones-movil.html
      Un beso.

      Eliminar
    4. Voy ahora mismo leer la noticia, gracias, Alfred, es que no sabía nada.

      Eliminar
  5. Es muy lamentable lo que está sucediéndonos : ( Estamos atrapados.
    Un beso de persona a persona... a través de este aparatito, sin el que no podría dártelo. Oh! Complicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene sus pros y sus contras, gracias a la tecnología actual, podemos interactuar.
      Un beso!

      Eliminar
  6. Todo está cambiando tanto, ahora van enchufados a unos cascos, mirando el móvil, la tablet y en algunos casos hasta el portátil...pero a veces tiene sus ventajas, te dejan en paz, porque en aquellos viajes en tren que tú tan bien cuentas, era dificil tener un momento de paz y disfrutar del paisaje.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, recuerdo que te podías abstraer un poco, pasando por un estirado, eso sí ;)
      Besines.

      Eliminar
  7. Ha cambiado mucho la forma de viajar en tren,tú lo has explicado bien.
    La tecnología nos conecta con unos y nos desconecta de otros.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, simplemente se vive diferente, pero siempre tendemos a la nostalgia.
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  8. yo es que soy una petarda hablo si hace falta con el revisor, ya me dirás un viaje de 11 horas sin hablar con nadie ( y digo eso porque son los que habitualmente hago pues en esta esquinita del globo no hay muchos vuelos al igual que a donde voy que hay menos )

    lo peor del tren : el café :P


    Genial relato

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MaRia! Ya veo que eres una experta.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Eran bellos tiempos, me trae muchos recuerdos de mis viajes cuando niño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Guillermo, como han cambiado las cosas, ahora puedes ir viendo tu película favorita tranquilamente, es diferente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Alfred, recuerdo de pequeñita esos viajes interminables en el tren y esos asientos de madera tan incómodos, entonces como bien dices, se compartía esas humildes viandas, la conversación y para los niños la gran aventura de viajar, eran otros tiempos y no como ahora que cada uno va a su "bola", cada vez mas aislados de los demás, siempre me ha gustado viajar en tren he ir contemplando los paisajes que nos ofrece.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruja! Aunque fuera un trayecto relativamente corto en espacio, era largo en tiempo y daban para mucho ;)
      Besos.

      Eliminar
  11. Hola Alfred, a mi me encanta viajar en tren, esa marcha es mágica, y para meditar y relajarte no hay nada mejor...eso sí, los de antes me gustan más, yo tengo un familiar que trabajaba en Renfe, y el tren a estado muy presente en parte de mi familia. La tecnologia, es necesaria pero sin excesos, y veo que nos estamos pasando mil pueblos, esto no me gusta.
    Feliz Navidad querido amigo, cada vez me gusta menos, pero no por ello voy a dejar de desearte que la disfrutes con tus seres queridos y más allegados.
    Un gran abrazo, amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen! Entonces tenemos sensaciones parecidas, el tren te da un entorno viajero diferente.
      Muchas gracias, feliz también para ti y los tuyos :)
      Un gran abrazo amiga Carmen.

      Eliminar
  12. Hola Alfred!
    Hace años que no subo a un tren, pero si consigues subir a uno que funcione bien, hemos ganado en comodidad y confort. Lo que me gustaría saber es si hemos ganado en educación y civismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Pues sería una experiencia que te recomiendo. Lo del civismo, depende en que tren vayas, en cercanías, olvídalo!

      Eliminar
  13. Lo de los móviles es horroroso. Cada vez hay más aislamiento.
    Besos, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espera que contesto un WhatsApp...
      Besos Celia ;)

      Eliminar
  14. Yo recuerdo mi niñez con bastante de lo que expones, no todas, pero me parecían unos viajes con encantos, amenos y curiosos por la diversidad que entrañaban.
    Los móviles son útiles, lo que pasa es que no se sabe adminostrar bien su manejo y se desborda el asunto y se cae en aislamiento en una proporción enorme. A ver: es como un cuchillo, te puede salvar la vida o matarte. Un pelín exagerado, pero para muestra con éste "botón" vale, digo...
    yo...
    Me gustó la entrada. Buen finde Alfred.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es una aproximación a un mundo que se fue, desde una forma de vivir muy aislacionista.
      Muchas gracias Maricarmen.
      Feliz semana, un besito.

      Eliminar
  15. Puede que la gente confunda el viajar en tren con el viajar en metro, lugar en donde sí o sí cada persona es una isla pendiente de sus propios asuntos. Pero es entendible: en metro viajamos hacinados, por las mañanas, bajo tierra, hacia un trabajo que desagrada. En el tren, en cambio, no hay hacinamiento y viajas al destino que gustas al aire libre. Viajar en tren debiera ser una fiesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, aquí hablo de los viajes en tren, que daban pie a una serie de vivencias, totalmente desaparecidas en nuestro actual mundo viajero.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Recuerdo una excursión en tren de cercanías con los niñ@s del colegio que nunca habían viajado en tren, mirando el paisaje.¡Cómo lo disfrutaron! Hoy el AVE a 300 km/h lo hace imposible. Claro que es una gozada ir en pocas horas de un lugar lejano a otro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es una gozada, el viaje rápido para llegar tranquilo, y el viaje pausado, para llegar enriquecido. ;)Un abrazo Mara.

      Eliminar
  17. Hola, mi querido amigo Alfred!

    Una bela e reflexiva entrada.

    Viajar de tren já no es lo k era. Ahora, las personas miran sus celulares, en Portugal, se diz, telemóveis, y el mondo puede findar, entretanto. Que cosas guapas, interessantes nós podemos observar, qdo viajamos num trem, num bus, por exemplo!

    Las conversas terminaram y até os olhares dos hombres para una mujer bonita, k salia ou entrava, ya no existem. Que tragédia es a era digital! O amor tambíen se faz pela Internet y os sms son constantes, pero, muy cortos, sintéticos.

    TE DESEJO UNA FELIZ NAVIDAD Y UN VENTUROSO ANO NUEVO!

    Besos com toda mi estima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Querida amiga Ceu, un placer tenerte por aquí :)
      Ese concepto de viaje que expongo, pertenece a un mundo que ya no existe.
      Felices Fiestas!!!
      Besos con cariño!!!

      Eliminar
  18. Muy buen relato de una época en contraste con la actual. Antes viajar en tren era toda una aventura, te podías encontrar de todo,y por supuesto se compartía lo que llevabas para hacer del acto social un medio de comunicación verbal, ahora la comunicación es a través de cables, y casi nadie habla con el vecino de asiento. Yo tengo viajado bastante en tren y soy la única que lleva un libro o periódico para leer, parezco un ser extraño. Puede sonar antiguo pero añoro esos viajes de comadreo y bocata compartido.
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Puri! Estamos en otra época, todo ha cambiado!
      Besos.

      Eliminar
  19. Pocas, pero a veces sí que estamos abiertos a vivir la aventura, afortunadamente :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rita! Creo que ahora lo de vivir la aventura del viaje, en lo cotidiano no existe, tienen que ser viajes largos, exóticos, desconocidos.
      Besos.

      Eliminar
  20. Nos falta más LLuvia, nos falta más diálogo interior para poder tenerlo con los demás...Y no pasar por la vida ocupando ratos y espacios.

    Mi abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lluvia, hoy tenemos mucha por aquí ;)
      Dialogo interior significa conocernos y eso puede ser peligroso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Hola Alfred , me a gustado esta entrada , esto me hace recordar en los tiempos de mi abuelo que era guarda- agujas de la renfe , y esto me lo a contado muchas veces , que cuando mi madre era muy pequeña y tenia que ir a las 9 de la mañana , desde "Barracas" el último pueblo de la provincia de castellón a valencia" si ibas en el tren el "Borreguero" como fueras de blanco impoluto , salias del tren con toda la ropa de hollín negro como el carbón y la cara tiznada , y llegabas a valencia casi en 2 horas , de lo lento que iba y que ademas de llevar pasajeros llebaba también gallinas y alguna que otra obeja , venditos tiempos aquellos , igualitos a los de hoy día , jajjajajaajaj.

    pd , eso si no se te ocurra subir al "ave" con un pavo vivo y cacareando para navidad , que el pavo se queda en el anden , ya que no admiten animales en el ave.
    besos de esta flor ausente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flor! Que alegría me das! Bienvenida a estos lares. Por aquí había un tren que pasaba por Manresa, que podías bajar a comprarte algo y volver a subir.
      Muchos besos.

      Eliminar
  22. Afortunadamente yo todavía soy de antaño, el móvil lo utilizo para lo justo y si te contará lo que me resistí a tener uno ni te imaginas, en fin que hay que seguir siendo sociable, como a mi me gusta, hablar con las personas cara a cara que me cuenten sus historias, no sabes lo que me gusta escuchar.

    Besos:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosana! Ya somos dos, a mi también me gusta escuchar, no voy a soltar mi rollo.
      Besos ;)

      Eliminar
  23. Estimado Alfred:

    FELIZ NOCHEBUENA!!!!
    FELIZ NAVIDAD !!!!!!
    .
    .
    Nos vemos el año entrante....
    te dejo un presente en estas palabras mensajeras,
    portadoras de cariño y energias de BienEstar:
    .
    -
    Te deseo:
    Que tú corazón esté ligero y tus bolsillos pesados.
    Que la Buena suerte te persiga.
    Que cada día y cada noche tengas
    muros contra el viento,
    y un techo para la lluvia.
    Que tengas alimento junto a la fogata y
    risas para consolarte.
    Que aquellos a quienes amas estén cerca de ti,
    Y........
    todo lo que tú corazón desee!
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emocionado me dejas por tan honrado presente, con palabras de buenos deseos que haciéndolos míos los deseo compartir contigo.
      Muchas gracias! Felices Fiestas!
      Un abrazo con mucho cariño.

      Eliminar
  24. mucha modernidad poca humanidad.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se vive rápido y de otra forma, hay otras prioridades.
      Besitos

      Eliminar
  25. Lo has expresado muy bien, quizá nuestros hijos dirán que exageramos pues a veces les cuento mis viajes y se ríen.
    Mi hijo acaba de llegar de Barcelona en viaje de trabajo, ha cogido el AVE a las tres de la tarde y ya lleva casi una hora dándome la murga. ¡Que suerte tienen nuestros descendientes!
    Un fuerte abrazo y ¡¡Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagina, ahora las distancias no son nada, todo se hace en horas y cada uno va a lo suyo.
      Un fuerte abrazo y Feliz Navidad!

      Eliminar
  26. No lo sé, es decir, es verdad, ahora hemos creado pequeñas burbujas de irrealidad que llevamos a todas partes, pero no tengo claro que eso sea necesariamente malo. A veces esa sociabilización era forzada y tampoco llevaba a lado alguno, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo como en buena botica, hay cosas forzadas y relaciones efímeras que marcan un viaje. Todos vamos dentro de nuestra propia burbuja redentora.

      Eliminar
  27. Hola Alfred:
    Vengo a desearte unas Felices Fiestas y que tengas un año 2017 genial.
    Yo supongo que aún tardaré algo en volver.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar