jueves, 6 de octubre de 2016

HUELLAS



Imagen tomada de internet




A veces, en los paseos por la red, admirando los blogs amigos, te encuentras alguna cosa que te atañe directamente o te hace caer en algo que no le dabas importancia.

Así estaba ayer tranquilamente leyendo “En la suela de mis zapatos “del blog “La reina del país de los hongos” cuya autora es la genial y siempre sorprendente por lo directa en sus exposiciones, La MaLquEridA, como dice Toro, "Un corazón de sol escondido".

Entonces recordé, esa sensación pringosa en la suela de los zapatos por haber pisado un líquido viscoso, pegajoso, oscuro y seguramente maloliente, en el rellano de la escalera, compartido con otro  piso.

Después de dejar unas huellas marcadas en mi camino hasta el ascensor, dentro de este y luego en la portería, restregué concienzudamente las suelas de los zapatos en la tierra libre de excrementos perrunos de un alcorque, lo cual no es fácil, encontrarlos vacíos, no frotar los pies en ellos.

Seguí camino hacía mis ocupaciones programadas para ese día, estoy jubilado y me importa un pito cambiarlas, pero hay que tener una agenda, es lo primero que te dicen para que no te quedes parado sin hacer nada o dando la paliza a gente que tiene muchas cosas que hacer.

El tema fue olvidado y cuando regresé a casa a última hora de la tarde, estaba todo limpio y eso hizo que no volviera a pensar en ello.

Pero las cosas son tozudas y las desagradables más, y un mes más tarde, día por día, el trece para ser más exactos, volví a encontrarme con el desagradable charco.

Esta vez lo vi a tiempo y pude rodearlo sin manchar las suelas, por eso no entendí cuando la encargada  de la limpieza de la escalera, me llamó la atención por dejarle el suelo hecho un desastre, tras salir del ascensor dejando una huellas sanguinolentas.

Lu juré y perjuré que no era cosa mía, que estaba todo el rellano sucio y que logré esquivarlo pero alguien no lo debió conseguir y seguramente había manchado el suelo del ascensor, y esto no lo había visto.

Ella con los ojos muy abiertos, donde destacaba el blanco de sus ojos, sobre el negro semblante de su cara, como en una película de cine mudo, me señaló el suelo del ascensor impoluto.

Me miré las suelas de un ligero color rojo amarronado y salí a la calle, haciendo la misma maniobra que el mes anterior, pero en otro árbol.

Al regresar a casa, tuve la suerte de coincidir con el presidente de la escalera, un personaje pequeño y nervioso, que siempre está acarreando cajas, de su casa al cuarto trastero en que se ha convertido lo que conserjería.

Le comenté el hecho de la sorpresa encontrada en el suelo y sus repercusiones en la limpieza de la escalera y mi asombro un tanto asustado esta segunda vez.

Me mió con sus pequeños ojillos, muy centrados sobre su aguileña nariz, en la que descansaban unas gafas metálicas camino de una caída libre.

Puso cara de desconcierto, diciéndome que yo tendría que saber de qué se trataba, pues era el único vecino del rellano en cuestión, dado que en el otro piso no vivía nadie, no estaba habitado desde hacía más de diez años.

Me quede pensativo y desconcertado o mejor al revés, luego recordé que nunca me había cruzado con nadie, nunca había escuchado ni voces, ni ruidos, ni música, ni nada de nada.

Le comenté que la cosa en cuestión, estaba en la otra puerta, no en la mía y qué igual había reventado una cañería o algo por el estilo. Que era cuestión de actuar con la máxima urgencia.

Subió conmigo para contemplar lo limpio y brillante que lo había dejado la encargada de la limpieza.

Miró por la parte inferior de la puerta por si había quedado algún resto e incluso se pasó a mi lado y levantó el felpudo, como un sabueso profesional visto en la tele. Ya le había dicho que de mi casa no era.

Poniéndose las gafas en su sitio, me contestó que miraría de hablar con el administrador por si tenía llaves del piso en cuestión y se podía hacer una inspección visual con carácter de urgencia, para poder esclarecer que estaba pasando.

Se despidió educadamente pero mirándome con desconfianza, poniéndose las gafas una vez más, me limite a entrar en casa y olvidarme de todo aquello, no quería que me afectara lo más mínimo. Tengo cierta facilidad para abstraerme de lo que no me gusta.

No me lo volví a encontrar, la cosa viscosa no volvió a aparecer y la limpiadora me saludaba con menos entusiasmo.

¡Ah sí! Tiempo más tarde, me enteré, por casualidad y como de pasada, que habían cambiado al presidente. Lo había detenido por abuso de confianza y prácticas delictivas; un asunto de usar un piso vacío para ciertas actividades llamadas contra natura.


Para La MaLquEridA.

Sarria, 6102016.






58 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Amapola, creo que se lo merece :)
      Besos.

      Eliminar
  2. Ay, las comunidades de vecinos, esas nuestras comunidades.
    Claro que eso pasa por no llevar diamantes en las suelas de los zapatos. :-)

    https://www.youtube.com/watch?v=Fmf9ZJ_Yn0A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los presidentes ya se sabe.
      Sería sorprendente tamaña costumbre :=)
      Gracias por la música!

      Eliminar
  3. Pues le está muy bien merecido...me gusta vivir en comunidad, mejor que alejada de la humanidad, pero es que hay humanos que no entiendo como se les puede llamar así, eso es lo que tienen las comunidades.
    Un placer leerte Alfred.
    Un abrazo y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es una cosa un tanto fantasmagórica, para vivir en según que comunidades mejor estar aislado :)
      Muchas gracias, el placer es tenerte por aquí.
      Un abrazo y feliz noche para ti también.

      Eliminar
  4. Un relato con misterio y una cierta critica de quienes utilizan su cargo para hacer cosas no muy licitas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ilesin, veo que has dado en el clavo.
      Besos.

      Eliminar
  5. Es lo que tiene el tener que vivir en una comunidad de vecinos.

    Una estupenda entrada homenaje para La Malquerida, y cuando lo lea se alegrará mucho. Felicitaciones para ella.

    Un beso para ti, amigo Alfredo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! Espero que le guste y disfrute con su lectura, al fin de al cabo está inspirado en uno suyo :)
      Un beso para ti gran amiga.

      Eliminar
  6. No es la primera vez que la entrada de alguien me ha inspirado una mía. Es de ley dejar constancia de ello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema, del comentario que le puse surgió esta entrada que naturalmente se la dedico y reconozco su inspiración. La Malquerida es todo un personaje con páginas maravillosas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hay gentuza que no tiene nada mejor que hacer, qué vida más triste. La verdad es que es descorazonador.
    Leí el texto de Malque y me encantó. Pero mira, por lo menos lo suyo daría para una peli de terror, la de tu presi daría para una de humor malo según lo que supongamos que hacía el tipo. Me lo imagino subiendo cajas de choricillo caducado y sidra de mala muerte al piso desocupado de tu rellano para correrse juergas casposas o solitarias. Vete tú a saber, esa gente me da pasmo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tremebunda te me has puesto, a lo mejor se limitaba a hacer choricitos en el piso con pobres desgraciados/as recogidos de la calle y luego empaquetarlos en cajas. ;)
      El de Malque es más de terror y mejor expuesto.
      Besos.

      Eliminar
  8. Entre el vecino de Malque y tu presidente...vaya dos!!
    Mieditooooo total.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los vecinos de Malque son de armas tomar para defenderse, el presi es para salir corriendo, aquí no hay santones y ceremonias o sí, ha saber.
      Besos.

      Eliminar
  9. o.O y luego dicen que los blogs no tienen buen material e historias

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A que sí! Te das una vuelta por ahí y te encuentras maravillas sorprendentes, como la Malque.
      :)

      Eliminar
  10. Hola Alfred, en las comunidades de vecinos es lo que pasa, cada uno somos de una forma y algunos se las traen pero bien, vamos que seria para poner una lista bien larga y publicarla aunque no serviría para nada ya que muchos pasan de todo, es como si no fuese su casa, nosotros tenemos al administrador que es lo que hace, pasar de todo y eso que vive en la misma finca, pero la mayoría de vecinos aun así están contentos y no dejan que se cambie, espero que no le pase como a vuestro presidente:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que veo tienes una escalera bien entretenida, dirigida por un ausente en sus funciones, son cosas que pasan, forma parte de la naturaleza humana inhibirse, envidiar y fastidiar.
      Besos.

      Eliminar
  11. Jajajajajajajja. Ya me has hecho reir.
    Visualizo perfectamente la escena y tal como lo cuentas, no puedo por menos que reir.
    Me encanta vivir sin vecinos, antes lo ppdía hacer, por motivos de trabajo tuve que desplazaeme de mi casita aislada a un piso en la ciudad y aunque esa casita la mantengo como refugio de algún fin de semana y periodos vacacionales,no es igual. No hay reuniones de vecinos, no tienes que compartir conversaciones de ascensor absurdas, ni pringosas sustancias sospechosas provenientes del piso de enfrente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola P! :)
      Me alegro un montón de haberte hecho reír.
      Es tal como dices.
      Besos.

      Eliminar
    2. Jajajajajaj. P?
      Sabías que no iba a poder restimirme, verdad?

      Eliminar
    3. Me has hecho dudar, he ido al espejo y puedo decor, que sí, femenina, jajajajaja
      ;)

      Eliminar
    4. Me alegro de que lo tengas claro :)

      Eliminar
    5. :)

      Gracias, caballero.
      Un beso

      Eliminar
    6. Oh! No tengo caballo! =)
      Un beso.

      Eliminar
    7. Jajajajajajajaj. Dime que tampoco tienes fusta, por favor, aunque espero que si fuste :P
      Me duele el estómago de reir.

      Eliminar
    8. Jajajaja!!!Te permito los juegos de palabras, aunque espero tener madera de escritor algún día y no necesito ninguna silla de montar :)
      Me peto!!!

      Eliminar
    9. Jajajajaja. Muy bueno :)

      Decidido, sin caballo, ni fusta, ni necesidad de silla de montar ( aqui has estado sembrado,jajajaj) ciertamente no eres un caballero.
      Rectifico.

      Gracias, Alfred, por estos momentos de risa.

      Eliminar
    10. jajajaja!!!
      Muchas gracias a ti, ha sido un placer compartir unas risas contigo, mi bella dama, considérame un simple gentleman que no se dedica a la caza del zorro, por falta de montura y mansión para su práctica :)
      Besos.

      Eliminar
  12. Te inspiró bien la Malquerida.
    Y el resultado ha sido magnífico.
    Nos retroalimentamos con nuestras lecturas.
    Y eso está muy bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena fuente de inspiración, me encantan sus posts.
      Leemos y escribimos juntando bebiendo de mil fuentes. Y sí, está muy bien.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Hola Alfred!
    Lo que más me ha gustado es el misterio que le das al texto. En cuanto al impresentable del protagonista, cuanto antes se marche de la comunidad, mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Muchas gracias, había que darle un toque especial ;)

      Eliminar
  14. Una estupenda entrada y un magnifico homenaje con una narración digna de tu tocayo Hitchock que me has dejado impactada.
    Siempre estará de "moda" el uso indebido de cualquier cargo.
    Eres la repera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias mari carmen. Espero que el impacto sea transitorio. Eso es lo malo, que en cualquier estamento siempre hay quién comete abusos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. En mi tierra suele decirse que nunca falta un tonto en una comedia, o lo que es igual, siempre hay alguien que se comporta como no debe.
    Apasionante relato, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta el acierto que dices. A si es, siempre hay quién no se comporta como es debido.
      Muchas gracias Tecla.

      Eliminar
  16. La impecable narracion nos deja en el lugar de los hechos
    Hechos que al final....impactan
    Cariños y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abu, piensa que es pura ficción :)
      Un abrazo y feliz finde!

      Eliminar
  17. La convivencia en esos edificios de apartamentos es un verdadero caos, siempre la cae una mosca a la leche.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno ese simil, jajaja!!!!
      Muchas gracias!!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Oye no digas que todos los presidentes de las comunidades son iguales , por que mi padre a sido presidente durante 3 años y todavía no lo han detenido , bajaba el antiguo presidente y el administrador sí que más de una vez " se lo han llevado calentito " o eso dicen , besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Es una ficción, no todos los presis son malos, los hay peores :)
      Besos.

      Eliminar
  19. Digo el dinero ...... No han picado a nadie en la picado para hacer hamburguesas , que no han matado a nadie .
    besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Ya me lo imaginaba, por qué si no, menuda escalera :)
      Besos.

      Eliminar
  20. Qué bueno! Tus descripciones me enganchan. Lo mejor de todo es que la señora de la limpieza volverá a mirarte con buenos ojos jaja
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Su cara es mucho más amable por supuesto. :)
      Besos.

      Eliminar
  21. ¡Virgen del Chongo Parado una entrada dedicada y yo ni me entero! ¡Mátenme!

    ¿Cómo te digo? Me haces muy feliz. Me he quedado encantada sinceramente.

    Tu si que escribes muy bien, "vistes" tus textos sin dejar ningún recoveco. Lo has hecho perfecto. El final muy bueno. Yo pensaba que hablarías de fantasmas.

    Fíjate que estos días desde la aparición de la sangre, nada ha cambiado, bueno si, la
    sangre se volvió café. No han lavado, eso si, todos los días aparece escurriendo agua debajo del zaguán.
    Al otro día de la aparición de la sangre sacaron dos bolsas grandes de basura. Brrrr no quiero pensar que habrá ahí. Estoy pensando que los chamanes tienen algo qyé ver con la aparición en diferentes dias de ratones desnudos en mi patio. Con la aparición del segundo, Calixto mi gato estuvo muy enfermo.

    Ds para escribir un aterrador relato pero no lo sabría hacer tan bien como tú. Mejor te lo cuento.


    Asi las cosas mi estimado Alfred.

    Te dejo un afradecimiento del triple de mi estatura junto con mi cariño.

    Un abrazo feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Malque! te merecías este pequeño y humilde homenaje y muchos más.
      Un gran abrazo!

      Eliminar
  22. Esos presidentes de comunidad de propietarios no debieran tener duplicados de llave alguna. Ya ves...uno usaba un piso para prácticas extrañas ajenas a la administración correcta de la comunidad.

    Qué tipejos. Un beso grande, te veo pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte de nuevo por aquí.
      Bueno, hay que tener mucho cuidado a quién se dan las llaves o como la confianza puede verse traicionada. Hay tipejos por todas partes a nuestro alrededor, es cuestión de saber captarlos rápido.
      Besos.

      Eliminar
  23. Las comunidades de vecinos son una fuente de inspiración, en este caso Alfred, el susodicho señor tenía algo que ocultar o la señora de la limpieza en lugar de limpiar manchaba jejeje.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor estaban compinchados, aunque a mi no me lo pareció ;)
      Besos Puri!

      Eliminar