domingo, 31 de julio de 2016

Tras la puerta


                                                          Imagen obtenida de internet








Queda una botella, algunos cigarrillos y el temor infinito de no saber quién golpeará esta vez la puerta...     (S.K.)




No importa quién llamará, tiene que ser alguien que sepa lo que quiere, aunque sea yo, lo único que quiere, que en el fondo, si lo tiene claro, ya me parece bien.

Tengo claro que no quiero más decepciones, nada de elementos fantásticos de esos que iluminan como estrellas los días que me abandona la luna, pero que son resplandores efímeros, más pequeños que las luciérnagas.

Es importante tener reservas para poder pasar una noche, otra noche, en espera, en soledad, buscada pero soledad al fin de al cabo.

Contemplo la botella y me siento mejor, como con más seguridad, con esa fuerza extra que te da una bebida sobria, enérgica, fuerte , sin concesiones, un trago seco tras otro, hasta poder entender los sinsabores que hacen que no importe quien aporreará hoy la maldita puerta.


En verdad no tiene ninguna importancia, hay que intentar sacarse los temores de encima y para eso un trago va bien, incluso un cigarro, pero tu presencia también.

22 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hay que dejar un resquicio para ver qué...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Terrible soledad que alberga tantos temores mientras nadie se acerca a esa puerta.

    ResponderEliminar
  3. Las decepciones son inevitables. Yo no me encierro para evitarlas, uno se puede perder demasiadas cosas. Pero cada uno es cada uno.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, dejemos las puertas abiertas de par en par, que fluya el aire y la música, que nos invadan los extraterrestres con su salero zumbón. Que no cunda el pánico, que empiece la fiesta, todos son bienvenidos a la habitación de Celia ;)
      Besos.

      Eliminar
  4. Las puertas bien abiertas siempre, si total la van a forzar,mejor facilitar las cosas.
    Y las estrellas fugaces tienen su encanto y aunque sea por un segundo han dejado belleza alli por donde han pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, dejemos las puertas abiertas y contemplemos las estrellas.

      Eliminar
  5. Hace tiempo que no veo puertas.
    Todo son muros.
    Si las encuentras déjalas bien abiertas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haré, para poder hacer un muro han tenido que poner una puerta, la encontrarás.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Temores ningunos, las puertas siempre abiertas, y si hace falta se da un capotazo; me tomo un trago, y que pase el siguiente.
    Ya lo dijo Aznar en una ocasión ¡¡VIVA EL VINO!!....., y se marchó tan feliz con su Botella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues venga! Abramos bien las puertas!
      Jajaja!!! Menudo el susodicho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Son los temores los que hacen que permanezcan cerradas las puertas, si las abrimos descubriremos que todo puede pasar en un segundo y de ahí a la libertad solo hay un paso.
    Interesante texto que hace reflexionar.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Puri, encerrarnos tras una puerta para aislarnos del mundo y sus problemas, no nos puede traer nada bueno, abramos las puertas y dejemos que la vida circule libremente.
      Besos.

      Eliminar
  8. Por eso, siempre he sido enamorada de las puertas. Salida, pero también posibilidad de entrada. Éso es lo peligroso de ellas y también lo fascinante... que también conducen a infiernos propios.
    Es para reflexionar mucho tu entrada de hoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, hay que ver la doble posibilidad, entrada/salida.Lo fascinante es imaginar que puede haber al otro lado.
      Besos.

      Eliminar
    2. Ahí te dejo unas puertas mías, por si quieres ojear.
      Un beso.

      https://saboranisestrella.blogspot.mx/2012/03/las-puertas.html?m=1

      Eliminar
    3. Gracias! voy a mirarlo, por aquí también hay más de una :)
      Un beso.

      Eliminar
  9. Te voy a copiar un texto largo, pero que bien vale la pena para ayudarte a ilustrar, un poco, tu situación: lo que me recordó tu situación. Me recordó el poema "Soñar no cuesta nada", del poeta chileno Claudio Bertoni. A ver si te encuentras reflejado en alguno de sus versos. Más saludos, Alfred!

    Siempre miraba en la puerta
    en el suelo a la entrada
    por si había algún papelito
    por si se te había ocurrido pasar
    por si habías sentido la necesidad de pasar
    y siempre que volvía de la ciudad
    tenía el sueño de encontrarte ahí
    sentada en la puerta
    sentada en la escalera
    y siempre te saludaba
    y así me aliviaba,
    en una ínfima medida me aliviaba.

    También cuando los perros ladraban mucho
    pensaba que eras tú
    que podías ser tú
    porque así le ladran los perros a las personas que no conocen
    y el viento en las ramas del damasco
    y en las hojas
    y el viento en las plantas
    también eras tú
    también podías ser tú
    y los perritos que vienen a pedir cáscaras de queso
    también podías ser tú
    pero nunca fuiste tú.

    Nunca en ninguno de estos casos fuiste tú
    siempre fue el viento
    y los perritos
    y los pasos de otras personas
    y los ladridos para otras personas
    y ya no te confundo con los pies de los perritos
    y ya no te confundo con el viento entre las ramas
    y ya no te confundo con el viento entre las hojas
    y ya no te confundo con el viento entre las plantas
    y ya no te confundo conmigo
    y ya no me confundo contigo
    y ya no nos confundo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julio David, muchas gracias por ponerme estos versos. Aunque sean de una esperanza en recuperar un amor perdido cuando este texto va un poco de otra cosa, como más metafísica por decir algo.
      ;)
      Saludos.

      Eliminar
  10. Pues yo pienso que me sí uno es muy propenso a las decepciones , y para colmo se consuela con la botella de alcohol , pues mal vamos a final acabara sin ver ni puertas ni muros , ni nada y sí esperas ver a tú persona amada , está lo que hará será llevarte a alcohólicos anonimos .
    Besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este texto surgió como una sugerencia a la propuesta de Sofia puesta en su página de FB. Mi desarrollo a dado pie a todo tipo de interpretaciones, lo cual es bueno. la diferencia enriquece.
      Espero no acabar en esa buena asociación como cliente.
      Besos.

      Eliminar