domingo, 6 de enero de 2019

MUCHACHA TRISTE





Imagen obtenida de la red.





Muchacha triste.
Te inunda la desolación.

 Usada para placer grupal,
tirada cual juguete roto.

Te has quedado fría,
sin ilusión alguna.

Sin creer haya justicia
para tan gran perversión.

Togados brillantes
dictan sentencias.

Puntillosos sus puños,
que duelen tan blancos.

Realzan con ellos,
sus juegos de manos.

Bailando las leyes,
al antojo guerrero.

No hay más ley,
que la impuesta.

¡Qué sabrá el poblacho
de cosa tan seria!

Mentes preclaras,
tras años de bregas,
favores y adulaciones.

Consiguen tener sillones
con respaldos bien altos.

Para aposentar serenas
las cargadas espaldas.

Saben servir sin morder,
sólo lamer.

Así, de esta forma,
el sistema asiente.

La justicia no se imparte,
se impone.



Barcelona,  5 Enero 2019


Nota: A día de hoy, dos mujeres fallecidas por violencia de género, doméstica, o cómo quieran llamarla.






33 comentarios:

  1. Es una vergüenza de Justicia, de sociedad, de legisladores...

    Creo si no me equivoco que ya son más de 2

    Y me aterra el camino que la humanidad está tomando, y me asquea, a partes iguales.

    Besines.

    ResponderEliminar
  2. Sólo nos falta esa panda de trasnochados, abanderando una nomenclatura engañosa, se llame como se llame, doméstica o machista, la violencia hacia la mujer es una lacra, y la justicia poquito ayuda a romper el machismo imperante.

    En fin. Buen poema Alfred. Con tu permiso copio la imagen y con ello intento dar visibilidad al tema. Un beso y feliz tarde

    ResponderEliminar
  3. Hola Alfred!
    La foto es muy representativa del momento actual. Queda claro que, hasta el momento, la educación y valores morales no se han inculcado ni se les ha dado la importancia que tienen.
    Esto es aún mucho más grave en personas cuyo oficio es, hacer justícia.

    ResponderEliminar
  4. Es que el pueblo es muy bruto con los asesinos y violadores. Las víctimas, o no tienen remedio o pueden superarlo. Lo que hay que hacer es ser tolerantes y tratar de que el verdugo se reinserte cuanto antes para volver a hacer daño. Y quien se ha columpiado diciendo que estaba preparado para recibir esa oportunidad, no tiene responsabilidad alguna de su decisión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Tenemos un problema muy grave con la justicia en este país.
    O lo solucionamos o esto acabará muy mal.
    Creo que hay que depurar a toda esa justicia obsoleta, carca y franquista que se nos ríe en la cara.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que tristemente siempre han existido estas historias llenas de mujeres tristes y de muchss edades seguramente...
    Hoy se viralizan y se saben hasta estadisticas
    Sigue siendo triste...

    ResponderEliminar
  7. Que triste realidad en tus letras, realidad mundial, porque aquí en México eso pasa casi todos los días. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS!!!

    Denuncia tan necesaria como valiente, eres cojonudo!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Es horrible el panorama. Duele y da muchísima rabia que ni siquiera algunos sean capaces de reconocer y admitir que exista un problema tan grave en nuestra sociedad e intenten minimizarlo ahora después de tanta lucha por visibilizarlo y fomentar la empatía.
    Gracias, Alfred.
    Besitos montones

    ResponderEliminar
  10. Imagen y texto demoledor. Tanto de una realidad sangrante como de ciertos jueces ineficaces y peligrosos.

    Abrazo Alfred.

    ResponderEliminar
  11. Se llame como se llame es un tema muy triste, y muy bien elaborado por ti para denunciar la impasibilidad de la justicia.
    Muy buenos versos Alfred.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por esta entrada Alfred.
    Lo que está pasando en el mundo es muy grave, crecen las denuncias pero no se hace justicia.
    De lo más triste de nuestro presente...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Si es una vergüenza y horror que todavía existan maltratadores, más horror el que haya jueces que de algún modo lo consienten, dejándolos libres.
    Me uno a tu gran grito, aún en el dolor me ha gustado la forma que le has dado.
    Feliz día Alfred.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Y además de esas dos mujeres asesinadas,tres adolescentes han sido violadas en grupo en diferentes sitios (Castellón,Alicante y un tercer lugar que no recuerdo).Si las sentencias fueran justas,quizá esos cerdos se lo pensarían,pero no es así.
    Tenemos un grave problema a muchos niveles,el judicial es uno y la educación otro.

    Me da muchísima rabia y muchísimo asco.
    Gracias por poner este tema en el punto de mira.
    La imagen es escalofriante.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Es un horror lo que está ocurriendo. Lo has reflejado muy bien en tus palabras y en la imagen elegida, aunque nadie puede saber qué tremendo debe de ser más que la mujer víctima.

    ResponderEliminar
  16. La justicia es una palabra muy bonita, y es tan bonita que algunos han decidido guardarla en una caja para usarla y disfrutarlas sólo ellos...

    ResponderEliminar
  17. Y luego andamos a vueltas con el lenguaje inclusivo, que no digo que no importe, pero antes hay que cambiar tanto!! A veces pienso que en lugar de avanzar, retrocedemos. Las mujeres hemos conquistado muchos derechos, pero el derecho a ser tan digna como cualquiera aún nos lo quieren negar. Y la (in)justicia colabora, participa y ratifica.
    No puedo sentir otra cosa más que rabia profunda.

    Y te agradezco esta entrada. Necesitamos que los hombres pongáis vuestra voz en este lucha.

    Beso grande, Alfred

    ResponderEliminar
  18. Lo llamen como lo llamen es un asesinato, bueno, no, dos. Parece que algunos hombres de hoy no piensan en sus esposas.
    Cuando las han besado ¿penaban matarlas?
    ¿Cuándo han salido de paseo, al cine, a merendar...pensaban en que un día las iban a asesinar?
    No se si la culpa es de la mala educación, de la falta de cariño, de dinero. Sea como sea ¿Quién va a poner remedio?
    La foto que has puesto es espeluznante.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Después de leer tu poema, lúcido e incisivo, pero tocado con la magia de la poesía, permíteme que baje a la prosa plebeya, para mandarlos a hacer puñetas.
    Saludos.
    P/S.- Me quedo, uniéndome a tu lista de seguidores.

    ResponderEliminar
  20. Es un tema muy triste el que está sucediendo y tu lo expresaste muy bien con ese poema.Es complicado impartir justicia no cabe duda,pero hay casos espeluznantes en el que la justicia no actúa con claridad.
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tu poema. Como mujer la foto me da escalofríos. Si un hombre se viera acorralado por una "manada" de hombres, creo que también sentiría pánico como la chica de la foto. Que la justicia no lo vea, no lo entiendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Demoledor, triste la imagen, desgarrador el poema y los hechos, qué decir ...

    ResponderEliminar
  23. Un tema escalofriante e inhumano, yo creo que no hay justicia, es horrible que pasen estas cosas y la justicia no tome medidas.

    Me uno al grito de tus palabras, amigo Alfred.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  24. Deseo desde el fondo de mi alma que esos tipos reciban el triple del dolor que ellos causaron. Y les sale barato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Me da mucha tristeza sobre todo porque es un problema que no ha tenido solución. Acá también pasa todo el tiempo, arreglan otras cosas pero eso no . Muy triste

    ResponderEliminar
  26. La verdad que es terrible lo que está pasando.
    Agradezco mucho tu visita ,un placer verte también aquí .
    BESOS

    ResponderEliminar
  27. Un flagelo que se expande por todo el mundo... una bola de nieve descontrolada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Siempre ha sido y no debe ser. Una gran desgracia. Cómo hacer para que esto termine.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Al final el problema raíz es siempre el mismo, un cambio de mentalidad que resulta de progresión lenta. La herencia de siglos no es fácil de eliminar.

    ResponderEliminar
  30. Sin restarle culpa al hombre abusador, la violencia de género también pasa por un tema de que la mujer teme y ama a partes igual a su maltratador. Para qué vamos a tapar el sol con un dedo. Hay mujeres que asocian el drama con el amor y se vuelven adictas a ello; tal como una droga que crea dependencia. Y buscan escapar de ese círculo vicioso cuando ya es, lamentablemente, muy tarde.
    Te dejo un abrazo, Alfred.

    ResponderEliminar