martes, 26 de mayo de 2020

CALLEJEANDO


Foto del autor


Callejeando


Los listos ya están en la calle, 
han salido a pasear con la familia 
quedando con parientes y amigos. 

Han ocupado paseos y terrazas, 
habrá algunas mesas menos 
pero las mismas sillas para usar. 

Se atrincheran en los paseos 
ocupando su espacio horizontal, 
lineal y como haga falta. 

Para eso son los más listos 
no teniendo así que respetar 
horarios o cortapisas espaciales. 

Mientras los demás mortales 
los encerrados sine die 
ansían por poder respirar. 

Los miramos con displicencia 
ignoramos su comportamiento 
los despreciamos con pesar. 

Parece que las calles estén  
incapacitadas para soportar 
tanto pavero de salón. 

De tanto en tanto sonríen 
como una excusa por no llevar 
la mascarilla igualitaria puesta. 

Pedantes como ellos solos 
nos retraen a tiempos pasados 
de señoritos y cortijos. 

Por suerte las tonterías 
no se les aguanta nadie 
siendo el hazmerreír general. 

Y así estamos unos paseando, 
otros usurpando espacios, 
muchos más lamentando. 

Pasarán los días de reclusión, 
volverá la liberalización horaria,
pero la educación, esa, ya no volverá. 



El Farró, 26 Mayo 2020 
  





60 comentarios:

  1. La educación no volverá. Hace años luz desapareció para siempre.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una serie de normas que hacen la vida más llevadera para todos, pero ahora parece que solo impera el egoísmo más recalcitrante.
      Fuerte abrazo Sara.

      Eliminar
  2. Ni la educación ni el civismo...¡Qué poquito hemos aprendido en estos días!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que sale la mediocridad más absoluta a flote.
      Un abrazo Rita.

      Eliminar
  3. Ya me parecía a mí demasiado optimismo pensar que de esto íbamos a salir todos mejores y que además iba a durarnos para siempre. No se le pueden pidar milagros a un confinamiento. Es que esta imbécil (caradura, ineducado, irresponsable... ), seguirá siendo imbécil (caradura, ineducado, irresponsable... ).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que estoy viendo, a pesar de ya llevamos unos días pudiendo asomarnos por las calles. Pero ahora que aquí estamos en fase 1, parece que vuelve la más solemne estupidez.
      Un abrazo Chema.

      Eliminar
  4. Los que ya no tenían educación, antes, tampoco la tienen ahora. No aprendieron nada.
    Yo sigo saliendo, lo mínimo, ni me apetece.

    Un beso, Alfred.

    PD. la foto no se ve?, o soy yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a los que no tenían se les han sumado los que la han olvidado en el confinamiento.
      Un beso Carmela.
      P.D.
      Perdona, algo pasó que se borró, pero ya está solucionado. Gracias.

      Eliminar
  5. Nosotros salimos ayer todos juntos después de tanto tiempo sin vernos, caminamos dando un paseo porque es lo que nos apetecía, no tuvimos ningún inconveniente, cedimos el paso y nos lo cedieron, estuvimos algo mas de una hora y sin ningún problema. Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que pudieras hacerlo en paz y alegremente. Por aquí hay de todo, pero lo que he visto esta tarde me ha hecho escribir esto y era peor que lo de la foto.
      Un abrazo Ester.

      Eliminar
  6. Así es la vida y hay que sortearla en sus obstáculos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es, pero no hace falta ser tan incívicos.

      Eliminar
  7. Así es Alfred: La educación, el respeto y todo lo que conlleva la convivencia, eso es para otros. Ellos están exentos de todo, las obligaciones son de los demás y así, vamos viviendo... o mal viviendo.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Nani, estamos rodeados de una fauna muy especial.
      Muchos besicos.

      Eliminar
  8. Bueno, la educación jamás podrá volver a quién nunca la tuvo.

    La naturaleza humana en situaciones asi es cuando aflora en su mayor esplendor (para bien y para mal)

    Besines a tutiplen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Livy! Que ilu verte por aquí.
      Entre los que no han tenido nunca educación y a los que se les ha olvidado, la cosa vislo visto, pinta muy mal.
      Besines para cubrir este tiempo pasado y algo del futuro.

      Eliminar
  9. Asi andan las cosas Alfred. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues las cosas no andan como debieran.
      Saludos amiga Sandra.

      Eliminar
  10. Un pasear reflexivo, no sé si son los listos, pero son quienes añoraban sentarse a tomar algo en las terrazas. No sé la urgencia, eso sí.

    Por los paseos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando paseo, observo. ve cómo se muestra y comporta la gente. Primero fue la explosión e invasión callejera tras el cese del confinamiento radical, sin respetar franjas horarias ni distanciamiento social. Y ahora con la apertura de locales veo cosas de estas, grupos numerosos, amontonados en una mesa, como si les fuera la vida en hacerse con el espacio puesto a disposición del público. La foto es más suave que otras terrazas vistas. La añoranza no hace comportarse como un irresponsable.
      Por paseos tranquilos y respetuosos con el entorno social.
      Un beso Albada.

      Eliminar
  11. Vaya, poeta, las últimas palabras recuerdan a las golondrinas de Adolfo Bécquer.

    Y ahí me quedo. En lo bello y natural de la vida. De lo que los demás hagan, ¡ni preocupa!

    Abrazos Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efecto buscado y aprovechado ;)
      Sí tiene que preocupar, puesto que las acciones de los otros queda claro, vista la pandemia, que todos estamos relacionados.
      Abrazos Ernesto.

      Eliminar
  12. Un buen análisis de lo que acontece a nuestro alrededor,esto es lo que realmente somos unos inconscientes con muchos derechos pero pocas responsabilidades, esas se las dejamos a los demás ..Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela, veo comportamientos que no demuestran ninguna preocupación por los demás.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. No se puede ser más descriptivo. Por aquí se ve algo de eso, pero más aisladamente...nos paramos, nos quedamos mirando muy serios y se ponen las mascarillas, no hemos inventado nada, por supuesto, así reaccionan en un porcentaje alto. Los que no conocen el respeto ni tienen sentido común, nanai...

    Una gran entrada Alfred.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mari carmen. Me has recordado una acción de una mujer mayor, perdón me refiero a mucho mayor que yo, increpando a un hombre que llevaba la mascarilla por debajo de la nariz dentro del autobús.
      Otra vez gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Si no molesta, añadiré una paradoja más, que dice mucho de lo que somos (en general y en primera persona del plural):
    Si las autoridades se pusieran serias y denunciaran o multaran estos comportamientos, entonces protestaríamos señalando de autoritarismo y perdida de libertades.
    Entonces, ¿que hacemos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se les puede apercibir, por la policía que patrulla desganadamente, de que su comportamiento social dista mucho de ser respetuoso con el entorno. Tampoco se trata de sacar el trabuco y las esposas. Pero hay quién necesita oír cómo ha de comportarse en público y casi en privado.
      Que tu libertad no coharte la mía.

      Eliminar
  15. Consejo: !dejalos! y tu sigue escuchando a Jacques Brel.
    Total, no tienen solución.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es lo que hago todo el rato en mis paseos, ir esquivando gente.
      Creo que no, suerte tener a Brel.
      Un abrazo Juan.

      Eliminar
  16. Es tal como lo dices.
    Listos que se apropian de todo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo vi, así lo conté.
      Sobran listos de todo pelaje.
      Saludos.

      Eliminar
  17. Hola Alfred!
    La educación, pase lo que pase nunca ha de perderse. Los listillos, también han de cumplir las normas. Dicho todo esto, nos han informado sobre lo que hay y tendría que haber un equilibrio entre la reponsabilidad personal y la autoridad de las normas. Los dos excesos son malos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      El problema es cuando no la hay o es tan escasa que se olvida pronto. Han informado de una forma un tanto confusa y eso también se nota. En cuanto a la responsabilidad personal ha de respetar a los demás.

      Eliminar
  18. Los incívicos egoístas irresponsables sin educación y estúpidos de cualquier edad o condición han existido siempre y seguirán existiendo por desgracia... Lo que pasa es que antes los veíamos desagradables y molestos y ahora son además peligrosos. Ésta es la gran diferencia a mi parecer.
    ¿Solución?... Yo me planteo el ir repartiendo octavillas con las normas y los nombres de los sanitarios muertos por su culpa a quienes no las respetan; a ver si la vergüenza les hace recapacitar...
    ¡Ánimo! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que ahora se les note más Framboise.
      Sería una buena acción para llamarles al orden, pero supongo que el sentido común se impondrá.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Siempre hemos pecado de falta de civismo... y esto no ha servido para concienciarnos... solo lamentar la libertad perdida, al salir se sigue siendo el mismo borrego de antaño. Yo, después YO y más tarde Yo, también. Una pena que pese a todo lo que hemos y nos queda por pasar, se siga siendo tan irresponsable y poco cívico.
    Una canción con mucha historia, Alfred.

    Mil besitos para tu tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da la misma impresión de cuando salen los niños corriendo hacia el patio. buscando la mejor zona para hacer un partido.
      Tiene sus añitos, pero las cosas buenas perduran en el tiempo.
      Mil besitos pata ti Auroratris.

      Eliminar
  20. Y de nuevo a callejear, sí señor, de nada sirven las lecciones, pero hay gente para todo.
    Se perdieron los valores, la educación, y el civismo no es lo nuestro...
    Un placer leerte amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago mis paseos embozado tras mi mascarilla, con lo cual no cro que adivinen mi cara de asombro ante lo visto.
      Muchas gracias Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Más de lo mismo, siempre hay quien es egoísta y se cree el ombligo del mundo.
    Cada cual con su cruz.
    Con las ganas que tengo de tomarme algo o comerme una paella en mi restaurante favorito...pero no lo hago.
    En fin, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece como si las normas fueran para los otros.
      No me apetece llevar la cruz de nadie.
      Se me han quitado las ganas, de momento, de ir a tomar nada.
      Besos Laura.

      Eliminar
  22. Los has retratado muy bien amigo Alfred. Yo por si acaso sigo sin salir, si, ya se que soy mayor, por eso mismo me cuido y mi hijo me cuida mucho más.
    Seguro que llega el día en todos podremos salir libremente de casa, pero ahora, no.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María De Los Ángeles, esperaba ver gente en las terrazas, pero no de esta guisa. Aprovecho mi franja horaria para caminar por la ciudad.
      Un fuerte abrazo y cuídate.

      Eliminar
  23. No creo que haya cambios profundos esa es la verdad... me inclino más por lo que dice Ernesto.
    Es una pena no aprovechar la enseñanza de estos días.
    Un poema que deja más de una reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la medida que afecta a los otros si me preocupa, está claro que habrá efecto rebrote.
      Parece que les importe mucho.
      Muchas gracias lunaroja.

      Eliminar
  24. Las terrazas están a rebosar han salido atropelladamente como si en eso les fuera la vida, brilla por su ausencia la educación, las buenas maneras.
    Espero que vuelva un poco la cordura…

    Un fuerte abrazo Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece, todos tenemos ganas, pero no hay que perder la perspectiva, no podemos estar con todos al mismo tiempo en el mismo lugar. Esperemos que se imponga Sneyder.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  25. Por desgracia, la educación no es como las golondrinas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. La gente está tan estresada y agotada, que prefiere actuar como si no hubiese una pandemia para engañarse y relajarse.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser un atenuante, pero ya llevamos unos días con más capacidad de salir y la cosa no mejora nada.
      Abrazos Julio.

      Eliminar
  27. Tienes razón, muchos ya disfrutan como si no hubiera fases. Aquí aún seguimos con horario de dos horas de mañana y una de tarde, eso por ser viejos, habrá que hacerse la estética je, je. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo estoy en esas franjas que mira por donde, está también ocupada por jóvenes y niños, para ser más, nadie hace ni caso.
      Lo de la estética no es mala idea ;)
      Un abrazo Mara.

      Eliminar
  28. Respuestas
    1. Muchas gracias Amapola, pero es triste constatarlo.
      Besos.

      Eliminar
  29. Seré rara pero no he hecho lo mismo que los demás. Todavía no me he sentado en una terraza, yo sigo con mis paseos y yo pienso que ya habrá tiempo para ello, que la vida no se acaba, ya vendrán tiempos de jolgorios, de momento yo sigo a mi aire. Porque de todo esto creo no vendrá nada bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si serás rara, pero yo estoy en las mismas, al principio ma hacía ilusión pero se me quitaron rápidamente, ya no me importa esperar a que se normalice un poco más todo.
      Vendrá un repunte, eso seguro.
      Besos María.

      Eliminar
  30. Hay pruebas duras; otras en cambio... nos llenan de esperanzas.
    Mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está lo ha sido, de las muy duras y está por finalizar todavía, veremos qué nos depara el futuro.La esperanza es lo último que se pierde.
      Muchas gracias, igualmente Guillermo.

      Eliminar