jueves, 25 de abril de 2019

UN TROPEZÓN



Foto del autor





Se encontraron/tropezaron
a la vuelta de una esquina.


Ninguno de los dos tenía fuego,
a pesar de que ambos fumaban.


Una bastante más que el otro,
pero con igual dependencia.


Su mirada encendida
apenas pudo hacer nada por ello.


Se quedaran así,
mirándose cara a cara.


Con los ojos prestos para captar
toda la información posible
uno  de la otra.


Sin saber qué hacer
con los respectivos cigarrillos
en sus fríos dedos.


Las manos hablan
y en aquel momento
estos molestaban,
más que otra cosa,


 Con algo en ellas
su diálogo era imposible.


Allí quietos siguieron,
sólo mirándose,
 con labios trémulos.


Intentaron decir algo:
simpático, alegre,
interesante, solemne.

Que rompiera
 aquel impase absurdo,
 entre ellos dos.


 Pero no surgió nada,
ningún sonido,
ninguna exclamación.


Sólo un beso largo,
ardiente, untuoso,
prolongado en el tiempo.

¡Tanto! 
Que aún perdura.



Pd: Dejaron de fumar,
para entrelazar sus dedos.





Barcelona, 25 Abril 2019

58 comentarios:

  1. Besarse es un más que noble motivo para dejar de fumar...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que más de uno lo conseguiría si siguiese este método...
      Saludos.

      Eliminar
  2. Y yo que dejé con los chicles de nitocina, sin darme cuenta de que había sistemas mucho más naturales y gratificantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quita, quita, donde esté un buen beso no hay chicle que se precie.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un encuentro inesperado... para un final feliz.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene lo inesperado, puede resultar una agradable sorpresa.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Mucho tendrá que durar ese beso para que se les quite el vicio de fumar, jajaja.
    Muy bueno Alfred.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el fin es justo, no hay límite a imponer.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un beso inolvidable por lo que parece...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría que sí, inolvidable y largo, muy largo.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Pudieron dejarlo al menos por un rato...

    ResponderEliminar
  7. Ainsss qué bonito y romántico este poema, cómo me ha gustado ese beso largo que perdura, y esos dedos entrelazados, me ha encantado.

    ¿Ves por qué hay que dejar de fumar? yo hace tiempo lo dejé y estoy encantada jajaja, espero que tú no fumes.

    La fotografía de tu autoría preciosa.

    Un beso enorme, amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, hay que dejarlo por muchas razones, pero esta es la más agradable.
      No fumo, lo dejé por allá el 85.
      Muchas gracias.
      Un beso sin nicotina, amiga María.

      Eliminar
  8. Un encontronazo con un final feliz, mucho tuvo el beso para que dejaran de fumar.
    Gracias por tu visita y tus palabras de ánimo, llevas razón en lo que dices todo tiene su final, espero conseguir el mío para salir de este túnel en el que estoy metida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un encontronazo la mar de oportuno en la resolución de sus vidas.
      Me encanta visitarte y espero una pronta mejoría.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Que lindo fue el tropezón , no solo se quitaron el vicio de fumar sino que encontraron algo más en común su atracción ..
    Un saludo , feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un encontronazo que dio píe a una posible larga historia en común.
      Un saludo, feliz noche.

      Eliminar
  10. Los tropiezos a veces descubren a personas preciosas, un saludo : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos tropiezos que parecen dirigidos por alguién con arco y flechas. ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  11. Esos tropiezos son hermosos, no hacen daño.
    Y ese beso entiendo que es eterno.
    Feliz noche Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hacen daño y te arreglan la vida.
      Totalmente eterno.
      Feliz noche Carmen.

      Eliminar
  12. Alfred me ha gustado leerte y la imagen muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Trini, me alegra que te gusten ambas cosas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Ah, dejaron de fumar (por un momento)... Espero lo dejen para siempre y sea lo único, de seguro, perdurable a partir de ese encuentro, puesto que el amor, como sabemos, pasa rápido.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Es tan corto el amor y es tan largo el olvido", como dice Neruda.

      Eliminar
    2. Espero que se deduzca que así fue, un largo beso impidió por siempre jamas la entrada de humo por sus bocas. :)
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. El amor puede ser corto, pero el recuerdo lo hace eterno.

      Eliminar
  14. Perfecto motivo para dejar un vicio, ya lo creo. Cruzarse con la sombra, tropezar con quién podría serlo, es una desviación de las líneas rectas, por eso es un gozo que las esquinas, ángulos rectos sean un perfecto lugar de sorpresas, incluso sorpresas con final feliz

    Un beso, Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La motivación es importante, tras el acidente hay que perseverar, una eternidad es un buen lapso de tiempo.
      Un beso y feliz finde.

      Eliminar
  15. Un tropezón con buen fin.......Románticas letras amigo Alfred. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola sandra, el romanticismo también tiene sus cosas buenas, no solo disgustos a pie de cama. ;)
      Saludos.

      Eliminar
  16. Lo "normal" es que cada uno hubiera seguido su camino con la pena de no conocer al otro porque así son los cánones impuestos pero tú le has dado un final con alas precioso.
    Yo sigo con las manos ocupadas :( Algún día lo dejaré?
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo normal no tiene cabida en este relato, es mejor la emotiva imaginación que nos anime al abandono de una mala costumbre.
      Espero que lo consigas cuanto antes.
      Besitos.

      Eliminar
  17. Hola Alfred, al menos ese tropezón valió para algo, darse ese eterno beso y sobre todo dejar de fumar:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruja, nunca mejor dicho que de un tropezón, salió una buena cosa.
      Besos.

      Eliminar
  18. Magnifica manera de dejar de fumar. Aunque ya no fumo, desde hace bastante tiempo, sigo teniendo "tropezones", afortunadamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien hecho!
      Que sería de nosostros sin esos "tropezones"
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Tropezones así valen la pena, un beso por una calada. Sin duda me quedo con ese beso prolongado, con los dedos entrelazados.

    Petons!!

    ResponderEliminar
  20. Qué beso tan chulo...bendito tropezón!
    ; )

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay besos que quedan eternamente puestos :)
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  21. Eso pensaba: una perfecta razón para dejar de fumar. Creo que sería la única capaz de convencerme.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Gracias por tu visita … pero la rosa que me dices ni la recibí ni la esperaba … todo poesía .hojas en blanco y tinta en el papel
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si la rosa queda en el papel, buen poema te acompaña.
      Besos.

      Eliminar
  23. Hola Alfred!
    Buen poema. Hay veces que las palabras sobran cuando dos cuerpos entrelazan su química.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Muchas gracias. Las palabras sobran y el objetivo se consigue antes y mejor.

      Eliminar
  24. gracias por tu visita y tu comentario.
    Llevas razón en lo que dices sobre la lluvia,es verdad que nos atrapa y nos produce nostalgia,a mi me encanta verla tras la ventana.
    Un abrazo, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Demo. Tiene un algo que siempre inspira.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  25. Parece un buen método a patentar para dejar el vicio... Y gratificante.

    Abrazo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estas dando ideas ;)
      Gratificante y efectivo.
      Abrazo Ernesto.

      Eliminar
  26. Maestro de lo cotidiano, te saludo.
    Un tropiezo a la vuelta de la esquina bastó de ahí en adelante para saciarse de besos y reconocerse dejando atrás la fumarola.

    Saludo,

    Guillermo.

    microbrevedades.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me gusta el título.
      Un tropiezo importante y definitivo.
      Saludo Guillermo
      Has cambiado de driección?

      Eliminar
  27. Un casual encuentro con un final de película. Es un buen método para dejar de fumar, que tomen nota los fumadores je je je.
    Bonita poesía Alfred.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que un final parece un principio ;)
      Creo que voy a tener que patentarlo.
      Muchas gracias Puri.
      Besos.

      Eliminar
  28. Alfred ,es por eso que el amor es como una enfermedad ,se contagía si no pones medios … pero a veces ese flechado perjudica al amor que espera en la misma esquina siempre latente … y día a día .??me entiendes ??
    UN GRAN ABRAZO PARA TI.
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena enfermedad cuando es compartido, pero si no es una tortura.
      Un abrazo.

      Eliminar