sábado, 27 de diciembre de 2014

AUSENCIA



                                                     El faro de Edward Hopper



Al pie de un faro te dejé, con unos pétalos de rosas bailando al agua, que las olas mecían sin descanso, allí donde paraste tu camino.
El tiempo transcurrido no hace sino acrecentar en mí, la sensación de tú ausencia, en todas las acciones, estábamos para compartirlas, ahora la mayoría de las cosas, sin ti no las entiendo.
En estos días, de celebraciones en familia, las ausencias calan más hondo, en el momento del brindis, una copa no se eleva, aunque todas suenen por ti.
Los recuerdos se agolpan, las emociones afloran, los conciertos rememoran, la poesía de nuestros momentos se siente.
Noto el calor que me quieren dar, saben que un frío gélido anida en mi interior, amigos y familia se vuelcan en recuperar los rescoldos, que me permitan seguir.
Tal como quieres que sea, pues siempre pusiste todo el anhelo para que siguiera, incluso en aquello que pudiera no convencerte.
Tendré muchas o pocas lunas por ver, pero ninguna será tan espléndida como la última compartida, esa que estaba dedicada a ti.
Mientras la brisa acaricia las plantas,  que intento regar con el mismo mimo que tú, pienso en tus cabellos al viento.
Escucho el lamento del saxo, que nos sonaba grato y alegre cuando compartíamos el placer de escuchar esas baladas.
La abrupta manera de separarnos, sin despedirnos siquiera, hace que tenga que improvisar mi camino, ese en el que ya no me guiarás.
Pero espero hacerlo de forma que puedas sentirte orgullosa de mí andar.






7 comentarios:

  1. Las semanas dan pasando, pero veo que en efecto, ese frío sigue muy hondo. Es normal. Es un texto muy sincero, que sabe a tristeza y sobre todo a ganas de seguir..compartiendo.

    Un abrazo Alfred.

    ResponderEliminar
  2. Duele, duele......hay que seguir....seguir.... y con el tiempo compartir esta ausencia con alegrías y sorpresas

    un abrazo de corazón
    Gema

    ResponderEliminar
  3. Es un texto de pérdida y de angustia por lo que ya no está, por ese momento no vivido y siempre presente, por esa lágrima no vertida pero si sentida. No se si refleja algo personal, pero si es así mucho ánimo para seguir adelante.
    Un abrazo y cariño.
    Puri

    ResponderEliminar
  4. Simplemente: muy triste, aunque genialmente llevado a palabras. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Alfred, he llegit tots els teus darrers escrits i realment són fascinants! Tenen molt de sentiment i són molt intensos.
    T'animo a continuar expresante per aquest mitjà i et dono tot el meu suport.
    A veure si em guardo bé el blog i et llegeixo més sovint!

    ResponderEliminar
  6. Es dolorosa esa ausencia, llega al alma.

    ResponderEliminar