miércoles, 13 de abril de 2016

La presentación





La presentación

Día laborable,  jueves para más señas por que el personal que suele concurrir a este tipo de eventos, los viernes se va de fin de semana.

Mucha gente, la afluencia es notable y el éxito de público está garantizado, la oferta es atractiva y por ello aceptada.

La inauguración de un negocio, en tiempos azarosos, siempre es una buena noticia, hay quién cree en el futuro, apostando  por él  y creando nuevas expectativas de actividad empresarial o ampliando las que tenía inicialmente.

Un acto de estas características que se precie, tiene que tener el famosillo/a de turno que lo presente y anime al cotarro, así como figuras de la vida social, de la farándula, del deporte que se deje ver entre el público y le dé vidilla al asunto.





Tras recorrer las instalaciones, modernas e impecables, con la presentación de los objetos del deseo expuestos para ser envidiados por la mayoría, soñados por algunos y con posibilidades de los menos para  adquirirlos.

Vamos acudiendo a las mesas con diferentes muestras de la nueva gastronomía puesta a nuestro alcance. Ya saben, muestras de cocina sorprendente en pequeños receptáculos de diseño atrayente.

Hacía años que no acudía a uno de estos eventos, tan llamativo y cuidado en su presentación, no formo parte de la sociedad del consumo, no por falta de ganas en algunos aspectos, sino por lo mismo que no iba a estos actos.

Pero esta vez me pudo la curiosidad y acepté la invitación, ver como llegas y miran la lista en la cual estas con letra bien impresa y te dan el pase con la correspondiente sonrisa, mientras deniegan a otro por no estar, te da un plus de estúpida satisfacción envidiosa.





La música, en vivo y en directo, se ofrece en estilos diferentes en salas separadas, una más intimista ofrecida por una chica de aspecto afro, tocando una guitarra española y cantando con una voz sensual  muy agradable.

En otro lugar de amplio espacio, dividido en varias amplias salas, un grupo más de pop-rock hace lo que puede.

Los invitados deambulamos a la espera de la gran presentación por parte de una conocida presentadora de tv, de los gerifaltes de la empresa y estos de las novedades presentadas al mercado.

Vamos tomando copas de cava u otros brebajes que gentilmente una caterva de camareros van prodigando con presteza a la que el nivel de la copa te decae.
Con eso se mantiene el optimismo despierto y la sonrisa facilona presta ante cualquier comentario del vecino.

Al final llega el gran momento, somos reconducidos todos a la sala principal, donde sobre una tarima están convenientemente ocultados, los objetos del deseo de cualquier cliente de pro de la firma.




En ella la presentadora con palabra grácil y verbo suelto, que lee de una chuleta consensuada con el jefe de la cosa, nos introduce en las glorias pasadas de la empresa y sus conductores hacia un espléndido futuro.

Luego el gerente, el socio principal, y  el gran jefe comercial del producto estrella, nos muestran las excelencias del producto y de sus instalaciones donde  poder hacerse con él y así mismo donde mantenerlo en perfectas condiciones hasta que nos vendan su sustituto.





Las tandas de aplausos se van alternando con las parrafadas, algunas de ellas en idioma extranjero, que por ser del imperio, tendríamos que conocer todos, aunque no sea así totalmente.

Llegado el momento se produce el clímax, unas bellas azafatas con la sonrisa puesta a juego con la minifalda, o el pantalón ceñido según el caso, descubren las telas que a modo de cortinas de inauguración nos dejan a la vista los dos productos estrella escogidos para el momento.





Aplausos generalizados y un discurrir de gente hacia la salida, donde los deportistas y demás gente retribuida por estar presentes ya hace rato han desfilado.
En la salida, algunos supongo que afortunados, somos obsequiados con un regalo por parte de uno de los sponsors del acto.




Todo muy bonito, muy bien presentado, con mucha atención por parte del personal y con todos los detalles cuidados al máximo. ¡Ni un pero!




Las fotos de mi autoría, dan fe de los artículos presentados y el ambiente vivido en el lugar, la noche de autos.




28 comentarios:

  1. Un evento de lo más laborado, aunque no son de mi agrado. Las imágenes excelentes. Lo importante es que me da que lo has pasado bien.

    Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno son actos en los que unos van a ver y otros a ser vistos, para mi que iba de observador sin ningún excesivo interés por lo que ofrecían, a pesar de que me gustan los coches y todo lo que tiene que ver con ellos, fue más un acto de carácter sociológico, que es la mirada que trato de hacer notar.
      Un abrazo querida amiga.

      Eliminar
  2. Me alegra wue hayas disfrutado . Besos.
    Buen reportaje.

    Un abrazo.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirado como un espectáculo, es muy entretenido y además nos trataron muy bien.
      Muchas gracias!
      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Cobra a la marca tu reseña estupenda!! No te compraste ninguno de estos objetos de deseo? :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Ya me gustaría sacar algo de provecho, gracias por tu opinión. No, no compré nada, digamos que no son muy de mi gusto y encima están muy lejos de mis posibilidades ;)
      Un beso.

      Eliminar
  4. No me suelo sentir cómoda en estos actos que invitan al consumo de forma tan artificial y fría. Pero bueno...si ya tienes intenciones, supongo será útil. Buena descripción. Una cosa no quita otras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son actos para que estén cómodas cierto tipo de sensibilidades, pero me lo tomé más como un estudio sociológico ;)
      Intenciones ninguna, gracias por tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Gracias por mostrarlo por dentro.
    Cuando alguna vez he asistido a algún acto parecido siempre me he sentido incómodo... esto me viene de pequeño...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hizo gracia ver un evento de estos, después de tantos años de no haber participado. Ahora lo vi de una forma más aseptica sin sentirme involucrado, ni como espectador, ni como seguidor de la marca ni como nada.
      Saludos.

      Eliminar
  6. A mí tampoco conseguirían involucrarme.
    Soy un público difícil para este tipo de cosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que los blogueros somos gente de costumbres tranquilas y poco dados a cierto tipo de parafernalias ;)
      Besos.

      Eliminar
  7. Lo cierto es que no me gustan mucho ese tipo de actos, pero creo que es algo a lo que, independientemente de ello, debemos asistir al menos un par de veces en la vida de tener la posibilidad... Cuestión de amplitud de miras.

    Pd. Por un momento pensé que el mini era obsequio de participación:) pero creo que no

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, aunque seamos de natural discreto, es bueno echar un vistazo a este tipo de actividades, ni que sea simplemente por vivir la experiencia.
      Pues no, el Mini estaba como nueva presentación de la versión descapotable o cabrio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Interesante para bolsillos que se lo permitan, si. Choque entre la España real y la acomodada, aunque siempre ha sido así. De donde saca la gente el dinero?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso a sido así siempre, en todo momento y lugar.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Interesante reportaje contado desde dentro. Me han gustado las fotos y la fina ironía de tus letras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita, igual se me nota un poco mi desapego por este tipo de actos :)
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Lo has descrito tan bien que es como si hubiéramos estado. He ido tan solo a uno de ellos en mi vida y... me aburrí muchísimo.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Bueno digamos que en algunas épocas de mi vida laboral, fui a más de uno por obligación.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Ya veo que no es lo tuyo.Bueno como curiosidad, pero uno y no más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo como muy banal, son actos de una gran superficialidad.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Actos de presentación de un modelo de coche, así de entrada suenan a aburrimiento, pero lo has explicado de tal forma que parece interesante. Yo no estoy por comprar modelos novedosos y caros, pero reconozco que me ha gustado un auto que fotografiaste.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso presentaban el nuevo local de esta firma concesionaria y de las dos últimas modelos de sus representadas, pues BMW Y NINI, funcionan como marcas diferentes. Como me puse el traje de reportero Tribulete, hasta se me hizo distraido y todo el hecho de estar ahí para contarlo :)
      Un beso.

      Eliminar
  13. A mí de estas cosas lo que me gusta es tomarme unos vinitos ;) jajaj
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estamos de acuerdo, aquí ese apartado lo tuvieron muy bien cubierto :)
      Besos.

      Eliminar
  14. Ayer traté de entras tropecientas veces aquí, pero mi ordenador no estaba por la labor...tal vez quedó prendado de uno de esos autos fantásticos y del envoltorio para llegar a ellos.
    Un lujo para pocos, pero que nos has contado de manera muy apetecible, como siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno ve que ya lo has solucionado. Realmente eran de un lujo solo permitido para algunos. Muchas gracias por tu comentario halagador.
      Besos Marinel.

      Eliminar