martes, 27 de marzo de 2018

Bajo nuestro Pimentero




Foto del autor




https://youtu.be/aEkXet4WX_c


Bajo nuestro Pimentero

Hay ocasiones en las que
bajo aquel pimentero
la tristeza me embarga
por ser veintiocho de marzo.

Solamente puedo hablar
cuando llega el recuerdo
en las memorables citas
de grandes celebraciones,
que ya desaparecieron.

Hay fechas de cumpleaños
que nunca más celebraré
y por siempre recordaré

No será falta de ganas
el no poder celebrarlas,
mas la incomparecencia
de la homenajeada.
me impide festejarlo

Se fue, la protagonista,
ya traspasó ese umbral,
que todos hemos de cruzar.

Ahora nos esperará,
allá dónde nadie sabe
de forma a ciencia cierta,
como puede definirse

Mientras aquí seguiremos
fieles a ritos mundanos,
las rutinas familiares,
los recuerdos personales

Honraremos tu memoria
como la del ser amado
referente muy querido.
ida prematuramente.

Muchas, variadas razones.
cada uno con las suyas.

Todos los que te seguimos,
amaremos tu recuerdo.

Siempre hay quién podrá decir:
Sentimientos y querencias
se marchitan con ausencias.

Pobre de mí, más bien creo,
que se pulen, ennoblecen.
atesoran otro brillo.

El dolor, tras la pérdida,
no impide, al recordar,
dar paso a  sentimientos,
de gran agradecimiento
por todo lo compartido,

Precisamente por ello.
seguiremos sin aceptar
la despedida que de tan
prematura e injusta,
innecesaria incluso,
a los que te amamos fue
la pérdida de tu vida.

Presencia en nuestras vidas
que seguirá por los tiempos
en que aun pueda pasear,
debajo del pimentero
en un veintiocho de marzo.



Sarrià, 28 Marzo 2018.


miércoles, 21 de marzo de 2018

EL DIA DEL POETA LOCO



Foto del autor

                                       Notas musicales




El día del poeta loco



Era la mujer de sus sueños,
imaginada tantas veces
se sabía todas sus  virtudes.

Con todo tipo de detalles,
modosa, risueña, humilde,
cariñosa, entregada, fiel…

Físicamente que decir,
pues era preciosa
de esa belleza que
casi nadie sabría describir,
tan bien como él.

Con  almendrados ojos
que producen miradas
dulces cual miel
recién estrenada.

Una cabellera morena,
suave y fuerte a la vez,
ondeando siendo bandera,
de ideas sugerentes.

Un cuerpo equilibrado,
con las curvas necesarias
para entretenerse en ellas,
conduciendo con pasión.

Sus valles y montañas,
mostrando una geografía
rica en matices,
para perderse en ellos,
cómo explorador inexperto
por tiempos eternos.

Con esos pies
tan diminutos,
coquetos  como
bocados exquisitos.

Nada le apartaba
en sus pensamientos
de asimilar todos,
cada uno de esos detalles,
que su amada debía tener.

Era el cúmulo de la perfección
hecha mujer y ante eso sólo
cabía mostrar adoración.

En eso estaba, ¡adorándola!
tan soñada la tenía
que no necesitaba
salir a buscarla.

Ya estaba, ya la tenía,
siempre presente,
en su imaginación.

Con ello se sentía,
plenamente
muy satisfecho.

Ningún día de la poesía
Podía arrebatarle el sueño,
forjado en mil poemas perdidos
más allá de su loca cabeza.


Sarrià, 21 Marzo 2018

martes, 13 de marzo de 2018

PALABRAS



Imagen de I.C.C.




PALABRAS



Palabras quietas,
casi marchitas,
muy arrugadas,
de tanto usarse.

Siempre al servicio
de una noble causa,
tan noble, tanta causa,
que nadie la recuerda.

Vocablos usados
para un diálogo,
entre seres lejanos
en la cercanía.

Notas acompasadas
describiendo el arco
que nos mantendrá
bien tensionados.

Siempre dispuestos
a tirar los dardos,
que han de herirnos
sin remisión.

Palabras hinchadas,
grandes, hermosas, fuertes,
imprescindibles,
listas para la acción,

En la que acabaremos
perdiéndolo todo,
recogiéndolas,
para volver a empezar.


Sarrià, 13 Marzo 2018


miércoles, 7 de marzo de 2018

Tras una bandera



Imagen de Novecento 







Siempre,
 tras una bandera


Una noche eufórica,
con toda la épica
de las botellas a cuestas,
salidos de una taberna,
portuaria y cutre.

Con la moral bien alta,
a por los cuarteles de invierno,
en pleno agosto
de nuestras vidas.

Teníamos la verdad,
que ellos nos habían dado,
Como razones de peso,
para salir a por todo.

Sus risas, aún resuenan,
en nuestra resaca,
mientras los copos de nieve,
atemperan  ánimos ancianos.

Las campanas tañen a duelo,
lentamente recogidas,
embalsamando verdades,
inválidas  para la causa.

Tiempos vendrán,
con argumentos vitales,
igual o más poderosos,
para ahogar llantos y risas.

Enarbolando banderas,
de nuevos/viejos
compromisos,
recogidos de aceras,
siempre sucias
de excrementos fútiles,
puestos en nuestro camino,
por los de siempre.

Dejados como trampas,
por aquellos eternamente,
beneficiados gracias
a conflictos ajenos.

Donde nuestros pasos
avanzan perdidos
hacía ningún sitio.

Solo el amanecer es mejor,
que la nada cotidiana.

Recojamos los aperos
de nuestras vidas,
hasta el próximo mayo
que seguro ha de pasar,
para nuestras ansias
de libertad.


Sarrià, 7 Marzo 2018