lunes, 15 de agosto de 2016

Preparando la tormenta

                                      Preparándose para la tormenta (Foto del autor)



Gran Canyon Suite de F. Grofé




Redoble de tambores,
Tormenta anunciada
arriba en el cielo.
Nubes mudando color
ennegrecen al tiempo
que respiran electricidad.
Las mieses segadas
dejan tallos sin quejas.
Los rollos recogidos
desalfombran campos.
Se espera el agua
recordando mayos
en pleno agosto.
Los colores desaparecen
mientras recordamos
una vida en gris.
Como añorando
tiempos pasados
anteriores a la luz.
Decoración alegre
ahora obligada,
que añoro sin más.
No estaremos contentos
con el tiempo regalado.
Con viejas amistades
renovaremos votos
para próximas campañas.
Expectantes sobre
el discurso que viene
el campo espera
mensajes del cielo.
Un arco iris,
sería el ejemplo.
cargando  esperanzas.




Alp, Agosto 2016

44 comentarios:

  1. Qué bonito poema, me ha gustado mucho todo lo que transmite. Un saludo Alfred :)

    ResponderEliminar
  2. A veces se necesita una esperanza. Leer tus letras lo son.

    Besos y enhorabuena.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La esperanza es lo último que se pierde, o es el humor :)
      Besos.

      Eliminar
  3. Felicitación por partida doble.
    Por el poema y por la foto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Agradeciendo la lluvia que mima la naturaleza y lava las almas
    Claro que sea mansa y poca
    Buena semana
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que agradecer esa fina lluvia que empapa y enriquece los campos.
      Buena también para ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Cerrando y abriendo ciclos. Es la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un poema cargado de esos ciclos vitales para el ser humano, acompañado de una imagen acorde con lo esperado.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosana por tus animosas palabras de reconocimiento para este poema.
      Besos y feliz también para ti.

      Eliminar
  7. El campo y nosotros como mimetizados en la esperanza de un buen mensaje del cielo, tan necesitado, porque la realidad no promete mucho.
    Preciosa tu foto también.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campos recogidos, en espera de otra siembra, nuevas lluvias para un buen riego, para empezar nuevo ciclo.
      Muchas gracias Sara.
      Besos.

      Eliminar
  8. disfruto tu intensidad ya que en cada palabra hay vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bello comentario Mucha, que me ayuda a intentar transmitir mejor con las palabras.

      Eliminar
  9. Perfecto tándem de fotografía y texto.
    A mí es que me encantan las tormentas.
    Y los arcoiris.
    ; )

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen!
      Las tormentas, cuando estás a buen recaudo, son magnificas :)
      El arco iris es un final muy logrado.
      Besos.

      Eliminar
  10. Hola poeta:
    Palabras muy bien encontradas. Vete a saber lo que dice el poeta pero a uno le recuerda oscuros tiempos y enigmático presente.Ciertamente necesitamos un arco iris cargado de esperanzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enric!
      Gracias por el apelativo que considero inmerecido. Los poetas me merecen mucho respeto.
      Tras una buena tormenta aparece el arco iris cargado de esperanza.

      Eliminar
  11. Con tus letras me has transportado al pleno verano. Leyendo y leyendo me sentía en campos sembrados de trigo, poca agua y mucho calor. Me han parecido maravillosos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María de los Ángeles, el calor aprieta en estos días y el agua escasea, por eso son bienvenidas esas tormentas.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Y dicen que después de la tormenta viene la calma... No siempre es así: a veces, en plena tormenta, o al comienzo de ella, también se puede estar en calma. Depende del mundo interior de cada uno.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La calma la llevamos nosotros en nuestro interior, a veces.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Hola Alfred, tu lo dices en tu magnifico poema, no estamos contentos nunca con el tiempo que nos hace, aunque si se añora mucho de vez en cuando alguna que otra tormenta pero de las de verdad, no las que tenemos día a día de otra clase, que esas si que no nos gustan para nada:), magnifica la imagen.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Piruja! No estamos nunca contentos ni con el tiempo ni con muchas otras cosas, estén o no en nuestra mano, en conseguirlas o cambiarlas.
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  14. Gracias Alfred, por traerme a mi memoria recuerdos de veranos de mi infancia en Castilla, cuando después de una tormenta me encantaba el olor de la tierra mojada, esas tormentas que la mayor parte de las veces levantaban más calor, pero que hacían que fuese un dia especial, por cambiar la monotonia del color y el olor.
    Gran imagen.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que has podido recuperar sensaciones de infancia.
      Tan caras de reconocer en el ajetreado mundo actual. :)
      Muchas gracias!
      Un saludo.

      Eliminar
  15. La lluvia sana
    Mientras el estruendo
    Retumba en lo hondo
    En el alma
    Tiempos de lluvias
    De guardar la buena cosecha
    Y cuando el temporal amaine
    Dejar que el sol seque los rastrojos
    Que serán cenizas de memorias pérdidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Truenos que nos avisan que el desazón en el alma, se va en un suspiro, en una lavada por lluvia o en un cante profundo.
      Qué tras cada cosecha queda un campo inerme esperando otra arada, abono y siembra. Las memorias siempre se pierden, los recuerdos son distintos, mejoran como el buen vino.

      Eliminar
    2. Sí!!!
      Besos para ti.
      Muchas gracias MaRía!

      Eliminar
  16. La tormenta te ha inspirao maravillosamente y la foto es preciosa, capta ese justo instante de un cielo enmarañado.
    Todo parte de la naturaleza, me gusta el olor a tierra mojada y ver salir como humo de la tierra al salir el sol.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como tú dices. Ese cielo que provoca miradas expectantes en la tierra, ante las consecuencias de una fuerte tormenta. Con un suelo polvoroso que ya no puede más, a punto de reventar y agrietarse.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Es muy cierto lo que dices de que los colores desaparecen entre la tormenta, y se vuelven días grises y oscuros, pero también es cierto que, entre las tormentas, alguna vez salen rayos de arco iris, ni siquiera la oscuridad está nunca a oscuras.

    Me encantó tu poema, y tu fotografía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los colores fundidos en las sombras reaparecen con fulgor renacido tras la tormenta mostrados en un bello arco iris ;)
      Muchas gracias por ambas muestras de agrado.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Dice el tan manido refrán, que "nunca llueve a gusto de todos", cosa, que no sucede con tu poema, donde todos coincidimos en que es muy bonito.
    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manuel, me gusta ese detalle de aprobación :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Una foto preciosa al igual que tú poema , pero me puedes decir que palabra es " Las meses" o son los meses. Besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mieses . Perdón otra vez.

      Eliminar
    2. Lo último que se pierde no es la esperanza, sino la vida. La esperanza en sí misma tiene un poder asombroso en el ser humano...
      Es un poema precioso y bello a la vez. Me gusta mucho.
      Con afecto.

      Eliminar
    3. La esperanza nos mantiene vivos ante las adversidades que se nos presentan.
      Muchas gracias, me alegra que así lo consideres y te guste.
      Muy afectuosamente.

      Eliminar