sábado, 14 de mayo de 2016

Colgada en una pared


                Sala Museo Maurithsuis. (Internet)




Colgada en una pared

Desde mi atalaya, tras la barandilla, contemplo cada día, las caras de los visitantes extasiados ante mi imagen, la verdad es que el señorito Juanito me pintó muy bien, muy natural, tal como era yo en aquel tiempo y así me he quedado para siempre.

Normalmente pasan un momento frente a mí, escudriñándome, alejándose y acercándose para verme en diferentes ángulos y se van, algunos intentan hacer un retrato con esas cajitas que llevan todos,  pero Paquita siempre lo impide con su sonrisa puesta.

Lleva unos cuantos años aquí conmigo, aunque sea ridículo por mi parte hablar de tan poco tiempo; he tenido la posibilidad de ver muchas personas y cosas a lo largo de mi estancia en este museo de Maurithsuis.

De todos los visitantes, admiradores o no de mi rostro, éste ha sido el único, que me ha dirigido la palabra, lo cual al principio de descolocó un poco, me daba cierta vergüenza, ver a un tipo mayor, sentado delante de mí y charlando por los codos.

Pero su voz, se me fue haciendo una cantinela agradable, tan educado él, iba desgranado su vida y sus creencias. Sé que ha Paquita también le hacía gracia, pues cada vez ponía más la oreja e iba corriendo su taburete más hacía el banco donde se sentaba.

La verdad es qué me moría de ganas de contestarle e incluso de intercambiar unas palabras, también con ella, pues no todo lo que decía lograba entenderlo, digamos que soy de otra época.

A veces me parecía que desprendía una pena como muy honda, como si algo en su interior no acabase de salir.

Otras veces era divertido y sarcástico, como cuando se metía en cosas de los políticos, eso lo pillaba mejor, pues siempre han sido iguales.

Supe a través de sus visitas, las cuitas de sus hijos, los deseos que tenía para ellos, que ninguno tenía ganas de cumplir, pero que aceptaba el camino escogido por cada uno.

Al final su presencia se me hizo imprescindible, la verdad es que no sabía cómo pude estar tanto tiempo puesta en la pared, lejos de cualquier contacto con la gente, sin  sentir el calor humano.

Tiempo atrás, hice alguna escapada, en la quietud de las oscuras noches, en que mi presencia no era tenida en cuenta, algunos, los más veteranos hacíamos alguna excursión, para liberarnos del tedio de nuestra hermosa existencia de objetos admirados.

No eran gran cosa, dadas nuestras limitaciones físicas, pero algún divertimento nos proporcionaba, mas de todo te cansas.

Vistos desde un cuadro, el paisanaje real es curioso, son los contrapuntos a una belleza natural que por sí sola no llega a extasiarnos, le falta esa inmadurez, esa intrascendencia, esa levedad que da su presencia.

Cualquier cosa es mejor que ciertos compañeros siempre discutiendo de astronomía sin ponerse de acuerdo o bien otros haciendo una autopsia interminable cargada de morbo.

Desde los tiempos que estaba siendo plasmada en este lienzo no había visto nada tan enternecedor, salvo la mirada de deseo que me dedicaba el señorito, que no era la misma  que a la dueña de los pendientes, por cierto.

Ahora veo como se van  cogidos del brazo, hacen una buena pareja, a pesar de que él le lleva bien… bien… tres lustros. Pero que representa eso comparada con mi eternidad.


Se ha dejado el bastón, pero no he dicho nada, creo que lo ha hecho expresamente.

59 comentarios:

  1. Este me ha parecido tiernísimo.
    Y escrito de lujo.
    Te felicito.
    Me ha gustado mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la joven de la perla en una persona muy sensible dentro de su sencillez y muy observadora en su cotidianidad de chica de servicio domestico y modelo a ratos perdidos.
      Muchas gracias!
      Saludos.

      Eliminar
  2. Qué bueno estar metido dentro de un cuadro y pensar de esa manera, como si estuviera vivo observando al exterior.

    La verdad es que me ha encantado tu relato, te felicito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! La modelo está contenta con su cometido y su lugar.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Encantador relato hecho en la perspectiva de la pintura.
    Me ha encantado, está precioso relatado, muy dulce y tierno me ha parecido.
    Me ha hecho mucha gracia el detalle de los políticos, y es que por mucho que cambien las cosas en el mundo, otras siguen siendo parecidas.
    Un placer leerte Alfred.
    Un abrazo y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda, las similitudes en el comportamiento de ciertos actores sociales, varía poco de una época a otra. Hace poco estuve en un acto sobre Bernat Metge Siglo XIV, donde lo demostraron ampliamente.
      Muchas gracias!
      Un abrazo y bueno para ti también!

      Eliminar
  4. Sin saber por qué, esta situación de La joven de la Perla me ha recordado a Copito de Nieve y la expresión que tenía ante los visitantes.
    Era única.
    Están bien estas palabrejas, Alfred, nunca decepcionan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tecla! Aunque no se como tomarme ese paralelismo que manifiestas ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. genial, desde esa otra mirada, me gustó mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Guillermo, con este post cierro el cuento.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Cada cual cuenta las cosas desde su perspectiva.
    Muy interesante y bien contado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Una muestra a tres bandas de una historia en una sala de museo, con una pintura excepcional.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Qué bonito, por Dios. Me están encantando estas historias de los cuadros. Cuánta ternura.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia, Gracias por tus palabras.
      Besos.

      Eliminar
  8. Delicioso Alfred.
    Por un momento me he sentido en esa sala...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sala de un museo a la antigua, con paredes tapizadas que ahogan los murmullos de los visitantes y retiene el polvo con más ganas que una pared simplemente pintada. Los cuadros luciendo en esas paredes, destacan con sus vivos colores, expresión de toda la vida que acumulan, pues el paso de los años solo hace que revalorizarlos. Pero estos cuadros se encariñan con los sitios en los que son expuestos para ser admirados, es su forma de agradecer el tributo que reciben. En este caso, incluso se alegra de haber colaborado en una buena relación ;)
      Besos.

      Eliminar
  9. Cada uno cuenta las cosas según su punto de vista y aquí la joven de la perla nos da otra versión.
    Interesante la opción de hacer hablar a los protagonistas de un cuadro y por otro lado hacerlo con el observador.
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la historia de un triangulo, en el que nadie perjudica a nadie.
      Besos Puri.

      Eliminar
  10. Hola Alfred .... Chapo por esta 3 entrega , cada una es mejor que la anterior , y al final consiguio el señorito ligarse a la guarda de seguridad , al final hay boda o no ? Estoy super intrigada , en cuanto a la joven de la perla es todo corazón dulzura a más no poder , yo vi la pelicula y a mi sinceramente me gusto muchisimo , el era todo un artista , te deseo un feliz Domingo besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Flor, dejemos que hagan su vida en la intimidad de lo desconocido, aquí acaba la historia de un cuadro genial, un visitante charlatán y una vigilante que sabe escuchar.
      Un feliz domingo también para ti.
      Besos.

      Eliminar
  11. Me ha gustado. El guión es original y bueno. Virtualmente, ha de ser una experiencia interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras de reconocimiento.

      Eliminar
  12. Que delicia de relato y que estupendo final, con esa vanidad de las cosas hermosas mezclandose con la dulzura de lo contado... Me ha gustado muchísimo!.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eme, gracias por tu visita y tu hermoso comentario, he engordado un par de kilos bien bien.
      Me alegro de que te gustara tanto.
      Besos.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia por tus gratas y amables palabras.

      Eliminar
  14. Has realizado un bello relato con una tierna sensibilidad .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tan grato comentario.
      Besos.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Gracias Rosana, en el mundo del arte es más fácil.
      Besos.

      Eliminar
  16. Hola Alfred, lo has relatado de forma que parecía que estábamos allí mismo acompañando a Paquita presenciando la conversación, me ha gustado mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Piruja, observando con interés lo que ocurre a nuestro alrededor, ves las cosas como suceden en realidad, comportamiento de los cuadros incluido.
      Besos.

      Eliminar
  17. ¡Qué chulo! Me ha encantado. Esa estrategia de que sea La joven de la Perla la que nos cuente el relato es original y muy efectiva. Un placer de lectura.
    Saludos Alfred

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Pilar, Gracias por considerarlo original y que represente un placer leerlo.
      Saludos.

      Eliminar
  18. Alfred!! esta tercera historia, para mí ha sido la mejor. Así que piénsale muy bien... que si sacas una cuarta y todavía mejor, me desmayo!! Jaja. Toda la vida y la voz que hay en ese lienzo y sus paseos y que se enamoran los otros, la diferencia de edades.
    Ha sido un lujo leerla!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gustaría que te desmayaras por algo así, mejor lo dejamos tal cual, tres personajes, tres micros, un autor ;)
      Muchas gracias!
      Un beso.

      Eliminar
  19. Me ha encantado. Besos.

    De una gran sensibilidad.
    Muy bonito.

    ResponderEliminar
  20. Muy lindo tu cuento, visto desde una perspectiva muy diferente.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Malque, gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. ¡Qué belleza!das vida y sensibilidad al arte, te ha quedado realmente bonito :)

    Un beso Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sofya, un placer que te gustara.
      Un beso.

      Eliminar
  22. La muchacha del turbante, la de la perla, la de la mirada serena y tranquila, la que piensa, la que habla con el observador que le cuenta su vida y sus penas.
    ¡Eso es calar hondo en un cuadro!
    Es la primera vez que visito este espacio, pero me ha gustado mucho ese ingenioso diálogo.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a este rincón, donde con las letras, engarzadas en palabras, se da vida a todo lo que pueda pasar por la cabeza.
      Un abrazo Kasioles.

      Eliminar
  23. Me encanta este relato, que bellamente te ha inspirado, la serena y observadora mirada de la joven de la perla.
    Que a la vez posee la virtud de escuchar y callar.
    Una buena semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cuadros que desprenden un magnetismo al que no puedes mantenerte ajeno.
      Feliz semana para ti.
      Un abrazo Ambar.

      Eliminar
  24. Gracias.
    La receta es exquisita, pero son mucho mejores tus letras.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alimenta más y mejor tu receta ;)
      Cariños.

      Eliminar
  25. Lindo cuento que exhala ternura

    bravo por el rapsoda de un mirar pictórico. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Albada, hemos de dejar la ternura a nuestro alrededor, para hacer la vida más agradable entre todos.
      Un beso.

      Eliminar
  26. Amigo tocayo, este relato es el soberbio y digno colofón a los otros dos. La queja de lo aburrido que pueden llegar a ser sus compañeros cuadros, el sutil homenaje a Pigmalion cuando describe las miradas de deseo del "señorito Juanito" (esto es total)... No tiene desperdicio, de principio a fin.

    Mi más sincera enhorabuena por los tres relatos, sin duda alguna.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vas a emocionar con tus elogios, muchas gracias.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  27. hola :D hoy que puedo voy a perderme en tu mundo de palabrejas de más..
    tenia muchas ganas de leer algunas de tus entradas esta en concreto es preciosa. un abrazo fuere :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomate el tiempo que necesites, pasea por las salas sin prisas, ya empieza a haber mucho cosa para distraerse y perderse, en este mundo de realidad y ficción, en el que unas palabrejas, describen mi visión de cuanto me rodea.
      Muchas gracias por tu visita y tus gratas palabras.
      Un fuerte abrazo :)

      Eliminar
  28. De una maravillosa sutileza lo que hoy he leído

    felicidades , un beso y mil gracias :-)

    ResponderEliminar
  29. IdentityForce, so confident about our Identity Protection Services, that we offer $1,000,000 in covered Insurance, it's a guarantee.

    ResponderEliminar