miércoles, 24 de febrero de 2016

Estampa familiar

                                                           Foto del autor





Los dioses no estaban atentos, se pusieron a jugar a los dados y en el fragor del juego, desatendieron sus obligaciones de velar, cada uno por su obligación principal.

Pero ya se sabe que estar siempre pendientes de todo en todo momento es muy pesado y poco divertido, encima están los hombres siempre enredando en todo.

Zeus se mantenía distante, en su papel de estar por encima del bien y del mal, marcando autoridad con la distancia, no le gustaban mucho los juegos pero peor eran las peleas.

Siempre contemplaba con arrobo a su preferida  Atenea, abstraída en sus lecturas no participaba en la vorágine que entretenía a sus congéneres.

Afrodita estaba más pendiente de ser admirada que por el juego en sí, en el cual sólo participaba en calidad de mostrarse en toda su esplendida belleza  y en consecuencia ser admirada y enviada por todos los demás.

Apolo intentaba una y otra vez, dejar los dados en conjuntos armónicos, buscaba que los números mostraran bellos efectos al quedar expuestos sobre la tela de seda, que amortiguaba su caída.

Urano se distraía, haciendo rabiar a sus compañeros, en oscurecer el cielo a su voluntad, para mover los dados sin ser visto, cuando la jugada no le era propicia. Provocando con ello el enfado de Helios, que no le gustaba que le taparan a capricho con unas nubes.

Poseidón se entretenía en agitar las aguas del mar, creando unas inmensas olas que eran el gozo de los presentes, para impresionar a Demeter absorta en las mieses. Pero Selene le retiraba cantidades ingentes de agua con las mareas, evitando así las salpicaduras molestas de la fría agua salada y de paso mostrándole su poder.

Ares se aburría, sin un mal soldadito que llevarse a la boca y esperaba ansioso poder ganar un turno a los dados para poder hacer una de las suyas, una buen aguerra mantenía a todo el mundo ocupado y regeneraba el espacio político de los pobres humanos.

Dionisio con la mirada turbia, esperaba que Hefesto se dignase a empezar un buen fuego con el que poder cocinar las viandas que Artemisa pudiera traer al acabar el juego, que ya estaba durando demasiado según él.

Hades y Perséfone maquinaban juntos a cuantos de los presentes se podrían llevar a su terreno para garantizar unas mejores posibilidades para ellos. Aunque todos se mostraban esquivos ante su presencia y no les daban la espalda jamás.

Odiseo en una esquina, oculto a todas las miradas, excepto claro está la de Zeus, se dedicaba a limar astutamente los cantos de los dados, para facilitar jugadas más beneficiosas para sus intereses. Como no estaba a su nivel, los demás jugadores no hacían mucho caso a sus artimañas y en su desprecio estaba parte de la victoria del astuto Odiseo.

Hera lo contemplaba todo con el cariño de una madre, viendo a sus vástagos, entretenidos y en buena armonía; suspirando para sí, pensando cuanto iba a durar esta calmada situación.

Llegando Nyx con la respuesta, al oscurecer con su manto toda la amplia estancia en donde se desenvuelve tan grácil escena familiar, imponiendo el orden que obliga al consabido descanso del cual Eos dará aviso de su fin.
  


20 comentarios:

  1. Nuevas distracciones para los inmortales seres que habitan en el Olimpo ;-)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las familias numerosas, que ya no se dan, será por la falta de incentivos? Tenían estos comportamientos, creo yo! ;)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Dios no juga a los dedos,Einstein, hasta que trabajo con las matemática quantica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese Dios, vino más tarde y cogió los dados de Ulises ;)

      Eliminar
  3. Reunidos los dioses, cual juegos de geyper, qué peligro tienen

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no dejan de ser una familia reunida y en todas hay un poco de todo. :)
      Un beso.

      Eliminar
  4. Estàn guapos en esa estampa familiar. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Han posado para esta especie de fotografía para el álbum :)
      Abrazos!

      Eliminar
  5. Ha sido así, sigue siendo y será.
    Los dioses siguen sin estar atentos,no lo están y se ponen a jugar a los dados. En el fragor del juego, desatienden sus obligaciones de velar, cada uno por su obligación principal y se ponen a jugar... al juego de la cleptomanía.Mientras la familia,la numerosa especialmente, desaparece.
    Preciosa fotografía.

    Besos.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No prestan la debida atención a lo que sucede aquí abajo, estamos fuera del interés del Olimpo.
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  6. Muy ingenioso.
    Todas las familias tienen su qué... hasta las de los Dioses.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toro, como se dice vulgarmente, en todas partes cuecen habas :)
      Saludos.

      Eliminar
  7. La familia que se entretiene unida, permanece unida.

    ResponderEliminar
  8. Esta familia estaba sobrada de dioses y así les fue. Juntos y revueltos.
    Besos Alfred.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una familia peculiar con las desavenencias de una tradicional :)
      Besos Puri!

      Eliminar
  9. Me has recordado la reuniones de mi ex familia jajaja
    Todo paz y armonía :P solapando una inmensa hipocresía

    Buen texto me gusta toda la temática de la historia antigua incluidos sus dioses .. otra cosa que que esté de acuerdo o no con sus menesteres

    besos y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno en todas las familias hay de más y de menos, al menos parece que tú ya te has librado :)
      Muchas gracias!
      Besos y buen finde!

      Eliminar
  10. Las deidades siempre tan fascinantes :)

    Besos Alfred!

    ResponderEliminar