miércoles, 1 de mayo de 2013

Libros


                                                              Foto obtenida de internet





Por cuestiones de espacio en un cambio de domicilio, los libros embalados durante la mudanza, no fueron llevados al nuevo destino.

Apiladas las cajas en un trastero, la única señal de su existencia, eran pequeñas señales abreviadas de su contenido.

Novelas, guías de viajes, libros de texto, colecciones temáticas, enciclopedias, apuntes universitarios, archivos personales, anotaciones, panfletos, obras teatrales, poesía.

Años de historia familiar, acumulados a través de los libros mal guardados, esperando inútilmente  ser releídos, hojeados, manoseados y dejados otra vez.

Cientos de historias de todo tipo, guerras, romances, intrigas, descubrimientos, gestas deportivas, exploraciones, traiciones, campañas, leyes, códigos, un compendio de cultura.

Todo tipo de personajes, reales y ficticios, héroes, reyes, dioses, caudillos, artistas, científicos, políticos,
buscones, picaros, mercenarios, religiosos, criminales, exploradores.

Enfrentados entre si, colaborando, amándose, traicionándose, respetándose, temiéndose, todos los grandes protagonistas y los secundarios que deciden el devenir de la historia.

Todos y cada uno de ellos, con  las palabras justas, adecuadas, hermosas, sonoras, dulces, embriagadoras, descriptivas, enaltecedoras.

Acompañándonos en distintas etapas de nuestra vida, ejemplos a seguir y a odiar, intercambiando las posiciones, según la evolución personal.

Pero formando parte de nuestra vida, de nuestra formación, de nuestras manías personales, de nuestra forma de expresarnos.




4 comentarios:

  1. Gracias, Alfred, por tu interesante participación con tu micro imaginativo que has dejado en mi blog, muy agradecida, que será protagonista junto con todos los demás en una próxima entrada y una imagen de todos los participantes.

    Me he detenido aquí en esta entrada donde los libros son protagonistas, y es que... un libro es un tesoro que podemos tener entre las manos, volamos con las letras, y vamos haciendo crecer nuestra imaginación con sus personajes, y nos adentramos en un mundo desconocido haciendo perder la noción del tiempo para meternos en ese mundo de letras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. En cajs de pequeño formato, porque los libros pesan, se disponen a un viaje entre callejas, hasta llegar a estantes que les reciban de nuevo, con los brazos abiertos. Esos que buscan en sus páginas, la sombra de su propia existencia.

    Buen texto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hay soluciones imaginativas, como por ejemplo crear una biblioteca familiar, de libros compartidos. Pero si el problema es el espacio vital, he aquí el gran dilema. Hay libros de los que cuesta desprenderse.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay libros que te han ayudado a entender, otros te han formado cómo persona, algunos te dan buenos consejos, todos tienen algo que hace que no pueda rechazarlos.
      Un afectuoso saludo.

      Eliminar