martes, 6 de octubre de 2020

POCA PACIENCIA

 

Edward Hopper





Ya estoy en casa. Siempre soltaba la misma cantinela al llegar. 

No había mediodía y noche que no la soltara mientras dejaba las llaves ruidosamente sobre la mesita del recibidor. 

Era como un suplicio. Esa gota malaya que te taladra el cerebro. 

Evidentemente nadie le contestaba y todo el mundo familiar seguía con lo suyo. 

Así que ella lo consideró un acto en defensa propia. Los hijos no se iban a meter mientras tuvieran su asignación asegurada. 

Urdió un plan que fuera efectivo, mucho menos oneroso que un divorcio y por supuesto más rápido. 

La caída por el hueco del ascensor fue suficientemente drástica. 


Barcelona, 30 septiembre 2020

60 comentarios:

  1. Poca paciencia? igual aguantó muchas gotas antes de usar el hueco del ascensor, jajajaja

    Los divorcios son un engorro, cuánto mejor acabar de un plumazo, cortar por lo sano, aunque aquí podría decirse mejor, tirar por lo sano :))))

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un decir, para ella evidentemente no.
      Todo lo que son trámites de abogados y judiciales, es una pérdida de tiempo y dinero muy sustancial. Demasiado para ella.
      ;))))
      Besines.

      Eliminar
  2. Dice el refrán que a la larga el galgo a la liebre mata. Aunque en tu escrito se han cambiado los géneros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Decidió tomar la vía rápida, asi se ahorró tiempo y dinero.
    Cortito pero intenso.
    Un abrazo, Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay que saber tomar las decisiones a tiempo. Te ahorras un montón de problemas.
      Un abrazo Rita.

      Eliminar
  4. Debe haber estado tan desesperada para tomar tan drástica decisión... es una lástima que no haya encontrado otra salida

    Me enlazo a tu otro espacio Alfred! Un abrazo y buena tarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que lo estaba en demasía. A veces la más sencilla es la más efectiva. Muy bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me encanta cuando te pones en modo romántico jajajjaa vaya final rotundo
    Besitos Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en el fondo soy un sentimental ;)
      Besitos lopillas.

      Eliminar
  6. Nadie se puede poner en los zapatos de otro, pero la idea de suicidarse en defensa propia, riza el rizo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Menudo final Alfred!! Nada que tenemos que seguir intentándolo.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  8. La desesperación y la indiferencia hace tomar malas decisiones o, decisiones drásticas.
    Te felicito por el micro, Alfred.

    Mil besitos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malas para unos liberadoras para otras. drástica si que es.
      Muchas gracias Auroratris.
      Mil besitos y feliz noche.

      Eliminar
  9. No cabe la menor duda de que el camino más fácil te lleva a tomar una decisión drástica.

    Felicitarte por ese relatito, Alfrad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me parece a mí ;)
      Muchas gracias Éowyn.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Perdona, que he puesto una "a" en tu nombre. 🤦🏼‍♀️
      Y de nada! Es un placer leerte.

      Eliminar
    4. No te preocupes, cuando escribo con el móvil, ni te cuento los desastres que hago.
      El placer es mío.

      Eliminar
  10. A veces hay que cortar por lo sano y tirar las lleves ¿Te referías a las llaves o no? Un abrazo maestro.
    Sería magnifico poder tirar por el mismo hueco el Captcha que me aparece en cada blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo tirar las llaves ;)
      Un abrazo Ester.
      Eso va a ser más difícil.

      Eliminar
  11. Desde luego es poca paciencia, yo diría que ninguna. Ahí falta algo mas que paciencia, dialogo por ejemplo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente ninguna, pero hay quién se pasa de pesadito.
      ¿Eso qué es?
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Hola Alfred!
    El título lo dice claro, Poca paciencia. Es tan directo, que provoca risa, cosa que está muy bien.

    ResponderEliminar
  13. No hay duda, como procedimiento es rapidísimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. jajaja bueno, yo diría que demasiado contundente jajaja ya se sabe hay gente que no tiene paciencia...
    Muy bueno, Alfred.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hay gente pa tooo! Y que no se le da bien lo de: santa paciencia
      Muchas gracias Carmela.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Una caída libre, aunque no me queda tan claro quien cayó. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dices. ¿Qué importancia tiene?
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. La mayoría de los comentarios entienden que cayó él, pero también con ella podría haber sido. La desesperación daña mucho la capacidad mental. Besos

      Eliminar
  16. Un buen relato pocas palabras y mucho hechos. Cuando alguien decide tomar esa decisión está muy harta de sentirse indiferente y eso es lo peor la indiferencia.Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Campirela. Una vez tomada la decisión sólo se trata de llevarla a efecto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. eficaz remedio al desdén.
    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  18. Se le acabo la paciencia. Aveces llega ese momento.... Saludos amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A saber qué se esconde en esa falta de paciencia.
      Para llegar a esa decisión tan radical.
      Saludos amiga Sandra.

      Eliminar
  19. Yo diría que demasiado drástica, pero realmente muy resolutiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A grandes males pequeños remedios. ¿O era al revés?
      Un abrazo-

      Eliminar
  20. Si no puede ser más continente, es que se hará pesado vaya donde vaya.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que es un tipo de una pieza, siempre igual. Ella también ;)

      Un beso.

      Eliminar
  21. La virgen! Y yo que pensaba que tenía poca paciencia, jejeje.
    Espero que tirase las llaves y no volviera a abrir aquella puerta... porque si se tiró, o tiró a alguien, tampoco sale nada barato el enterramiento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves tú, que de todo, siempre hay quién da algo más ;)
      Lo dejamos para otro relato.

      Saludos.

      Eliminar
  22. Vaya familia de drásticos. Considerar gota malaya que teladra el cerebro una frase tan inocente como "ya estoy en casa". Y responder tirándote por es ascensor, no digamos. Supongo que estamos hablando de puntas de iceberg, pero aún así me reitero en que son unos drásticos.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay que ponerse en situación, ver a que hora llegaba el susodicho dejando caer las llaves con ruido....
      Más bien creo que sí, son cimas.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Cualquiera entra ahora en casa y dice “Ya estoy en casa!”...jajjajaja
    Muy bueno tu romanticismo malayo...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si acaso mejor callarse.
      Ya sabes que soy de natural muy tierno ;)

      Besos.

      Eliminar
  24. Se le acabo la resignación
    mi amigo y paso a ser muy
    decisiva y se termino todo.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen día se le cruzaron los cables y pensó: "hasta aquí hemos llegado"

      Dulces besitos.

      Eliminar
  25. Hola Alfred, que triste verdad?, por eso yo no digo nada al llegar a casa jeje

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Para más inri, del piso que cayó, al caer, le sonaron las llaves dentro del pantalón todavía más fuerte que cuando las depositaba en la mesita.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar