martes, 1 de diciembre de 2015

UNA CERVEZA







                                      Foto del autor ( Sin ánimo de lucro)


Al doblar una esquina


Nos veremos un día
al doblar cualquier esquina
pero ya no me reconocerás.

Pues el tiempo de las confidencias
caducó arrastrado por las lluvias
de  final de un verano.

Qué nos trajo un otoño
cargado de nostalgias
como siempre.

Retomaremos nuestros andares
contoneándote tú
súper seguro yo,

Nos alejaremos el uno del otro mientras
se nos borra la sonrisa
de lo que pudo ser y se quedó.

En un abrazo
un apretón de manos
Y  un hasta siempre.

Me tomaré una cerveza
mientras olvido el sabor
con qué otra boca
podría degustarla.

24 comentarios:

  1. Lo que más suele doler es el desaliento que deja la vida en la boca, ese amargo sabor que queda y que a veces es imposible dejar de paladear.
    Si los poemas tuvieran sabor, este me sabe triste… y es muy bello.

    Besos Alfred.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cerveza deja un regusto amargo, pero refresca, alimenta y es muy buena, y tiene un bonito color, no puedes prescindir de ella. Verdad?
      Besos Daphne!

      Eliminar
  2. Suave...suave despedida
    Debo decirte que me encanta la cerveza y si...a mi tambien me serviria en una .... suave despedida
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las despedidas, pueden ser abruptas, bruscas,cándidas e incluso desesperadas y ya puestos, suaves como tú dices, en todas cabe una cerveza como contrapunto.
      Cariños.

      Eliminar
  3. A veces dejamos que el destino nos maneje a su antojo.
    Será que no nos motiva lo suficiente la realidad?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si los personajes que nos rondan por la cabeza, tienen el destino ya trazado, imagínate los reales!
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hay cosas que pasan y personas que no se quedan, pero desde luego, nada como una buena cerveza para recordar que una vez pasaron y estuvieron con nosotros.

    Un beso Alfred!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la cerveza te deje un regusto amargo, que bueno fue el trago, cuando te la tomaste.
      Un beso Sofya.

      Eliminar
  5. Muy Sabinero, otra vez aciertas moviendo sentimientos, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahg! Siento en mis carnes la entrada de la daga traidora que en un cumplido, supuesto y bien intencionado, menta el golfo irredento, al cual condeno a los infiernos de la indiferencia. De nada!

      Eliminar
  6. La vida es así. No por querer saborear, saboreamos ni por anhelar encuentros nos encontramos.
    Amarga como la cerveza es la vida a veces, sí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida está llena de claroscuros, pero hay que saborearla en toda su extensión, aunque haya etapas que nos gusten menos.
      Con ese amargor, recuperamos el gusto por lo dulce.
      Besos.

      Eliminar
  7. Amores de verano, donde los encuentro se hayan, pero pasajeros como la propia estación..
    Me encanta la primera estrofa donde se recopila toda la intención.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amores con caducidad programada, fruto del ritmo de los tiempos en no hay reflexión ante la relación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Una separación, poéticamente bien contada. Siempre son tristes porque siempre es un fracaso, queda la nostalgia.

    Un saludo, tomando una cerveza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las separaciones, son un fin de ciclo, fracaso o no, a veces depende del regusto que te dejen, como la cerveza.
      Alzo la jarra para brindar!!!

      Eliminar
  9. Las amarguras producidas por una separación son tristes, la cerveza tiene ese gusto amargo pero no por eso dejamos de disfrutarla.
    Brindemos pues con buenos momentos con ese sabor amargo.
    Besos Alfred
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brindemos con cerveza, apuremos su amargura y borremos las amarguras impuestas.
      Besos Puri.

      Eliminar
  10. Que triste amigo, pero con la esperanza de un nuevo reencuentro bien se merece un brindis!! Me ha encantado leerte. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco triste, como todas las despedidas, algunas momentáneas y otras definitivas, Brindemos en cualquier caso.
      Besos.

      Eliminar
  11. Siempre es triste lo que pudo ser y no fue
    aunque la vida nos traiga nuevos colores .. nuevas ilusiones
    ese regusto amargo queda ... aunque nos sacudamos la cabeza y digamos que no

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que dejar las tristezas y asumir los finales, aunque evidentemente cuesta, quedando ese regusto amargo.
      Besos.

      Eliminar
  12. Lo que pudo ser y no fue... luego con el tiempo se trata de sea y tampoco. Hay que dejar a lo que no pudo ser así quietecito.
    Muy buenos versos, Alfred. Te felicito de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosa son y suceden a su ritmo, y a veces evolucionan y se desarrollan y a veces mueren al poco del inicio.
      Muchas gracias Sara.
      Un abrazo.

      Eliminar