viernes, 25 de diciembre de 2015

UNA VENTANA




                          Foto del autor

La Ventana

Estaba cerrada, los últimos suspiros había emigrado a la ciudad, junto con los trinos tardíos que anunciaban el fin del estío.

Muchas miradas a través de ella, habían cerciorado el estado del tiempo, la naturaleza embravecida, las visitas intempestivas, la admiración del paisaje, la luna misteriosa o el salir del sol majestuoso.

El susurro de la mies al brotar, apaga los pasos que la formación de hormigas, siempre disciplinadas, ejecutan con la marcialidad a la que están acostumbradas.

Pero tras ella, todo eso no importa, tal como está, prescinde de los sonidos del campo, aísla de las inclemencias y no presta atención a las tormentas, incluso es ajena a los cantos de los niños, persiguiendo patos.

Cuando la tormenta de piedra aporreo su madera, se forma una música que inunda la pared de un tintineo  sordo que los pájaros ausentes hubieran aleteado.

Pero la ventana está sorda, no oye a los pobres diablos, que a sus pies se posan, a pedir un poco de cobijo, perdidos por caminos enfangados, intentan llegar a la salvación de una casa, que les proteja.

No hay nadie para escuchar peticiones de ayuda, y si lo hubiera, la ventana está cerrada.

Una pareja joven, ansía la protección que tras una ventana pueda haber, para el hijo que esperan. 

Pero no tienen una paloma que les hable, una estrella que les guíe ni unos pastores que les alimenten.

La ventana está cerrada.   


30 comentarios:

  1. Ventanas cerradas a cal y canto...
    Hoy como ayer, como hace miles de años el egoísmo goza de excelente salud.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No se si lo he entendido bien, pero hay una parte de la sociedad, que ignora a la otra parte, tenga las necesidades que tenga.

    Un saludo reflexivo.

    ResponderEliminar
  3. Alguna pareja que espera un hijo, no hayan cobijo, ni por Navidad.

    Buen texto. Un beso y feliz Navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Hay muchas parejas con o sin hijos, intentando encontrar cobijo.
      Un beso y Feliz Navidad!

      Eliminar
  4. La ventana está sorda y no te siente, pájaro perdido en medio de la lluvia. Inútil te será tu llamada.
    Vuelve a la rama.
    Vuelve a tu ser.
    Una buena descripción, Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una triste ventana incapaz de ser abierta para escuchar, ver, sentir, que pasa afuera.
      Gracias Tecla.

      Eliminar
  5. Cruda y real metáfora de la ventana del alma

    un beso

    ResponderEliminar
  6. El egoísmo, la insensibilidad, la ceguera de la sociedad representada en una ventana cerrada. De la ventana hacia adentro, los idiotas siguen prejuzgando el mundo que temen porque eligen no conocerlo.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu metáfora...Sí...Precioso texto Alfred

    Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sofya, lo lamentable es que seguimos igual año tras año.
      Besos! :)

      Eliminar
  8. Imagino por un momento que mi vida es una casa llena de ventanas y que alcanzar la plenitud significa que todas estas ventanas están abiertas.
    Cuando hay rencores, reproches y egoísmo, muchas de esas ventanas permanecen cerradas, como la de tu post, por ejemplo.
    Un hogar con ventanas abiertas es un espacio por donde el aire corre, las cortinas se levantan y el bienestar te alcanza.
    Excelente metáfora Alfred, precioso post.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Daphne, la luna entrará por tu ventana abierta, acariciándote con su luz.
      Un beso.

      Eliminar
  9. La falta de sensibilidad de esta sociedad hace que muchas veces detrás de una ventana pasen cosas como las que tu cuentas, el resto del mundo vive ajeno a lo que otros sufren, incluso en estos días no todos son felices.
    Un beso Alfred y muy buen relato.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es cuestión de no hacer oídos sordos a lo que ocurre a nuestro alrededor.
      Un beso Puri, Que tengas un fantástico fin de año!

      Eliminar
  10. Ojala un dia se abra esa ventana y exista igualdad, paz y amor en el mundo. Que estas fiestas sean inspiracion hacia la auto reflexion como lo hiciste con tu post, profundo e importante.
    Feliz 2016!

    ResponderEliminar
  11. Buena metáfora sobre ese egoísmo que impera en nuestra sociedad, que nos hace mirar hacía otro lado porque así si no nos enteramos, igual no nos toca.
    En esta época de desear...ojalá se abrieran más ventanas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo las columnas de refugiados, se te ocurren estas cosas en contraposición con estas fiestas.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Una pena que la metáfora sea cierta...qué pocas personas abren la suya...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Un relato precioso y triste al mismo tiempo.
    Todos en algún momento cerramos ventanas, no hay que eludirse de la responsabilidad como parece que lo hacen algunas personas, como si ellas abrieran las puertas y ventanas a todo el que lo necesita.
    Cuanta hipocresía.
    Un placer leerte Alfred.
    Un abrazo y Feliz Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda! Muchas gracias! El que este libre de culpa que tire la primera piedra, tienes razón.
      Un abrazo y feliz Año Nuevo!

      Eliminar
  14. Muchas ventanas cerradas a lo largo del camino de la vida. Es mejor asumirlo cuanto antes. Esperanza pero sólo con unos pocos. Hay que tener mucho ojo para no equivocarse ni salir escaldado.

    Me encanta tu rinconcito. Me quedo. Me lo quedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de apertura no hace daño.
      Todo tuyo, se aceptan alagos y criticas, todo enriquece.

      Eliminar