lunes, 12 de junio de 2017

Calentamiento Global



Foto del autor. (Pido disculpas, por haber estropeado un Talisker poniéndole hielo, y así conseguir el efecto deseado, para el tema a tratar en el post.)



El calentamiento global
y sus consecuencias en la vida cotidiana



En plena primavera, vivían su  peculiar luna de miel, en noches sin fisuras.

Todo era compartido y la amplia cama, era inusualmente infrautilizada, dando pie a poder ser ocupada por un ejército de cualquier tipo, que allí quisiera instalarse.

Así las cosas, llego un mayo florido, dulce y oloroso, con sus jazmines perfumados compitiendo  contra las buganvillas, para adueñarse de las fachadas nobles.

Cómo jóvenes adolescentes, incrédulos e irrespetuosos con las consabidas comunicaciones de carácter informativo, prescindían de consejos, sólo aptos para mayores con reparos, que lo suyo era vivir rápido, para dejar un cuerpo bonito, tras una gran escapada final.

No sabían, por no escuchar, que aquello iba en serio y podría acabar con ellos.

Pues así era, el calor sofocante, ya no era cosa de la canícula estival que últimamente se había adelantado, de los calores de julio, a una primavera rampante.

Sino que en pleno mayo, ya estaba instalado en nuestras casas y en este junio verbenero, no había corriente forzada que parara la subida de la temperatura casera.

El runrún de los aparatos de aire acondicionado, resonaban por patios y balconadas de los favorecidos, mientras el resto de los mortales no sabía si morir de sueño, por aguantar el ruido de todos ellos o por el calor injustificado en época tan temprana.

Rescatados los ventiladores, de los altillos y desvanes polvorientos, sus palas ociosas cada vez por menos tiempo, agitan frenéticas un aire caldeado que no deja de rebotar por las paredes para deleite de los mosquitos con el aguijón presto al ataque.

La noche dueña y señora de la supuesta tranquilidad, recomponedora de historias de alcoba, es incapaz de reprimir los gritos en la oscuridad, que una mano mal puesta, desata al infringir  su calor a un cuerpo amigo, que sueña con un distanciamiento hasta entonces impensable.

El calorcito agradecido en la zona lumbar, para descanso de refriegas inconclusas, por avidez inconfesa de marcha sin final, da paso a un rechazo por quemazón, con marca incluida, sobre una piel extremadamente sensible, a los cambios climáticos, no reconocidos por los diversos protocolos internacionales, ofuscados con la desaparición del mosquito tigre, como especie protegida en la Siberia fría y distante. Aunque le quieran poner un control de paso por el estrecho de Bering, para evitar su uso y disfrute por poblaciones que se quejan de todo y no dan un palo al agua, por su condición de oscura presencia visual, al lado del rubito mandamás en el turno actual.

Así qué, ni con un cubo de agua con hielo, para ir sumergiendo esa mano calurosa, se acepta ningún tipo de caricias, aunque sean de fuego amigo.

Y las noches se eternizan, en una espera inconfesa, de un despertar radiante que de pie a una tregua deseada, sin miradas culpables, ni rencores distanciados.

A la espera de un invierno, que en su calidez, no impida otro tipo de calidez, más humana.


Barcelona, 12 Junio 2017









44 comentarios:

  1. Te matooooooooooooo,eres hombre muerto...como le pones hielos a un malta?

    Tiras tortillas a la basura, pones hielos a un Talisker...ayyyyyyy

    Y ahora voy a leer la entrada, al ver ese vaso y leer tus disculpas me dio un jamacuco.

    Ahora comento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podías haber puesto un mosto? El efecto hubiese sido el mismo...
      Vale voy a leer la entrada..

      Eliminar
    2. No tengo de esas cosas...
      Si mejor.

      Eliminar
    3. Jajajajajaja

      Besines dobles.

      Eliminar
    4. Jajaja!!!
      Se corresponden!!!

      Eliminar
  2. Jajajajajajaj. La entrada te ha salvado, porque has conseguido que me haya reído de lo lindo.

    Aquí estoy fresquita :)

    Podría soportar perfectamente una mano sobre mis lumbares y la otra sobre mis nalgas ;)

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro un montón.
      Que suerte tienes :)
      Mano amiga...o la que se preste...;)
      Besines.

      Eliminar
  3. Es bien sabido que el calor incide en el aumento de delitos violentos... como esto del calentamiento global siga así habrá que aprender artes marciales.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calor nubla la mente y la reseca a niveles preocupantes.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Jajajajjajja imagino a alguien metiendo la mano en el hielo a ver si así...

    Está claro que el clima nos está devolviendo las barbaridades que le estamos haciendo al planeta.
    Yo estoy alucinando en la sierra de Madrid...aggggg

    Buena música,relaja...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que refrescarse antes de iniciar ninguna maniobra de acercamiento ;)
      Pues parece que hay estadistas que ponen en duda lo del calentamiento global :(
      Pues en la sierra se tiene que estar bien...
      Gracias!
      Besos.

      Eliminar
  5. Con gracia has tocado un tema serio y es ese calientamiento global que hace que sudemos a destiempo y estoy con Toro el calor nos pone muy irritables, habrá que proveerse de muchos cubitos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita, hay que hablar aunque sea de forma desenfadada, la cuestión es hacerlo presente e irnos mentalizando.
      El calor altera las conductas, es bien cierto.
      Besitos.

      Eliminar
  6. El sabio refranero podría enriquecerse con un "cuando junio agostea, agosto juniea" y sorprendernos con un agosto a punto de nieve. El pobre Planeta se ha contagiado de los despropósitos del personal humano que lo habita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno :) A ver si en agosto pongo la calefacción :)
      Tenemos al planeta mal, y si estornuda nos vamos todos a hacer puñetas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. En tiempos tan calurosos parece que la falta de ciertas caricias afectan muchisimo
    Un placer leerte
    Cariños y buenisima semana a pesar del calor, ya que por aca el frio nos hace encender las estufitas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el calor los afectos menguan y eso acaba repercutiendo en el carácter. ;)
      Muchas gracias!
      Un abrazo, es bien cierto que ustedes están encarando el crudo invierno.

      Eliminar
  8. Jajaja. Si está que quema. Pero nada que no tenga remedio. Con todo prefiero el tiempo de calor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Todos preferimos el buen tiempo, pero esto es demasiè. Hay que poner algo más que la mano en remojo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Con estos calores pocas ganas quedan para nada, esperemos que regrese pronto el fresquito y las actividades!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso! Qué nos refresquemos un poquito para otro tipo de acaloramientos ;)
      Besos.

      Eliminar
  10. Esta ola de calor es "demasié" espero pase pronto sino yo me voy a tener que meter en el congelador :-).

    Besos y feliz día, amigo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni que lo digas, nos ha pillado bien despistados está prontitud en la llegada de los calores estivales.
      Hay que salir lo justo :)
      Besos y feliz día también para ti, querida amiga.

      Eliminar
  11. Te quiero mucho pero así ahorita como de lejos jajja
    Besitos Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Sí, eso, bien lejos :)
      Besitos lopillas.

      Eliminar
  12. Hola Alfred!
    Se diría que ha llegado el calor y con él, la llegada de pulgones hormigas, babosas, moscas mosquitos y todo un arsenal de bichos que no son precisamente agradables.Tiene sus ventajas, se acabaron los costipados. Pero la naturaleza es así y dicen que és muy sabia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Ha llegado el calor de forma prematura y no se yo, cómo se lo habrán tomado los bichos, pero a mi me está sentando fatal.

      Eliminar
  13. Hoy aquí en Murcia estamos a 34, esto es insoportable, nos vamos a tener que ir a la playa yaaaa!!!
    El calentamiento global es un asunto muy serio, la naturaleza nos está pagando con la misma moneda..
    Un abrazo Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El domingo también estuve a 34º, la verdad es que es como una bofetada. Será cuestión de ponerse en remojo y esperar que se le pase el enfado, a este planeta nuestro tan enfadado, por tal como lo estamos tratando.
      Un abrazo Carmen.

      Eliminar
  14. No hay nada peor que la gente insoportable con calor :)

    Oye, que digo yo que la próxima vez puedes usar unos cubitos de hielo de mentira que venden para ponerlos en las fotos, así te ahorraras tanto intento de linchamiento. Yo no diré nada porque soy me ponerle coca cola a vinos con muchas etiquetas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero lo malo es la muy soportable, que acabas alejando por ese calor. :)
      Digamos que eche mano, de lo primero que se me ocurrió, pero estropear una coca-cola....;)

      Eliminar
  15. Muy lindo texto.
    Me emocionó.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amapola Azzul.
      Que bien.
      Besos.

      Eliminar
  16. Un texto muy apropiado para estos días calurosos con un trasfondo que hace pensar en ese temible cambio climático que poco a poco se va sintiendo.
    Por aquí corre una suave brisa del atlántico así soportamos mejor el calor.
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para estos tan calurosos, sobre todo aquí, a orillas del Mediterráneo, donde hasta la brisa es caldosa.
      Disfruta del fresco atlántico.
      Besos Puri.

      Eliminar
  17. Pues imagina por estos lares, donde diariamente la temperatura ambiente supera con creces a la del cuerpo humano, como estamos; menos mal que no hay mal que dure cien años; y como verás, el que no se consuela es porque no quiere.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vosotros estáis más acostumbrados, recuerdo cuando bajaba por cuestiones de trabajo lo mal que lo pasaba y lo tranquilos que estaban los sevillanos con sus finos y cañas. Eso sí hasta casi las cinco de la tarde, no se movía nadie. :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Leo el texto y agradezco, esta vez, sentirlo lejano: el otoño por aquí marca su presencia con señorío. Nada que un té con leche caliente no pueda amainar.

    Saludos y saludes, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperaré la llegada del próximo invierno, para recordar un caluroso enero, en tierras para mi lejanas :) Para prepararme un té bien calentito, mientras ahora lo tomo bien helado.
      Muchos saludos, Julio David.

      Eliminar
  19. Disculpa que no haya correspondido a tu visita, últimamente he estado regular, casi no he cogido el ordenador, por eso no he correspondido a la misma, gracías por haberme visitado.
    Te deseo un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada a disculpar, no te visito para que vengas sino por qué me gustan tus post. :)
      Un feliz finde para ti!

      Eliminar
  20. La calidez humana, esa es la que debe predominar... no el calor causado por el deterioro ambiental.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo realmente importante, el calor humano en nuestros actos.
      Abrazos.

      Eliminar