sábado, 30 de noviembre de 2019

TIEMPO


Foto de M.C.G.F




El tiempo se escapa,
huye juguetón
 de nuestro dominio,
que no es tal.

Se nos va de igual forma
como cuando dejas pasar
el agua del río entre
 las palmas de la mano.

Cuando vemos deslizar
 la arena de la playa
entre los dedos
 entreabiertos.

Por cerradas que estén 
el tiempo también pasa
rápidamente entre 
las persianas selladas.

Hagamos cualquier cosa
que estemos haciendo,
 incluso contemplando
 nuestros pensamientos,
en voz alta.

Es tan fácil "perder" 
ese tiempo otorgado
ante una obra hermosa,
leyendo un poema,
o mirándote a los ojos.

Que el aprovecharlo
haciendo algo "útil"
me suena a obligación,
a rezar en el patio,
a llorar bajo la lluvia.




Barcelona 30 Noviembre 2019










viernes, 22 de noviembre de 2019

CABEZAS CORTADAS





Foto de I.C.C.



Ara que les espasses
estàn ben enlaire,
i tenim els colls
 ben a punt,
per esser tallats.

Es bo recordar
com va començar tot.

(Alfred)
In illo tempore



No es fácil recordar
cuando la angustia
 te atenaza la mente. 


Ni cuando el corazón
se mantiene encogido.


O las vísceras,
sí, esas incluso,
bien contraídas.


Para que no quepa,
 duda alguna,
del sufrimiento.


No pensemos
que quedar libres
será fácil.


Toda desobediencia
tiene un precio.

Dejaremos que
 las lágrimas del cielo
camuflen las nuestras.


Nunca es barato
intentar cambiar
las cosas del poder.


Los que lo tienen
no piensan soltarlo
por muchas presiones
soportadas o recibidas.


Los que lo quieren
se sienten legitimados
para atraparlo
de una vez por todas.


Por quiénes, diréis,
orgullosos de vuestros
compromisos mostrados,
se decantará la historia.


Los que en nombre
 de la unidad sacrosanta,
reconocen como justos
todos los desmanes dolosos.

O por los que consideran 
que no hay nada,
 que una más,
que la voluntad de ser.


Unas banderas,
unos votos,
grandes manis
y todo por hacer.


¡Ah la razón!
No he hablado de ella.
¿Quién la tiene?
¿Quién la quiere?
¿Quién la usa?


Parece que nadie.
En la mesa no hay nada
Y las sillas están vacías.




Barcelona, 22 Noviembre 2019

lunes, 18 de noviembre de 2019

CONVERSACIONES CON MI PELUQUERA





Foto de I.C.C.



Conversaciones con mi peluquera


Hace tiempo que voy a la misma peluquería, a pesar de haber cambiado de barrio sigo yendo a ésta, por la persona que me atiende y por tener un precio de lo más razonable.
En estas cosas suelo ser de una fidelidad muy respetable, ya sé que tener un cliente fijo hoy en día es un lujo nada despreciable, pero correspondo ante un buen servicio y mejor atención.
En una anterior estuve yendo durante muchos años, hasta que pasó a ser llevada por el hijo y lo primero que hizo fue un cambio de look al local, muy adecuado dados los años que tenía, pero también de una subida de precios al alza, totalmente desaforada a criterio de los parroquianos, o sea nada adecuada para la clientela de toda la vida.

Luego estuve de cliente en una reconocida cadena, con franquicias por todas partes, en las que el personal era de un rotatorio harto mareante, además al ser mixtas, los tiempos de espera se prolongaban hacia la eternidad.
Pero eso es insustancial al relato, al final lo que cuenta es que te lo hagan a tu gusto o al de ellos pero que te lo sepan vender con gracia. Y además es muy importante el trato humano, que cuando te laven la cabeza te dejen como nuevo, que te den la paliza lo justo, no soy muy hablador, pero con esta chica me es fácil entablar una conversación, más allá del cómo siempre:
"Estamos apañados con esta gente" (Política)
"La familia bien. ¡Gracias! (Sociedad)
"Empieza el frío antes de tiempo" (Climatología)
Y todas esas cosas propias de ascensores y comercios varios.
Por una de esas cosas que no sé cómo ha salido, le he hablado de que me gusta escribir, de que tengo un blog.
  -  Pues tendría que monitorizarlo.
  -  ¿Tendría que qué?
A estas alturas de la vida, acabas dándote cuenta que no sigues al día en muchas cosas de ella, que te van adelantando, incluso atropellando.
-         Si ya sabe, ponerlo en forma que le dé más visibilidad, poner publicidad y sacarle un rendimiento.
-         ¡Ah eso sí que no! No me gusta eso de estar leyendo y que te pongan un anuncio encima. ¡No lo soporto!
-         Bueno, se puede hacer de forma discreta. En un lado y sobre cosas que Ud. recomiende.
-         No sé, no me convence. Siempre he sido reacio al tema.
-         Pues es una pena, se sacaría un dinerito que siempre va bien.
-         Sí, tal como está la cosa para los jubilados, no te digo que no, pero nunca me ha gustado. Además, tampoco me leen tanto.
-         Pues es una opción a tener en cuenta, se daría a conocer un poco más. Sí quiere en la biblioteca que hay en la plaza, que es la que voy, vi unos libros sobre el mundo de los blogs, muy interesantes.
-         ¿Dónde dices que están?
-         Arriba, tiene que ir a la planta primera, en la sección de nuevas tecnologías, donde están las cosas de internet y todo eso.
-         ¡Gracias! Lo miraré.
Saliendo, mientras me subía las solapas para abrigar mi despoblada nuca, mis pasos se han dirigido hacia una biblioteca muy nombrada en el barrio.

Barcelona, 18 Noviembre 2019